¿Sin planes para Halloween? Abre una botella de vino, prepara tus snacks favoritos y alístate para una terrorífica maratón con las series que aquí te proponemos. 

1. El mundo oculto de Sabrina (2018)

A los 16 años, Sabrina Spellman debe escoger si permanecerá siendo una bruja o si se enfrentará a su naturaleza para vivir como una mortal.

Con una clara diferencia a la Sabrina noventera de Melissa Joan Hart, El mundo oculto de Sabrina trae a Netflix las aventuras de una joven bruja con un enfoque terrorífico y misterioso. Una serie perfecta para empezar tu maratón este Halloween. 

2. La maldición de Hill House (2018)

Desde que se estrenó a inicios de octubre, The Haunting of Hill House se ha llevado a la crítica al bolsillo: Tom Philip de GQ la calificó como “la primera gran serie de televisión de terror”. 

La serie, que está basada en una novela homonima publicada en 1959, sigue la historia de unos hermanos que crecieron en una masión embrujada y que se vuelven a reunir tras una tragedia que los obliga a enfrentar sus fantasmas del pasado. 

3. Lo que vi (2018)

No hay nada más escalofriante que escuchar historias de terror reales de la mano de sus protagonistas. En Lo que vi (2018), diversas personas comparten sus experiencias oscuras y paranormales a modo de documental.

Según el diario Clarín, aquí “lo espeluznante, más que en las recreaciones, está en los rostros aún temblorosos de los que no son actores”.

4. Slasher (2016) 

Sarah (Katie McGrath) vuelve Waterbury, el pueblo en el que asesinaron a sus padres, para iniciar una nueva vida con su marido, Dylan (Brandon Jay McLaren). Lo que Sarah desconoce es que se verá involucrada en una serie de crímenes dirigidos por el mismo asesino de sus padres. 

Lea también:  La serie "Grey's Anatomy" donó su material médico para combatir el coronavirus

Según GQ, “si prefieres un terror más juvenil y tradicional, ‘Slasher’ puede ser tu opción perfecta”.

5. Hannibal (2013) 

Esta serie dramática se centra en los primeros años de la relación del detective del FBI, Will Graham, y el caníbal homicida, el Dr. Hannibal Lecter. En su intensa búsqueda por entender la mente de los criminales más despiadados, Graham recurre a Lecter para solicitar su ayuda. 

Según Esquire, “Mads Mikkelsen logra que te olvides de Anthony Hopkins con su magistral versión de Hannibal Lecter antes de El silencio de los corderos”. Y vaya que tiene razón.