Cusqueña reunió sus variedades de cerveza con platos representativos de la gastronomía peruana en Cusqueña Terra, el evento al aire libre realizado el pasado 10 de junio en el Club Hípico Militar. Restaurantes como Baco y Vaca, Yume, Lima Sabrosa, Barra Parodi y helados artesanales Majísimo prepararon platos especiales para ser maridados con Cusqueña Dorada, Negra, Trigo, Roja y Quinua. En esta crónica te contamos lo mejor de esta sabrosa experiencia.

El llamado de la carne

Un suave aroma a brasas y una fina columna de humo atraía a la gente hacia el espacio Baco y Vaca en Cusqueña Terra. El restaurante, especializado en carnes, presentó dos aperitivos.

El primero consistía de unos anticuchos de corazón, cuya textura y sabor maridaban con la intensidad de una Cusqueña Roja. César Sequeiros, cocinero de Baco y Vaca, recomiendaba comerlos a término medio. “En ese término de cocción se disfruta mejor con las cebadas malteadas y el amargo de los lúpulos de la Roja”, explica.

Otra opción fueron los anticuchos de picaña. En este caso, el chef de Baco y Vaca indica que esta parte de la res puede disfrutarse igual si es a término medio o tres cuartos. Para acompañar, sugiere una Cusqueña Trigo, cuyo sabor refrescante va bien con la carne, los embutidos y los jamones.

Fusión oriental

El restaurante de fusión oriental Yume presentó dos platos basados en ingredientes marinos.

Uno de ellos fue el maki acevichado, un clásico de la cocina nikkei. Eduardo Chang, chef de Yume, aconseja combinarlos con una Cusqueña Dorada. “Es un plato cremoso que va bien con una cerveza ligera”, explica.

De otro lado, para quienes se atrevían a probar cosas nuevas, Yume sirvió un Taco Katsuo. Se trata de taquitos crocantes, rellenos de crema de palta, brotes de alfalfa, pepino japonés y tartar de bonito con salsa de ostión. Recomienda comerlos acompañados de una Cusqueña Trigo. “Es un plato fresco, además de cremoso. El trigo detiene su cremosidad en boca”, indica Chang.

Taco Katsuo

Asimismo, el chef invita a probar en el local de Yume un Tiradito con pulpo y salsa parrillera, que va perfecto con una Cusqueña Roja.

Del mar a la mesa

Los sabores de la comida marina peruana llegaron gracias a Barra Parodi. Esta restobarra, ubicada en Lince, sirvió dos clásicos de la gastronomía nacional. Para empezar, los cocineros de Barra Parodi ofrecieron un tradicional ceviche de pescado. La frescura del mar, junto a los demás insumos como la cebolla, el limón y el ají, van bien con una Cusqueña Trigo.

Bebé ceviche ? #BarraParodi #CusqueñaTerra #Ceviche #FoodPorn #Food #Comida #ComidaPeruana

A post shared by Blanca Segura (@blanca1710) on

Otra de las propuestas fue un sabroso Arroz con Mariscos. Los langostinos, calamares y pulpos, en combinación con el arroz cremoso, realzan su sabor si se acompañan de una Cusqueña Quinua.

Comida sobre ruedas

Una larga cola se formaba al costado de una furgoneta. El food truck Lima Sabrosa causó sensación con las Alitas BBQ y sus hamburguesas, ambas preparadas exclusivamente para Cusqueña Terra.

Las alitas a la barbacoa estaban hechas con una reducción de Cusqueña Negra. “Tienen un dulzor que vienen bien para acompañarlo con una Cusqueña Negra”, indica Alejandro Acuña, creador de la marca Lima Sabrosa. “Se eligió esta variedad de Cusqueña porque el comensal puede sentir el sabor similar de ambos productos al mismo tiempo”, explica.

Además, Acuña creó una hamburguesa especial para ese día. Estaba elaborada con 200 gramos de carne artesanal, queso fundido de Cajamarca, cebollas caramelizadas (hechas con una reducción de Cusqueña Dorada) y pan Brioche. “Todo estos insumos, más el dulzor de las cebollas y la reducción, maridan con una cerveza ligera como la Cusqueña Dorada”, recomienda el chef, que desde hace cuatro años creó Lima Sabrosa. Anuncia que pronto abrirá un local.

Dulce creación

La felicidad se esconde en las cosas simples de la vida. Una de ellas: los helados. Majísimo es la marca que creó María José Muñoz. “Nuestros helados son 100% artesanales”, sostiene la propietaria. Para la preparación de sus productos utilizan leche del establo La Querencia, café de Villa Rica y chocolate Magia Piura. “Le ponemos mucha dedicación y cariño desde el insumo hasta la preparación”, acota la empresaria, que distribuye sus postres en restaurantes como Madame Tusan, La Trastienda, Armónica, La 73, entre otros.

Si estás en el Cusqueña Terra date un alto en nuestro stand #cusqueñaterra

A post shared by Majísimo Helados Artesanales (@majisimo_helados) on

Majísimo también estuvo en Cusqueña Terra con una creación especial para el evento. Fue un helado de dos bolas hechas a base de vainilla de Madagascar y chocolate norteño Magia Piura al 60%. Como toppings, tenía una salsa butterscotch, maní garrapiñado y nubes de chocolate. Lo bañaba una salsa de caramelo elaborada con una reducción de Cusqueña Trigo. “La cerveza le da un toque especial a la salsa de caramelo. Le corta el dulce y le da el ‘amarguito’ clásico de esa bebida”, afirma Muñoz.

Un buen acompañante de esta delicia creada por Majísimo es la Cusqueña Negra. “Primero pruebas la cerveza y luego el helado. Saborea, disfruta y vuelve a probar la cerveza”, explica Muñoz. “No cambia el sabor ni de uno ni de otro”, añade.