1. Verano oscuro

El dúo Mueran Humanos, formado por los argentinos Carmen Burgess y Tomás Nochteff, ambos radicados en Berlín, practica un estilo cercano al post-punk y al synth pop de mediados de los ochenta, pero con una personalidad absolutamente propia: sus canciones alternan pasajes de contemplación con momentos no solo perfectamente propicios para la pista de baile, sino también para el absoluto descontrol. Como parte de la gira latinoamericana de difusión del disco “Miseress”, Mueran Humanos ofrecerá el 24 de febrero una presentación que promete ser incendiaria en la discoteca Nébula, en la que, además, el dúo tendrá un telonero de lujo: la notable banda local Liquidarlo Celuloide.

2. Resistencia punk

“En épocas de crisis se hace mejor rock and roll”, es uno de los clichés que se desperdigó con más fuerza entre la prensa musical de Estados Unidos luego de la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales del año pasado; y el contundente debut de la banda Priests, cuarteto originario de Washington D.C., parece corroborarlo: una avalancha sonora que se sirve del punk, el funk e incluso el free jazz para disparar una ráfaga de diatribas contra el sistema que trae a la memoria la intensidad de otros actos imprescindibles de tiempos recientes, como Savages o Sleater Kinney. “Nothing Feels Natural” es justamente el tipo de disco que el mundo necesita en temporadas convulsas como la que nos ha tocado vivir: música urgente, revulsiva, vital…

3. Regreso del dub

Ya estuvo antes entre nosotros, pero siempre será una gran noticia que se anuncie una nueva presentación en Lima del enorme Mad Professor, el legendario DJ y productor natural de Guyana que ha prestado su alquimia en el estudio de grabación para una genuina constelación de estrellas: desde los Beastie Boys hasta Massive Attack. La cita será este jueves 16 de febrero en una locación aún no revelada en el distrito de Barranco. Las entradas ya están a la venta en joinnus.com.

4. El legado de George Michael: se anuncia una oportuna reedición del clásico Live Without Prejudice

El ‘body count’ de celebridades del nefasto 2016 tuvo un colofón ciertamente inesperado con la sopresiva partida de George Michael, el 25 de diciembre, a los 53 años.

El músico inglés ya no tenía la trascendencia mediática que lo acompañó durante la etapa “imperial” de su carrera, pero aun así el golpe fue muy fuerte. Entre la apoteosis de Wham!, el suceso global de “Faith”, su debut solista y, especialmente, la excelencia de “Listen Without Prejudice Vol. 1” (nunca hubo un volumen dos), sin duda su mejor trabajo discográfico, Michael supo esquivar los estereotipos con los que solía ser estigmatizado para forjar una trayectoria artística muy respetable: fue uno de esos íconos del pop al que terminaremos recordando más por sus buenas canciones que por su aspecto físico o los escándalos que protagonizó, que en el caso del autor de “Freedom ‘90” no fueron precisamente pocos.

La reedición de “Listen Without Prejudice”, prevista para el mes de marzo, incluirá, en tres dicos, el concierto ‘unplugged’ que el artista ofreció para la cadena MTV en 1996, videos promocionales, un documental sobre la grabación del disco y una jugosa selección de covers y temas inéditos. La estaremos esperando.

Por Raúl Cachay