Igual que el personaje que la lanzó a la fama –Hermione Granger en la saga de “Harry Potter”– Emma es independiente, opinante, lectora voraz y un poco curiosa. Su estilo la ha convertido en una de las actrices favoritas de las revistas de moda, y su vida sentimental siempre ha despertado interés. Para ella, sin embargo, estas son solo distracciones. Sus verdaderas pasiones son el trabajo y su labor humanitaria a favor, más que nada, de la educación de las niñas y los derechos de la mujer.

Cuando nos reunimos con ella en Los Ángeles, poco después del estreno de su última película, la muy exitosa megaproduccion de Disney “La Bella y la Bestia”, nos comentó que su rol como embajadora de ONU Mujeres era, posiblemente, el mayor honor de su vida. No hay que ser muy perspicaz para darse cuenta de que Belle, la protagonista de “La Bella y la Bestia”, y Emma tienen muchas similitudes.

Bella se enamora de la Bestia. ¿Crees que podrías enamorarte de alguien estéticamente desagradable?

Sí, absolutamente. Creo, por supuesto, que hay una reacción inicial, una química, que hace que una persona te parezca atractiva o hermosa, pero eso no dura mucho tiempo. Pienso que lo que realmente te mantiene interesada son los valores que puedes compartir, las conversaciones que puedes mantener, y la habilidad de la otra persona para enseñarte cosas sobre ti mismo y el mundo. Se trata de cómo te hace sentir la otra persona. Y creo que ese amor puede trascender la apariencia física.

Creo que la pregunta más interesante es cómo deshacerse de alguien desagradable como el personaje de Gastón…

Me encanta la forma en que Belle le explica a Gastón que no está interesada en él. Se las arregla para ser increíblemente educada y cuidadosa, pero, al mismo tiempo, totalmente honesta. Creo que esa es la clave. Es muy fácil, cuando tratas de no herir los sentimientos de alguien, evitar la confrontación. Aquí ella le explica que son tremendamente diferentes y que nunca se casaría con alguien como él, pero lo hace de una forma que no se siente insultante. Francamente, todas las mujeres deberían decidir por sí mismas cómo responder a los avances de un hombre, especialmente si esos avances no son bienvenidos.

Los ideales

A comienzos de año participaste en la Marcha de las Mujeres en Washington, junto a tu madre. ¿Fue tu primera marcha?

Sí, fue la primera para mí y la primera para mi madre, también. Fue muy especial. Ella me llamó y me preguntó cuándo haríamos las reservas para el vuelo a Washington. No sabía a qué se refería. Esto fue en los primeros días de la organización, y me conmovió que estuviera dispuesta a volar conmigo desde Inglaterra para ser parte de algo así. La atmósfera en la marcha fue algo que nunca en mi vida había experimentado. Por un lado, se sintió que estábamos haciendo algo extraordinariamente serio y, por supuesto, había un importante mensaje que queríamos dar a conocer; pero, por otro lado, todo se sentía muy alegre y positivo, iluminando las cosas en las que creemos. No nos pueden debilitar cuando somos tan fuertes. Fue maravilloso.

Con Luke Evans, quien interpreta a Gastón.

Cuando ves fotos de Melania y Donald Trump, ¿ves una Bella y una Bestia?

¡Oh! No sé…nunca lo pensé de esa manera.

¿Entiendes a las mujeres que votaron por Trump?

Estados Unidos es un país enorme, con una gigantesca diversidad de ideas y puntos de vista. Mi opinión tiene que ver con políticas específicas. Me da mucha tristeza ver a Planned Parenthood perder su financiamiento, por ejemplo. La regla ‘gag’ global (que impide entregar fondos de Estados Unidos a organizaciones internacionales que practiquen o aconsejen abortos) va en contra de los derechos de la mujer y de las políticas internacionales. Esas son cosas sobre las que tengo sentimientos muy fuertes. Ya veremos qué sucede…

El inglés Dan Stevens encarna a la Bestia.

Como persona espiritual, ¿te molesta cuando alguien usa la religión como excusa para no ver “La Bella y la Bestia”, porque tiene un personaje gay?

Antes que todo, debo decir que no creo que algo así haya sucedido todavía. Pienso que el filme representa la diversidad de cualquier sociedad, y eso es importante. Es vital representar a todo el mundo. Lo otro que diría es que deben ver la película y solo entonces formarse una opinión. Creo que mucho de lo que se ha escrito al respecto ha sido escrito por personas que no han visto la película. Véanla y saquen sus propias conclusiones.

En Alabama, una mujer dijo que no mostraría la película en su cine, porque es cristiana y tiene una nieta que no la aprobaría….

Le sugeriría que la vea antes de tomar esa decisión.

¿Cuánta influencia tuviste en la creación del personaje de Belle?

Esto fue muy importante para mí. Sé que ver la versión animada de Belle en la pantalla afectó la forma en que me vi a mí misma de niña, por eso sentí la responsabilidad de defender el ADN de esta mujer progresista, que no es una princesa que sueña con casarse con un príncipe, sino que busca construir su propio destino. Aporté pequeñas cosas al guion. Sentí que era importante que tuviera una vocación e intereses anteriores a su encuentro con la Bestia. Me encanta que sea activista en su propia comunidad, que haga cosas como enseñar a otra niña a leer en la calle. A medida que íbamos creando estas historias, me di cuenta de que mi intención era defender el personaje original. No había nada que mejorar en Belle, simplemente quisimos mantenerla pura.

¿Puedes contarnos algo sobre tu papel como embajadora de ONU Mujeres?

Es uno de los grandes honores de mi vida. Ha sido una oportunidad increíble, y no lo tomo con ligereza. No quiero ser simplemente una figura en ese sentido, ni un rostro. Quiero que esta labor sea parte de mi vida. n

Por Yenny Nun