De profesión ajedrecista: la vida del campeón mundial Bobby Fischer

tobey
Islandia, 1972. Todos los ojos del mundo polarizado están en el duelo de ajedrez entre el campeón soviético, Boris Spassky, y el retador, un prodigio estadounidense llamado Bobby Fischer. “Pawn Sacrifice” (Edward Zwick, 2014) es la película biográfica de Bobby Fischer, pero no es una celebración sin matices del héroe americano. Todo lo contrario: revela su costado maniático, ensimismado y vulnerable. Justin Chang, crítico de “Variety”, ha escrito: “Tobey Maguire ofrece una enojada y erizada interpretación como el campeón de ajedrez Bobby Fischer en el convencional y eficaz biopic de Edward Zwick”.
Fecha de estreno: 12 de mayo.
Actúan: Tobey Maguire, Michael Stuhlbarg, Peter Sarsgaard, Liev Schreiber y Lily Rabe.

De Lambayeque con amor: estreno de “Sebastián”, premiado filme peruano

sebastian

Sebastián, un expatriado que trabaja como chef en Los Ángeles, recibe una noticia que pondrá de cabeza su mundo: su madre está enferma. La ópera prima del director chiclayano Carlos Ciurlizza sigue el pulso de Sebastián (interpretado por el mismo Ciurlizza) cuando se reencuentra con su tierra, Ferreñafe, y con su familia. En el viaje, el protagonista se da de cara con asuntos difíciles de asimilar, como una sociedad intolerante con los homosexuales. “Hago cine para entretener y porque creo que la gente debe ver lo que pueda estar mal en la sociedad y hablar de eso”, dijo el director, cuya película ha recibido el premio a Mejor Guion en el Festival de Cine Outfest de Los Ángeles y, además, viene recolectando elogios en los festivales de Busan, Guadalajara, Montreal y Miami.
Fecha de estreno: 2 de junio.
Actúan: Katerina D’Onofrio, Eva Ayllón, Cristhian Esquivel, Myriam Reátegui y Haydeé Cáceres.

Canciones de un cabaret en la frontera: “Party Girl”, película francesa sobre una madre que nunca creció

PG_onesheet

Angélique tiene 60 años y lo da todo cada noche en un cabaret de la frontera franco-alemana. Su trabajo consiste en hacer sentir deseados y cómodos a los clientes para que compren mucho alcohol. Pero sus arrugas, peinado con laca, cuerpo blando y sutilezas desencajan con el paisaje de figuras fibrosas y bronceadas que no saben coquetear, que prefieren ir al grano y menear sus nalgas al estilo “twerking”. Lou Reed decía que, si cierras la puerta, tal vez la noche dure para siempre. Angélique, la protagonista de “Party Girl” (Marie Amachoukeli, Claire Burger y Samuel Theis, 2014) hace exactamente eso: enquistarse en el cabaret y alargar la noche. Recuerda a la cinta británica “Happy-Go-Lucky” y a la chilena “Gloria”.

PG355-Angélique-Samuel-Séverine-etalo

El punto de quiebre viene con la propuesta matrimonial que le hace su feligrés más leal y amoroso, Michel, un minero retirado. La encrucijada de Angélique: ¿casarse y acomodarse a la felicidad o seguir viviendo como si cada noche fuese la última en su hábitat natural, rodeada de sus amigas, guardias de seguridad y clientes? Decide arriesgarse a nadar en aguas nuevas, es decir, casarse, y se lo cuenta a sus hijos. Le siguen reuniones familiares con parrilladas, nietos corriendo por los pasillos y saltando en la cama e hijos sentados en sillas de plástico, quienes, con un poco de alcohol encima, toman valor para señalarle a su madre las cosas que ha hecho mal, las decisiones que todavía lastiman a alguien. Descubrimos que Angélique tiene otra hija que fue adoptada por una familia funcional cuando era muy pequeña. La boda cobra otra dimensión: es la oportunidad para reconciliarse con la hija abandonada y con ella misma. Pero “Party Girl” no trata sobre el enderezamiento de Angélique, sino sobre las alegrías, las frustraciones y el instinto de una mujer interesada en gustarse a sí misma.

El dato: Samuel Theis, uno de los directores, es el hijo de Angélique Litzenburger, quien interpreta una versión ficcionada de su vida.
La 6ta. Semana del Cine Francés, organizada por la Embajada de Francia, va del 12 al 25 de mayo en el Centro Cultural de la PUCP y en UVK Larcomar.

Por Ana Carolina Quiñonez