El último fin de semana, una de las revistas más importantes del mundo tuvo entre sus páginas una de sus ilustraciones. Pero esa no era la primera vez que un trabajo suyo aparecía en The New Yorker. Antes del retrato de Stephen King, que acompaña un texto firmado por el propio escritor, otras dos sus obras ya se habían ganado su espacio. Primero fue un homenaje a David Bowie tras la noticia de su muerte. Luego, una caricatura de Donald Trump ilustró un análisis los primeros meses del presidente electo de Estados Unidos. Para que nos cuente más sobre su trabajo, que ya es solicitado por gigantes internacionales y que cada día acumula más y más seguidores, conversamos con el artista peruano Cristhian Hova.

Primero llegaste a The New Yorker por un trabajo ya hecho de Bowie. ¿Fue diferente el contacto para las ilustraciones de Trump y ​King?
Eso se ha dado por la intervención de agencias en el extranjero que se dedican a representar artistas gráficos y se especializan en este mercado mundial. Entonces mandan comisiones tanto como con DC Comics, Warner, Marvel, 20 Century Fox… A veces hay que hacer posters alternativos pero oficiales. Esta es una situación distinta en Perú, ya que no existe ese mercado como sí lo hay afuera. Al menos en Lima, un artista gráfico es tratado como una especie de peón mal remunerado. Esa es la razón por la que busqué oportunidad fuera.

¿Qué esperabas cuando empezaste con la página?
Mi página solo la uso para compartir dibujos y trabajos. Siempre ha sido así.

A post shared by Cristhian Hova (@cristhianhova) on

¿Esperabas que, por ejemplo, Liam Gallagher posara con su retrato?
Eso de mi cercanía con profesionales del arte o música es algo que llama la atención al resto en Lima. Y me han hecho la misma pregunta. Creo que cualquiera puede hacerlo, solo tienen que decidir salir. Creo que es lo que hice, eso pienso. Sin saber, se abren posibilidades y conoces fácilmente gente del círculo mundial… Terminan siendo anécdotas pasajeras. Yo seguiré dibujando.

¿En qué situación se encuentra la posibilidad de participar en el Comic-Con de este año? ¿Y qué representa está chance para ti?
Mi primera participación fue en el Comic-Con San Diego 2016. No sé si volveré. Me llegó la invitación de este año por parte de la organización, fue repentina ya que no estaba en mis planes y para poder volver necesito apoyo de auspiciadores o PromPerú. No he tenido contacto para pedir apoyo. No sé mucho de esos temas. Pero si hay una posibilidad, volvería. Si no se puede, a seguir trabajando en lo mío.

Poster alternativo para “Spider-Man: Homecoming”, nueva película que será protagonizada por Tom Holland y Robert Downey Jr.

¿Qué crees que es lo que más le gusta de tus obras a tus seguidores?
Aun no sé. La mayoría son dibujos por ocio, muy a parte de los trabajos para agencias. Desde siempre he hecho dibujos pensando que me gusten a mí, sin pensar si le va a gustar el resto. Hasta ahora es así.

Pese a todo, también debes haber tenido comentarios negativos…
Sí, hay de todo. Pero si todos fueran comentarios positivos no estaría contento con mis dibujos. La crítica me ayuda a mejorar.

Cristhian Hova estudió Publicidad y el año pasado tuvo su primera muestra individual llamada “Vintash”.

¿Qué tan importante sientes que es la comunicación y retroalimentación que experimentas con las redes sociales?
Lo veo como un “hoy pueden hablar de ti, mañana no”. Es pasajero.  

Alberto Montt dice que si bien las redes sociales ayudan a llegar a más gente, no hacen todo más fácil, porque hay tantos artistas que a veces es difícil poder destacar. ¿Qué opinas sobre esto?
Cuando decidí dedicarme al dibujo solo quería divertirme. Me sigo divirtiendo y pienso que si mi ambición hubiera sido algo como estar en un top ten o destacar y esas cosas, habría distraído mi verdadero objetivo de disfrutar lo que hago. 

Además de los homenajes y retratos, tienes ilustraciones que critican a la política y la sociedad, pero siempre con un toque creativo e incluso sarcástico…
Tuve maestros de la caricatura política. Conocí muchos durante mi juventud y es por eso que tengo influencias de la vieja escuela, como Alonso Núñez Rebaza, Mechain Doroteo, Carlín Tovar. Son peruanos y creo que ha sido una gran oportunidad aprender de ellos. 

Si tuvieras que elegir una de tus ilustraciones por encima de las demás, ya sea por cariño o relevancia, ¿cuál sería?
Hasta ahora ninguno, siempre termino retocando algunos o dejando al olvido… Quizá el de Astro Boy, que hice cuando participé en Tokio.

Por Omar Mejía Yóplac