Estrenada en 1997, la cinta dirigida por James Cameron se convirtió, hasta 2009, en la película más taquillera de la historia. El filme, en su versión remasterizada, ha sido proyectado con motivo de su aniversario en varias salas de Estados Unidos.

Por Miriam Soto / EFE

Apenas cuatro días después de zarpar en su viaje inaugural desde Southampton, Inglaterra, con destino a Nueva York, el Titanic acabó en las profundidades del Atlántico norte, y más de mil quinientas personas perecieron en el naufragio, la madrugada del 14 al 15 de abril.

Una historia que fue inspiración para numerosas películas, todas eclipsadas por Titanic, el filme cuya leyenda es tan grande como la del transatlántico real y con el que James Cameron logró romper todos los récords de la historia del cine, y pudo conseguir uno de sus grandes retos: sumergirse hasta los restos de la embarcación, hallados en 1985 por el explorador Bob Ballard.

“Titanic” (1997) recaudó más de dos mil millones de dólares.

Para celebrar el veinte aniversario de la cinta, que debutó en los cines de Estados Unidos el 19 de diciembre de 1997, la película protagonizada por Leonardo DiCaprio y Kate Winslet ha regresado a la gran pantalla en varias salas de cine del país, con una versión remasterizada en Dolby Vision, cinco años después de su reestreno en versión 3D coincidiendo con el 15.º aniversario.

El naufragio, la historia romántica y el despliegue técnico para el rodaje dieron sus frutos, y Titanic arrasó en los cines de todo el mundo: los 2000 millones de dólares de recaudación la mantuvieron como la película más taquillera de todos los tiempos hasta 2009, cuando fue superada por Avatar, también obra de James Cameron.

Find someone who looks at you the same way Jack looks at Rose. #Titanic20Years

A post shared by Titanic (@titanic.movie) on

El filme se mantuvo como el más taquillero en los cines de Estados Unidos durante quince semanas consecutivas desde su estreno y, al éxito de público, le siguieron los premios. Entre los once Oscar logrados, destacan el premio a la Mejor Película y al Mejor Director, así como a la Mejor Banda Sonora y la Mejor Canción Original para la célebre My Heart Will Go On, compuesta por James Horner e interpretada por Céline Dion, que, siguiendo la estela de la película, se convirtió en el single más vendido de 1998.

Lea también:  Cine en el teatro: “La Cosa”, una comedia entre el terror y la sátira

“(‘Titanic’) es un filme que habla sobre la muerte y la separación”, ha afirmado James Cameron en una reciente entrevista a Vanity Fair, para explicar una vez más el trágico final de la historia de amor entre Jack y Rose. “Si Jack hubiese sobrevivido, el final de la película no habría tenido sentido”, ha manifestado el director.

Kate Winslet y Leonardo DiCaprio son muy amigos. Fueron juntos a la entrega de los Oscar en 2016.

“Secretamente, lo que realmente quería hacer era sumergirme hasta los restos del Titanic. Y por eso hice la película. El estudio no lo sabía, pero les dije: vamos a sumergirnos, vamos a grabarlo de verdad, y usaremos ese metraje al principio de la película”, confesó Cameron.

Para conmemorar el 20.º aniversario del estreno de Titanic, James Cameron protagoniza un documental producido por National Geographic en el que, junto a un equipo de expertos, analizará los últimos descubrimientos sobre la tragedia en la que se basa su exitosa película, tras cuyo estreno se despertó de nuevo el interés científico sobre las razones del hundimiento del navío, considerado insumergible.

En Titanic: 20 años después con James Cameron, que se estrena en Estados Unidos el 17 de diciembre, el cineasta se reúne con el explorador Bob Ballard, que descubrió los restos del Titanic en 1985, y los historiadores Parks Stephenson, Don Lynch y Ken Marschall, para analizar “qué hizo bien y qué errores cometió en una de las películas más emblemáticas de su carrera”, según anuncia el canal.

Lea también:  Premios Oscar 2016: estos son nuestros favoritos

Dos décadas después de su estreno en cines, Titanic sigue siendo la segunda película más taquillera de la historia del cine, solo superada por Avatar, y la historia de Jack y Rose es tan recordada como el propio hundimiento del transatlántico, la tragedia náutica más famosa de todos los tiempos.