Tras la aprobación de la moción de vacancia para destituir al presidente Martín Vizcarra divulgamos el resumen de los hechos por una de las más prestigiosas empresas de medios del mundo, la británica BBC.

Vacancia de Vizcarra

“No existe prueba de flagrancia de un delito, ni habrá porque no he cometido un delito, no he cobrado soborno (…)”, manifestó Vizcarra antes de la votación del Congreso.

El Congreso de Perú destituyó este lunes al presidente Martín Vizcarra

El pleno del Parlamento declaró la “permanente incapacidad moral” del mandatario en el juicio político abierto contra él y que se produce apenas cinco meses antes de las elecciones generales en el país.

La llamada “moción de vacancia” salió adelante con 105 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones, superando el número de apoyos exigidos por la Constitución (87 de 130 diputados).

La iniciativa fue impulsada por las acusaciones de corrupción contra el presidente por supuestos hechos acontecidos en su etapa como gobernador de la provincia sureña de Moquegua (2011-2014).

Vizcarra defendió su inocencia antes de la votación en el Congreso y negó rotundamente las acusaciones.

“No existe prueba de flagrancia de un delito, ni habrá porque no he cometido un delito, no he cobrado soborno (…) Son hechos falsos, no corroborados, recién está empezando un proceso de investigación, son hipótesis”, manifestó Vizcarra.

El presidente ya había enfrentado un pedido de vacancia el pasado septiembre, pero en esa ocasión el Congreso rechazó su destitución.

Proceso de sucesión

El artículo 115 de la Constitución, explica el diario peruano, establece que ante el “impedimento temporal o permanente” del presidente de la República, asume sus funciones el primer vicepresidente. En defecto de este, el segundo vicepresidente. Por impedimento de ambos, el presidente del Congreso.

“Si el impedimento es permanente, el presidente del Congreso convoca de inmediato a elecciones”, agrega la Carta Magna.

Pese a la hostilidad mostrada por los legisladores hacia el presidente, la aprobación de la “vacancia” se considera en cierto modo sorpresiva, pues no contaba con los apoyos necesarios hasta hace unos días, informa la prensa local.

La crisis política se produce en medio de la inestabilidad económica y social en el país, afectado gravemente por la pandemia de coronavirus.

El caso Vizcarra

La votación se produce después de que, en septiembre, se filtraran unas declaraciones a la Fiscalía de varios aspirantes a “colaborador eficaz”, testigos que ofrecen información a cambio de beneficios legales.

Estos supuestos delatores acusaban a Vizcarra de actos de corrupción en su época de gobernador en Moquegua, en el marco de un caso conocido como el “club de la construcción”.

En concreto, le acusaban de haber recibido hasta 2,3 millones de soles en sobornos para conceder dos obras públicas, el hospital de Moquegua y una de irrigación.

Las acusaciones no fueron ni corroboradas ni aceptadas por la Fiscalía. Provienen de tres testigos cuyo nombre no ha sido hecho público.

Vizcarra defendiendo su inocencia el 9 de noviembre en el Congreso peruano.

Vizcarra defendió su inocencia en el Congreso pero también realizó duras críticas a los legisladores.

Vizcarra considera lo ocurrido un intento de desestabilizar a su gobierno.

En su intervención este lunes, el presidente consideró que la vacancia no debía ser “usada como espada de Damocles” o “como arma política” cada vez que sale una denuncia en su contra e indicó que la gobernabilidad “no puede estar bajo amenaza permanente”.

El mandatario criticó que la moción de censura se base solamente en dos informes periodísticos, que citan una investigación de carácter preliminar, y consideró que el proceso atenta contra su derecho al “debido proceso”.