Nacido y criado en la ciudad de Nueva YorkAnthony Rubio es reconocido en el mundo de la moda como el ‘maestro de la alta costura para perros’. El diseñador de ascendencia puertorriqueña plasma en cada una de sus creaciones su pasión por la cultura, la música y la moda latinoamericana; sin dejar de lado la comodidad, elegancia, calidad y exclusividad en cada pieza.

Kimba got all dressed up so he can impress a Victoria Secret model. . . . . . @BogieAndKimba . .

A post shared by Anthony Rubio (@anthonyrubio01) on

Si bien el aclamado ‘pet couturier’ se dedicó a estudiar moda femenina, comenzó su carrera en la moda canina por accidente cuando, después de acoger a un chihuahua abandonado llamado Bandit, le confeccionó prendas para protegerlo del frío. A partir de ese día, llevaba a su peludo amigo a diferentes desfiles y eventos en países como París, Italia y España, donde los curiosos diseños robaron tanto la atención, y no faltaron aquellos que le pidieron trajes para sus mascotas.

Anthony Rubio

Un chihuahua en  frac y sombrero de copa alta, yorkshires en sensuales vestidos de lentejuelas y plumas, un pug con turbante, o un maltés luciendo un outfit al estilo Woodstock. Los diseños de Anthony Rubio siempre sorprenden. Fue el primer diseñador de moda canina en presentar sus creaciones durante el New York Fashion Week en febrero de 2012, piezas que pueden llegar a costar más de 1000 dólares.

Sin embargo, al otro lado del modisto de canes, está el Anthony preocupado por los animales. Su amor y dedicación a hacia ellos le inspiró para convertirse en portavoz y miembro de numerosas organizaciones de recaudación de fondos y defensa de los animales en peligro, y ha sido honrado por la Sociedad Protectora de Animales por sus esfuerzos en la promoción de campañas como “Adopt Me Maybe?”, protagonizada por sus dos chihuahuas y modelos, Bogie y Kimba y que se volvió viral.

No cabe duda que este visionario de la moda ha llevado la industria al reino animal, y es gracias a él que podremos ver estos tiernos animalitos con extravagantes vestuarios y hasta disfrazados como Elvis Presley o Michael Jackson.

Anthony Rubio