Los esposos Luciana Viale y Robert Rickards nunca pensaron que dejar hace cuatro años una vieja patineta en la cocina de su casa los llevaría a ser los orgullosos padres de Otto, el adorable bulldog inglés que conquistó el récord de mayor distancia recorrida sobre una patineta.

otto

Sin mayor esfuerzo, pasó por debajo de un túnel humano formado por treinta personas sin desviarse un milímetro del sendero. La química de Otto con su skate nació a inicios de 2012. Al contrario de lo que la mayoría podría creer, nunca recibió un adiestramiento, ni fue obligado. Solo fue puro amor, una mágica conexión entre la patineta y él.

A los cuatro meses puso una de sus patas sobre el skate y desde entonces no paró hasta poner su nombre en el libro de los Guinness World Records. Y así como, en el caso de las personas, la práctica hace al maestro, a los cuatro meses de edad la mascota de los Rickards Viale, que en ese momento solo quería comerse las llantas del skate, se montó sobre la patineta, y con la lengua afuera se desplazó por todos los rincones de la casa.

otto

La teoría de que este deporte era solo para bípedos quedo totalmente desfasada, porque Otto nació para ser skater. “Cuando vimos que le quedaba chica la casa decidimos sacarlo y allí se perfeccionó”, dice Luciana, la orgullosa dueña de Otto. Los domingos, por los alrededores de El Pentagonito o del faro de Miraflores, Otto sorprendía a decenas de incrédulos que pronto se hicieron sus fans. Los selfies y los flashes ya no lo intimidan. Las maniobras sobre el skate de ruedas naranjas se han convertido en su sello distintivo.

Casta canina

La fama ya le viene de casta. Su madre, la bulldog Phoebe, fue campeona de su raza en Estados Unidos, y su padre, Gerónimo, se coronó como campeón de las Américas y el Caribe. Su abuelo tampoco estuvo exento de condecoraciones y tiene preseas que hablan del pedigrí del versátil Otto, a quien el skate le ha quedado chico. Hace, además, skimboard y surfea en la playa como los grandes. Alguna vez también ha hecho sandboard en la Huacachina, en Ica. También le gusta jugar con pelotas de tenis y el frisbee. Por ese motivo, Otto podría ser comparado con Tillman, el bulldog skater de tierras estadounidenses que protagonizó el primer comercial del iPhone.

otto

En 2009, por su talento, Tillman obtuvo el récord Guinness como el skater dog más veloz al recorrer, durante los X Games 2009, en Los Ángeles, un tramo de cien metros en tan solo 19,68 segundos. Otro ejemplo de que esta raza tiene instinto para estar sobre cuatro ruedas de acrílico es Beefy, un ilustre skater canino que también asombra al mundo. Aprendió a patinar en Levittown, Long Island. Beefy apareció por primera vez para sus fans en un anuncio de zapatos de la prestigiosa marca Jimmy Choo, inmediatamente recibió una tabla personalizada y un patrocinio de Blue Sky Longboards; además, patinó en el programa “Good Morning America”, el magacín matinal favorito de los estadounidenses.

Con todo ello, su similar peruano no se quedó corto, Otto es un personaje que busca mostrar que con un poco de esfuerzo, amor y dedicación, todos podemos hacer cosas increíbles, incluso como vocero canino de obras sociales. importante apoyo social. Una vez al año, en setiembre, mes de su cumpleaños, los padres de Otto suelen organizar una recolección de víveres, ropa y juguetes para niños y adultos de distintos locales, como el albergue Frieda Heller y el Hogar de las Bienaventuranzas. Esta vez la celebración de su cumpleaños fue en El Pentagonito. Además de la recolección de víveres, se colocó una carpa de donación voluntaria de sangre, a cargo de la Cruz Roja, para los bancos de sangre del Hospital del Niño y de la Clínica Delgado. El evento fue un éxito y se amplió la ayuda.

otto

Otto también ha apoyado a distintas instituciones, como al Ministerio de Salud, con la campaña de vacunación canina Van Can 2015, para promover la tenencia responsable de animales domésticos. En YouTube están colgados los videos en los que aparece Otto apoyando diferentes campañas de ayuda social. Pero no se trata de la primera incursión de Otto en el ciberespacio. 

