Hoy 4 de febrero es el Día Mundial contra el Cáncer y queremos aprovechar para celebrar a un grupo de mujeres que recibieron la peor noticia, pero ganaron la batalla. Como figuras públicas, son un ejemplo y una señal de esperanza para las millones de mujeres que conviven y combaten con este mal.

Christina Applegate

cáncer de seno

Su diagnóstico vino junto a su cumpleaños 36 y significó pasar por una mastectomía doble. Aunque el cáncer había sido encontrado en solo uno de sus senos, la actriz dio positivo en la mutación  BRCA, una predisposición hereditaria a desarrollar la enfermedad, por lo que decidió hacerse la operación preventiva. Luego de terminar su tratamiento, Applegate creó Right Action for Women, fundación sin fines de lucro que da ayuda financiera a las mujeres que, como ella, tienen esta predisposición genética al cáncer de seno.

Angelina Jolie

Aunque no tuvo cáncer de seno, la actriz es rostro de la prevención mundial luego de pasar por una mastectomía doble. Tanto su madre como su abuela murieron de cáncer, y padecieron cáncer de seno. Antes de la operación, debido a la mutación BRCA, Angelina tenía un 87% de posibilidades de desarrollar la enfermedad; ahora tiene el 5%. Hoy en día, Jolie lidera diversas iniciativas para apoyar a mujeres en la lucha, y dio su caso a conocer para promover el test del gen BRCA.

Kylie Minogue

La cantante fue diagnosticada con 37 años, durante su gira Showgirl. Minogue, además de  activista por la prevención,   se convirtió en vocera contra los diagnósticos equivocados. “Solo porque lo diga alguien con una bata blanca, no significa que no pueda estar cometiendo un error”, declaró, luego de contar que inicialmente su médico le dijo que no tenía ningún problema. “Si tienes una duda, regresa, y pide las opiniones que sean necesarias”, dijo. La cantante se encuentra hoy en remisión y activa como siempre.

Cynthia Nixon

Miranda en Sex and the City, la actriz fue diagnosticada en el 2006, a los 40 años. Abogada de los controles preventivos, una mamografía de rutina reveló un pequeño tumor en su seno derecho. A pesar de haber decidido mantener su enfermedad en secreto, pues no quería paparazzi esperándola en la salida del hospital, su madre, también sobreviviente de cáncer de mama,  la convenció de hacer su caso público para alentar a más mujeres a hacerse mamografías anuales.

La comediante conocida por su rol en The New Adventures of Old Christine, y por ser una activista política por los derechos de las mujeres y de la comunidad LGTB, fue diagnosticada con cáncer tras someterse a una reducción de busto. Gracias a esta operación fue más fácil detectar el carcinoma que se estaba desarrollando en su seno izquierdo.

Giuliana Rancic

La presentadora de E! se estaba sometiendo a un tratamiento de fertilidad, cuando el diagnóstico la tomó por sorpresa. De alguna forma afortunada, la detección temprana ayudó a que pudiera superar el mal en menos de un año. Rancic tenía entonces 37. Hoy es imagen de varias campañas de prevención, y fundadora de Fab-U-Wish, organización que da “deseos” a mujeres recibiendo tratamiento contra el cáncer de seno.

Sheryl Crow

La cantante fue diagnosticada a los 44 años, durante una mamografía de rutina. Crow canceló su tour y se sometió de inmediato a cirugía y terapia con radiación. De ese periodo ha declarado que la acupuntura la ayudó con los efectos colaterales del tratamiento, por lo que le pide a las mujeres considerar terapias alternativas que puedan aliviarlas durante el proceso. Crow, quien no tiene un historial familiar de cáncer, hoy dirige una campaña de apoyo a la investigación de causas externas de la enfermedad. 

Edie Falco

lucha contra el cancer

La estrella de Los Soprano mantuvo su enfermedad en secreto hasta que logró superarla. Luego se convirtió en vocal activista de la prevención, y de la importancia de la detección temprana. Tras eliminar la enfermedad en el 2004, decidió formar una familia, y para el 2005 adoptó a su primer hijo. Además, la actriz es vocera de Health Care for America NOW!, organización que busca un mejor sistema de salud para los estadounidenses.

Rita Wilson

La actriz de 58 años y esposa de Tom Hanks se sometió a una mastectomía doble, tras el diagnóstico de un cáncer invasivo. En una entrevista con el New York Times, Wilson contó que luego de que sus doctores indicaran que su salud estaba normal, ella continuaba teniendo dudas pues presentaba algunos síntomas estrechamente relacionados al cáncer de seno. Es así como tras pedir una segunda opinión, pudo someterse de inmediato a la operación. La detección temprana evitó que hiciera quimioterapia.

Robin Roberts

Famosa por ser el rostro de Good Morning America,  la presentadora y periodista fue diagnosticada a los 46. Desde una plataforma donde entrevista a las máximas celebridades y políticos a nivel mundial, Roberts dio la noticia de su enfermedad y contó que logró una detección temprana gracias a un auto examen. Hoy la conductora goza de salud.