Alyssa Edwards en Exodo.

Picture 2 of 14

¿Será culpa de Netflix o es solo que el encanto de RuPaul trasciende toda frontera? De repente en las noches de Lima salir de fiesta con las más grandes reinas es algo casi cotidiano. Pero en realidad se trata de un hecho extraordinario que viene ocurriendo casi cada fin de semana. 

No sabemos cómo habrán estado sus agendas, pero nosotros nos pasamos una tarde conversando con Kim Chi y Naomi Smallsen camerino y detrás del escenario con Alyssa Edwards, y luego simplemente de fiesta con la inigualable Katya en Matadero. Y nos han llegado rumores de que esto está recién empezando. El 2017 se nos viene con el mejor maquillaje y sobre tacos que no son juego. 

Lo drag se encuentra en pleno renacimiento, luego de una era dorada que llegó a su pico con el glam rock, etapa en la que el mismo RuPaul se hizo famoso con puro talento, moviéndose en la liga de Kurt Cobain o Iman y David Bowie. El renacer viene de la mano del mismo RuPaul, cuya Drag Race se estrenó en el 2009 dándonos temporadas de pura vida. La explosión del show a nivel Latinoamérica y España se dio con su llegada a Netflix en 2016. Y ahora nos llegan las fiestas. 

En esta vena de celebración (y buscando distraernos por un momento de los problemas para luego seguir dándonos la mano en la reconstrucción de la ciudad), vive el show de Alyssa Edwards en Éxodo de cerca y a través de la fotografía de Renzo García