En una oportunidad, una conductora subió un video grabado con su celular en una calle de San Borja. Ella paró su marcha al ver un perro blanco con unos hermosos ojos redondos, hocico chato y lengua ancha, que apoyaba todo su cuerpo sobre una patineta y se deslizaba impulsado solo con su pata derecha. “¡Wow! Miren. Esto es increíble”, decía el mensaje que colgó en sus redes. Inmediatamente, la grabación se volvió viral. El video se compartió y comentó en cuestión de minutos. Hoy la página Otto Bulldog Skater, la cuenta oficial de Otto en YouTube, contiene videos de diversas etapas de su vida y todas sus rutinas semanales. Luciana, su dueña, se encarga de administrarla.

otto

Los bulldogs ingleses son muy cariñosos con las personas. A pesar de su famosa expresión de amargados y carentes de humor, son muy dóciles y tratables, aunque a veces también sean caprichosos. Por ello, los famosos también han sucumbido al amor del bulldog inglés. Shemar Moore, actor de la serie estadounidense “Criminal Minds”, tiene un ejemplar de esta raza y lo lleva a sus grabaciones. Gloria Stefan, Pink, Adam Sandler, David Beckham y Ozzy Osbourne también figuran entre las celebridades que prefieren al bulldog inglés por su destreza y fidelidad. Incluso hasta César Millán, el “encantador de perros” de Animal Planet, tiene uno. “Es un raza inteligente e ideal para convivir”, dijo en una entrevista.

En el 2015, Millán vino al Perú y tuvo un encuentro con Otto, y reconoció públicamente sus habilidades en uno de los episodios de su programa. Respecto al amor, este no ha sido esquivo con Otto. Lola se llama la perrita que le quita el sueño y comparte su vida. Ambos son los hijos adoptivos de los Rickards Viale y comparten el departamento de San Borja, las comidas balanceadas a base de pollo y, sobre todo, el skate. Como para no desentonar, Lola también es una skater, y con ella tendrá su primera camada, pronosticada para el próximo año.

Perros Peruanos skaters

Pero ¿qué hace Otto cuando no quiere patinar? “Le encanta dormir”, cuenta su dueña. Ronca tanto que es necesario acomodarlo repetidamente. También bebe abundante agua, porque el bulldog es una raza predispuesta a sufrir golpes de calor, y enfriarlos con eficacia en momentos de ejercicio intenso y temperaturas altas resulta casi una odisea, por eso Otto lleva siempre por lo menos dos botellas de agua consigo. “En una rutina normal de ejercicios, hasta más de un litro y medio de agua suele tomar”, refiere su amo.

otto

Las arrugas de Otto son limpiadas con un paño humedecido al menos tres veces a la semana. La cara es la zona del cuerpo que más cuidados necesita para evitar enfermedades respiratorias. Si Otto no fuera aseado de la manera correcta, podría acumular suciedad y gérmenes entre los pliegues de su piel, y estos causarle enfermedades. Todos esos cuidados son cumplidos con rigurosidad por sus amos, quienes cariñosamente lo llaman ‘gordo’.

Desde hace unos años ya existe una corriente para lograr poner al Perú como la cuna del bulldog skaters. A Otto se le suman Biuf, quien tiene apariciones frecuentes en YouTube, y está intentando también un récord Ginness; Benito, el skater dog nato cuyas piruetas son apreciadas todos los fines de semana en los alrededores de El Pentagonito; y Toby, el más joven del grupo, pero igual de diestro con el patín.

 

otto

Todos estos canes que también andan sobre ruedas por las calles de San Borja son parte de una corriente que se pretende fomentar con el apoyo de dueños responsables. Incluso ya existe en nuestro país una escuela dedicada a los skater dog. Iván Juscamaita, propietario de Biuf, es el entrenador (skaterdog.com). Y es que los bulldog tienen ciertas ventajas por sobre otras razas. Su tamaño, forma, contextura compacta y las patas cortas les permiten tener un mayor equilibrio. Por lo pronto, Otto seguirá haciendo lo que más le gusta, divertirse mientras hace felices a todos los que lo ven.

Por Maribel Figueroa
Fotos de Javier Falcón