Nicholas y Johanna Teasdale.

La boutique Omega, ubicada en una de las avenidas más lujosas de Miraflores, reunió a coleccionistas, clientes y amigos de la marca para celebrar los 60 años de la colección Speedmaster. La recreación de un ambiente similar al espacio, sirvió para revivir el increíble legado del icónico Moonwatch, el primer reloj  en el mundo que fue a la luna y ha sido usado por astronautas, pilotos de autos de carreras, actores y atletas. Los asistentes vivieron una experiencia única, que los hizo sentir verdaderamente “Lost in Space”, también tuvieron la oportunidad de descubrir los modelos Speedmaster más emblemáticos y las novedades de la marca​.