Junio es considerado el mes internacional del orgullo gay. Gracias al gigante de streaming, es posible celebrar a la comunidad LGBT con una maratón de estas series que apuestan por la igualdad. 

1. Orange Is the New Black (2013):

Piper (Taylor Schilling) tiene la vida resuelta: un negocio con una de sus mejores amigas y una relación estable con Larry (Jason Biggs), su prometido. El único conflicto que debe afrontar es una pena de 15 meses en prisión por narcotráfico.

En la cárcel de Litchfield, Nueva York, no solo se reencontrará con su ex novia y delatora, Alex (Laura Prepon), sino también conocerá mujeres de distintas religiones, lenguas y sexualidades. Además, durante su reclusión, Piper vivirá un apasionado romance con una de las internas. 

One big 🍊family. #OITNB via @thatsavage937

A post shared by Orange is the New Black (@oitnb) on

Según el diario La Vanguardia,Orange is the new black es la serie con un mayor número de relaciones lesbianas sin ser The L Word”.

2. Please Like Me (2013):

En el primer episodio de la serie, Josh afronta el final de su relación con Claire de una forma muy particular. “Creo que debemos terminar y también que eres gay”, le dice su ex novia. A partir de ese momento, él empieza a explorar su sexualidad sin tapujos.

Please Like Me (2013) es una producción australiana escrita y protagonizada por Josh Thomas, basada en sus experiencias “saliendo del clóset”. Thomas es un comediante de stand up muy conocido en su país: tiene el gran mérito de ser la persona más joven en ganar el RAW Comedy Award del Melbourne International Comedy Festival

TONIGHT New #pleaselikeme @abctv 9.30pm.

A post shared by Please Like Me (@pleaselikeme_) on

A la par de explorar la vida de un hombre gay, la serie también se adentra en el universo de los romances millennials: relaciones sin compromisos. 

3. You Me Her (2016):

Pocas series reflejan la esencia de las relaciones poliamorosas, y la comedia romántica You Me Her (2016) es una de ellas. La serie gira en torno al declive del matrimonio de Jack y Emma, dos treintañeros que no saben cómo devolverle la pasión a su relación.

Para reanimar su vida sexual, ambos recurren a una escort sin prever el desenlace: que los dos desarrollarán sentimientos románticos hacia ella, y viceversa.

Ah, simpler times. #YouMeHer 💘

A post shared by You Me Her (@youmeher) on

Si quieres empezar a ver esta serie, estás con suerte: acaba de estrenar su tercera temporada en Netflix. 

4. Grace and Frankie (2015):

Grace (Jane Fonda) y Frankie (Lily Tomlin), son dos mujeres de la tercera edad que, aparentemente, tienen la vida resuelta: matrimonios consolidados, hijos mayores y una buena situación económica. Sin embargo, el destino les tiene otros planes.

Un día, sus esposos anuncian que son homosexuales, que están enamorados y que planean casarse en un futuro cercano. A partir de ese momento, Grace y Frankie se mudarán juntas a pesar de sus diferencias. 

oh @petedavidson you sweet sweet baby ilu

A post shared by Frankie Bergstein (@graceandfrankie) on

La serie protagonizada por cuatro actores ganadores del Emmy explora la relación de Sol (Sam Waterston) y Robert (Martin Sheen) después de declararse abiertamente gay, los dilemas familiares de las familias involucradas y la poderosa relación amical que desarrollan Grace y Frankie tras su divorcio. Una comedia con las dosis correctas de drama. 

5. Queer Eye (2018):

Con la serie original de Netflix, Queer Eye, reboot de un programa de Bravo, se busca sentar un precedente en la importancia de la tolerancia y aceptación. La formula es llamativa: un grupo de gays aconsejan a hombres heterosexuales en temas de moda, belleza, cultura y decoración. 

Si bien la serie ha sido duramente criticada por fortalecer algunos estereotipos de la comunidad gay, su objetivo es romper con los prejuicios y mostrar la importancia que tiene el aceptar las diferencias en una sociedad.

Un programa entretenido, real y conmovedor.