La llamada Cuaresma viene antes de la Semana Santa y una de las maneras de llevarla correctamente, según la fe católica, es que no se debe comer carne durante los días de vigilia, que incluyen el Viernes Santo.

Por Rodrigo Schang

El Perú es un país muy católico y tradicional, por lo que nuevamente nos encontramos en Semana Santa, y esto significa que las tradiciones que tienen varios siglos con nosotros regresan. La más conocida es el mandatario eclesiástico que no permite comer carne a los católicos.

Esta restricción abarca más que el simple hecho de no comer una determinada comida; se relaciona directamente con la Cuaresma. ¿Qué significa esto? pues se le conoce como el tiempo litúrgico que viene antes de la Semana Santa. Este comienza el Miércoles de Ceniza junto con el Jueves Santo.

Para la Santa Iglesia Apostólica y Romana, y sus fieles católicos, la Cuaresma, que dura alrededor de unos 40 días, sirve como tiempo de preparación y purificación. Esta sigue los lineamientos establecidos en el Concilio Vaticano II de 1966, que lo inició el papa Juan XXIII en 1962. Sin embargo, fue Pablo VI quien lo terminó, puesto que el primero había fallecido.

La razón de no comer carne

Es muy sencillo, la penitencia. El hecho de ayunar y no comer carne es un acto de expiación que data desde el siglo II. Sirve como purificador para los cristianos, que parten bajo la premisa de los sacrificios que hizo Jesús. Uno de estos, el ayuno que hizo durante 40 días en el desierto. No obstante, en realidad hay muchas otras referencias en la biblia que hablan sobre lo que simbolizan los 40 días.

Cualquiera sea el caso, la práctica de no comer carne, ya sea el Miércoles de Ceniza y el resto de los viernes de la Cuaresma, viene acompañado del ayuno y abstinencia.

El papa Francisco asegura que “ayunar es saber renunciar a las cosas vanas, inútiles, a lo superfluo, para ir a lo esencial. Es buscar la belleza de una vida más sencilla”.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.