Guitar man: el primer documental sobre Óscar Avilés

ROCKSTARavilesK

La cuarta película peruana que se estrena en el año es un documental sobre uno de los talentos criollos más queridos y admirados: Óscar Avilés. La película, dirigida por el novel Fajri Rouillon y producida por el cantante Marco Romero, se estrenará el mismo día en que Avilés cumpliría 92 años.

Eva Ayllón, Juan Diego Flórez, Gian Marco, Cecilia Bracamonte, Carlos Alcántara y Rubén Blades esbozan –a partir de historias y anécdotas– un retrato del músico conocido como ‘La Primera Guitarra del Perú’. Además, bandas y cantantes nacionales como Gaia, Amen, La Negra y Pelo Madueño interpretan versiones propias de las canciones del maestro de la jarana. Hay que anotar que se está construyendo, poco a poco, una tradición de documentales musicales. “Sigo siendo”, “Lima bruja”, “Saicomanía” y “Avenida Larco” son solo algunos de ellos.

Fecha de estreno: 24 de marzo.

Bernardo Bertolucci cumple 76: la furia, el malestar y la belleza

bertolucci-istituto-di-cultura-2-full-size

Un 16 de marzo, en Parma, nació Bernardo Bertolucci. Hijo del poeta Attilio Bertolucci e hijo adoptivo del cineasta, poeta y ensayista, Pier Paolo Pasolini. Bertolucci lo asistió durante la filmación de “Accatone”.

Autor de una de las películas más polémicas y censuradas de la historia: “Last Tango in Paris”, protagonizada por un envejecido y autobiográfico Marlon Brando, y una juguetona y letal Maria Schneider. Creador de frescos históricos, líricos y sociales como “Novecento”, y de antifábulas políticas como “Il conformista”. Freud y Marx están siempre merodeando la obra del cineasta.

El cine de Bernardo Bertolucci no es una máquina de obras maestras. Ha tenido desaciertos como su revisión inofensiva y predecible de mayo del 68,“The Dreamers” (rescatamos la “belleza indecente” de Eva Green, en palabras del propio Bertolucci). Pero sí es un cine que explora personajes que son al mismo tiempo tan fuertes y tan frágiles y, por eso, humanos.

Lea también:  "Distrito salvaje", la nueva apuesta latinoamericana de Netflix

Quien comprende a las mujeres: estreno de “Julieta”, la película número veinte de Almodóvar

JULIETA_1sheet_HR1

En la industria cinematográfica, más interesada en abarrotar multicines que en sacudirlos con creaciones frescas y originales, Pedro Almodóvar es un maverick, un animal que no se deja dominar ni marcar, y que corre suelto, a su manera. Un director talentoso e impredecible, con un mundo propio lleno de erotismo, humor y encrucijadas que se definen entre la pasión y la razón –pero que se resuelven casi siempre optando por lo primero–. Almodóvar posee un estilo vivaz y reconocible a primera vista. “Todas mis películas respiran libertad y autonomía moral”, dijo el cineasta sin falsas modestias en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, a inicios de este año.

GP_Almodovar_SabyMaviel21

Nació en la España profunda, en Castilla-La Mancha, y empezó filmando a inicios de los ochenta películas desenfrenadas sobre el ser joven, estar lleno de entusiasmo y buscar líos. Todo dentro de un universo poblado de cantantes de grupos subtes, dealers, millonarios excéntricos, ninfómanas, travestis y monjas con vicios (“Pepi, Luci y Bom”, “Laberinto de pasiones” y “Entre tinieblas”). Eran tiempos de la movida madrileña y las cosas no se decían, se gritaban con desparpajo; y si era con estribillo pop, mejor.

Esas primeras creaciones ya nos decían que no estábamos frente a un agitador, sino ante un director con un mundo rico, de ideas propias. Había madera. Almodóvar sabía que faltaba mucho para hacer su mejor trabajo. Siguió escribiendo, dirigiendo y produciendo películas que conservaban sus obsesiones iniciales, pero que las plasmaban de formas nuevas, a veces, más complejas. Aquí están “Átame”, “Tacones lejanos” y “La flor de mi secreto”, una de las favoritas de la crítica especializada.

Lea también:  ¡”Mean Girls” regresa al cine!

En 1999 ganó con “Todo sobre mi madre” el Oscar a Mejor Película Extranjera, y su fama se disparó. El mundo sabía que el melodrama había nacido en Italia, pero que fue un español quien lo hizo renacer: Pedro Almodóvar. En 2002 estrenaría su mejor película a la fecha: “Hable con ella”, una historia sobre la espera y sobre amar sin poses ni pudores.

Este mes estrena “Julieta”, una película que explora los momentos difíciles de la juventud y la madurez de una mujer. Almodóvar ha advertido que se trata de un drama en el que “no cabe el humor”.

Actúan: Emma Suárez, Adriana Ugarte, Inma Cuesta, Darío Grandinetti y Rossy de Palma.

Texto: Ana Carolina Quiñonez