Ante las dudas respecto a  las cifras finales de la elección presidencial, la diferencia de posturas al interior de Perú Libre se mantiene, aunque le abren paso a políticas más suavizadas.

Por Arianna Gonzáles 

Perú Libre

Tras el conteo al 100%, Pedro Castillo es el virtual Presidente de la República del Perú.

Aunque aún hay solicitudes de nulidad por resolver y dicho proceso podría alargarse debido a que Fuerza Popular apelaría a las decisiones tomadas por el Jurado Electoral Especial, el conteo al 100% de la ONPE señala al candidato Pedro Castillo de Perú Libre como la primera opción para ocupar el sillón presidencial por los próximos cinco años.

Sin embargo, esta semana, como durante toda la campaña electoral, hemos podido ser testigos de las disputas sobre la mejor manera de conducir el país, que se presentan en el interior del partido del lápiz.

La postura Bermejo

Bermejo

Guillermo Bermejo ha sido protagonista de polémicas declaraciones durante la primera y la segunda vuelta electoral.

Guillermo Bermejo ha sido uno de los militantes de Perú Libre que, debido a sus ideales radicales, ha representado “una piedra en el zapato” para el partido de Pedro Castillo.

Las declaraciones del congresista electo en medio de la segunda vuelta sobre tomar acciones anticonstitucionales una vez instalados en el poder, remecieron sectores de la población, por lo que fue necesario el pronunciamiento del candidato presidencial del Perú Libre.

Esta semana, Bermejo nuevamente ha vuelto a generar polémica respecto a sus declaraciones sobre el Secretario General de su partido, Vladimir Cerrón, quien tiene una condena por el delito de negociación incompatible en agravio del Estado mientras fue gobernador de Junín.

Perú libre

Vladímir Cerrón es el Secretario General del partido Perú libre y enfrenta una condena por negociación incompatible en agravio del Estado.

El congresista electo señaló que no se puede descartar nada en relación con la participación de Cerrón, en un eventual gobierno de Pedro Castillo.

“Personalmente, no descarto nada. No puedo hablar por el resto de la bancada, pero sí puedo decir mi opinión. Soy una persona solidaria con el compañero Vladimir Cerrón, creo que es un hombre que ha sido injustamente judicializado”, manifestó.

Asimismo, indicó que Perú Libre tiene “una responsabilidad con la patria, con los votantes, pero también con nuestros militantes”, dejando entrever que la participación de Cerrón en un eventual gobierno de Castillo no es una idea remota.

Lea también:  Ricardo Márquez y sus propuestas para la reactivación económica

La postura Francke

Perú Libre

Pedro Francke se baraja como un posible Ministro de Economía dentro de un eventual gobierno de Castillo.

Para nadie es un secreto que Pedro Castillo ha generado inquietud entre la élite económica de Perú. Sus discursos autoritarios y cerrados al libre mercado, con los que convenció a gran parte sus votantes en la primera vuelta de las elecciones, no inspiraban confianza entre los grandes empresarios del país.

En medio de la campaña de la segunda vuelta y su alianza con Verónika Mendoza, la figura de Pedro Francke se introdujo en su equipo técnico para, como se ha visto hasta el momento, suavizar las propuestas en materia económica de Perú Libre.

Así, las recientes declaraciones de Francke al diario El País, se muestran contrarias a los ideales o a la figura que personajes como el electo congresista Bermejo representan.

“No habrá estatizaciones, ni expropiaciones, ni controles de precios. Nos hemos puesto un poquito más a favor del mercado”, explica el asesor

Con Francke, la revisión de contratos de las transnacionales y las hipotéticas nacionalizaciones que prometía Castillo en la primera vuelta, se han convertido en un impuesto nuevo a los beneficios de las mineras.

En esta propuesta, indica, encuentra al empresariado limeño dispuesto a entablar diálogo. Incluso, afirma que Roque Benavides, uno de los grandes empresarios mineros del país ,ha declarado públicamente que son condiciones que se pueden negociar en un eventual gobierno de Perú Libre.

Medidas suavizadas

Pedro Castillo se ha presentado como una figura menos radical en la campaña de la segunda vuelta electoral.

Por otro lado, y en pro de seguir tranquilizando al empresariado y a parte de la población, Francke asegura que el salario mínimo no variará debido al mal momento económico que atraviesan las empresas con la pandemia.

Lea también:  Informe Bloomberg: “No veo cómo esto no será percibido mal por los inversores”

Tampoco se eliminará el sistema privado de pensiones, como se había insinuado. Lo que sí se intentará será hacer una reforma del mismo porque, considera, que el de ahora es ineficiente.

De la misma manera, la propuesta del cambio de la Constitución es considerada por el economista como “un proceso largo y poco probable”, aunque considera que hay artículos que podrían modificarse.

“La actual Constitución tiene algunos candados que dificultan tomar algunas medidas. Dice que la inversión extranjera tiene los mismos derechos que la inversión nacional. Ninguna constitución del continente americano tiene un artículo como ese”, afirma.

Sin embargo, el economista cree que se debe a que el texto tiene un sesgo ideológico. “Si gana la izquierda, que pueda aplicar políticas de izquierdas. Con algunos límites, por supuesto, como, por ejemplo, la autonomía del Banco Central de Reserva”, sostiene.

Esto, porque considera importante respetar el equilibrio de poderes, pero también porque constituye el manejo global de las instituciones de la economía.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.