Chico conoce a chica. Ese es el esquema que define a las comedias románticas. En Love hay un chico llamado Gus (Paul Rust) y una chica llamada Mickey (Gillian Jacobs). Pero ellos no se parecen en nada a los tradicionales y perfectos protagonistas del género cinematográfico: Gus es un flaco inofensivo, desgarbado y narigón proveniente de un tranquilo pueblo americano, en suma, un nerd; y Mickey es una preciosa chica rubia con tendencia al autosabotaje. Ellos protagonizan esta comedia acerca del amor, pero también sobre lo que hay alrededor de él: esperanzas, frustraciones, timideces, humedades y taquicardias. Algunos dicen que se trata de una anticomedia romántica, y otros, que es una dramedia, compuesta por 70% de comedia y 30% de drama.

En “Love”, Mickey (Gillian Jacobs) y Gus (Paul Rust) se conocen después de haber fallado en el amor. La primera temporada de la serie tiene 10 episodios y se estrenó el 19 de febrero.

En “Love”, Mickey (Gillian Jacobs) y Gus (Paul Rust) se conocen después de haber fallado en el amor. La primera temporada de la serie tiene 10 episodios y se estrenó el 19 de febrero.

Love es la primera incursión de Apatow en Netflix, pero el director, productor y guionista de Hollywood no es ningún novato en el mundo de las series. Ha formado parte de producciones de culto como Freaks and Geeks, The Critic y Girls (recordatorio: el 22 de febrero, esta última serie estrena su quinta temporada en HBO).

“Pienso que es maravilloso para los productores ejecutivos y creadores; hay una enorme necesidad de shows. Seis o siete años atrás, una buena parte de mis amigos estaban desempleados, no había demasiadas sitcoms y eran tiempos mucho más difíciles. De repente, el mundo cambió y ahora parece que hay mucha demanda por series innovadoras”, dijo Judd Apatow en enero, en el TCA de Netflix. Además, resaltó el rol que ocupa Netflix en la creación de series que no tienen nada que envidiar a las películas, y lo emocionante y gratificante que es trabajar con ellos en un clima de libertad creativa: “Este servicio, a diferencia de la mayoría de cadenas de televisión, está interesado en hacer cosas que nunca se han hecho antes. Nunca pasa eso con las cadenas cuando tienes ocho episodios y mal rating y ellos te dicen: ‘¿Podemos añadir una chica sexy?’ Eso es muy destructivo para las personas creativas. Quitarle eso es restarle desesperación al proceso creativo”.

La guapa Gillian Jacobs, quien ha actuado en series como Community y Girls, dijo en la rueda de prensa que Love le parecía creíble y cercana: “Ciertamente, he tenido peleas y he llorado en espacios públicos, sobre todo cuando vivía en Nueva York. Así que lo que veo en la serie me resulta desconcertantemente cercano. Es genial ver un personaje que lleva sus vulnerabilidades a flor de piel. Mi personaje, Mickey, es alguien que está luchando y tratando de resolver las cosas. Ella quiere estar mejor, quiere amor, quiere resolver las cosas, pero le cuesta hacerlo y no oculta eso. Hay algo muy refrescante en eso. Como actriz, ese es el tipo de personajes que más me gusta interpretar”.

Paul Rust actúa, escribe y produce Love. Allí encarna al nerd obsesionado con las películas. Apatow nos dejó claro que la serie no es una venganza de los solitarios e impopulares: “Creo que no se trata realmente de nerds y chicas hermosas. Es más sobre cómo un chico, quien aparenta ser simple y bueno, resulta ser mucho más complejo que eso”. Parece que Love va a renovar nuestros votos de fidelidad con Netflix.

Texto: Ana Carolina Quiñonez