El pasado 6 de agosto estrenó en el canal de televisión E! el spin off  de la serie Keeping up with the Kardashians llamado Life of Kyliereality dedicado exclusivamente a mostrar detalles de la vida privada de la empresaria de maquillaje de tan sólo 20 años, quien confesó en el primer episodio que, aunque aparente tener una vida perfecta, existe una parte triste de la historia que no se muestra en las pantallas.

Kylie Jenner

La menor del clan Kardashian hizo una serie de confesiones inéditas en el estreno de su serie. “Empecé a grabar Keeping Up With The Kardashians cuando tenía 9 años, por eso no tengo ni idea de lo que es estar en un sitio sin que nadie sepa quién eres. No sé qué es vivir una vida normal, salir del auto sin que nadie te mire”, se quejó. Aunque, dejó a todos conmocionados y confundidos cuando le mencionó a su mejor amiga Jordyn que “esta cosa de la fama tiene que terminar. Ya no sé por qué hago esto”. 

Un mundo sin Kylie

Según la creadora de Kylie Cosmetics, está cansada de ser el centro de atención y vivir bajo el lente de las cámaras y los medios de comunicación. Ella quiere ser una ‘chica normal’, y confesó que le encantaría poder salir a la calle todos los días en hoodies y sweatshirts. Incluso, mencionó que podría alejarse de la fama más pronto que tarde. “Siento que esta cosa de la fama va a llegar a su fin antes de lo que pensamos. Solo quiero huir”, aseguró en Life of Kylie.

miss you princess

A post shared by Kylie (@kyliejenner) on

Por otro lado, cuando le preguntaron qué es lo que más le molestaba de ser famosa, mencionó lo duro que es tener que mantener a la audiencia entretenida en sus redes sociales. Siempre tener que publicar selfies para sus 96.5 millones de seguidores en Instagram o Snapchat. “Y por eso hay dos Kylie: la que soy para el público, y la que soy de verdad cuando estoy con mis amigas”, declaró.

Un fan con suerte

La joven celebrity nunca tuvo la oportunidad de asistir a su fiesta de graduación al haber estudiado en casa desde su infancia, lo cual la afectó muchísimo y hasta tuvo que alejarse de sus compañeros. Sin embargo, en su reality se le vio llegando por sorpresa a la fiesta de promoción de un fan llamado Albert Choa, un estudiante del instituto Rio Americano de Sacramento, que días antes había sido rechazado por la joven a la que había invitado al baile.

El selfie perfecto

Quien mejor que Kylie Jenner para explicarnos la ciencia dentro del selfie perfecto. La joven modelo hizo una profunda reflexión sobre su éxito en este recurso para mantener a sus fans contentos. “Publicar un selfie es muy duro porque también hay mucha presión. Tiene que ser perfecto. Por eso cuando lo hago miro los primeros comentarios y si son negativos, borro la foto inmediatamente”, manifestó.

🖤

A post shared by Kylie (@kyliejenner) on

Por último, hizo una comparación de su vida con la de otras jóvenes estrellas como Gigi, Bella Hadid y Hailey Baldwin y confesó que siente envidia de la manera en la que ellas tienen todo bajo control con respecto a su fama y estilo. “Quiero crecer de la manera que yo quiera. Me siento atrapada”, añadió. Es interesante que una de las celebridades más seguidas del mundo odie ser el centro de atención.