El agotamiento mental es algo que, al parecer, todos hemos adquirido durante la pandemia. Pero, ¿por qué es importante saber sobre él y cómo puedes recuperarte de uno? Aquí te lo contamos. 

Por Daniella Bejarano

Es normal tener un mal día, sentirse agotado, sin ganas de hacer las cosas o desmotivado, en especial cuando las cosas se tornan muy difíciles para uno mismo, o sobre todo, luego de una situación de estrés. 

La falta de sueño ocasionada por el agotamiento mental puede traer graves consecuencias como la obesidad, depresión y ansiedad, generando un círculo vicioso que puede realmente causar problemas psicológicos a una persona.

“Una menor cantidad de sueño a la recomendada se correlaciona con la obesidad, la diabetes y problemas de tolerancia de glucosa, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, ansiedad, síntomas de depresión y uso del alcohol”. Como regla de oro, entre más enfermo está el paciente, menor será la probabilidad de que duerma bien”, señala un reporte liderado por los expertos Joseph A. Hanson y Martin R. Huecker.

AGOTAMIENTO MENTAL

Sin embargo, existen herramientas que puedes usar a tu favor para sobrellevar el agotamiento mental y aquí te las contamos.

No olvides cuidar tu cuerpo 

El sedentarismo también afecta el estado mental. Se ha comprobado que el ejercicio libera ciertas sustancias en el cerebro que ayudan a lidiar con el estrés y con ella, a que tengas un mejor estado de ánimo. Por tal motivo, es muy importante que dediques al menos 30 minutos a algún tipo de actividad física. 

Identifica las causas

Detectar el problema es el primer paso para solucionarlo, así que debes entender y saber qué te está causando ese agotamiento mental. Según expertos de la Universidad Berkeley, estas son algunas de las causas más comunes: 

  • Carga de trabajo demasiada pesada
  • Sentir que no se tiene control de nada
  • Explotación sin suficientes recompensas 
  • Tener un entorno de trabajo injusto y hostil
  • Falta de apoyo o comunidad
  • Tener que realizar un trabajo que va contra tus valores

Enfócate en el futuro

No te centres solo en los problemas, piensa en dónde te gustaría estar o qué te gustaría lograr, hacer o ver y comienza a trabajar en un plan para alcanzar tus metas. Eso te ayudará a enfocarte en lo positivo y no entrar en un bucle de negatividad. 

Atrévete a tomar las decisiones importantes 

Si el agotamiento mental es por causas laborales, por ejemplo, hay una clara decisión que debes tomar. No basta solo con identificar el problema, sino también en tomar decisiones y actuar para salir de ellos.

Delega

No puedes hacerlo todo solo, es importante entenderlo. Rodearte de las personas correctas que sean un apoyo, no una carga y aprender a delegar las obligaciones entre todos, ayudará mucho en recuperarte de un agotamiento mental. 

Diversifica tu tiempo

El desgaste mental también puede estar relacionado con una rutina demasiado cerrada en la que haces lo mismo todo el tiempo. Enfocarte solo en el trabajo o una cosa en específico puede ser agotador. Es por tal motivo que es importante darte un tiempo para conectar con la naturaleza o realizar un hobby que te ayude a relajarte o despejar la mente. 

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.