Abimael Guzmán ha muerto, pero su imagen sigue viva. El último sábado el líder terrorista exhaló su último suspiro, pero su nombre continúa rondando en el ambiente de la opinión pública. Además del gran impacto mediático que significa su deceso, existe una interrogante que mantiene en velo a la opinión pública: ¿Qué sucederá con su cuerpo? Ante esta disyuntiva, el Poder Ejecutivo, el Legislativo y la Fiscalía se han pronunciado al respecto. A continuación, detallamos los escenarios del posible futuro de los restos del mayor genocida de la historia del Perú. 

Por Salvador Sampén 

La Presidencia da un paso al costado

Pedro Castillo, Presidente de la República. Foto: Gestión.

No se harán cargo. Desde la Presidencia de la República emitieron el siguiente comunicado: “No nos corresponde decidir sobre la disposición final del cuerpo del terrorista Abimael Guzmán, pues es competencia del Ministerio Público”. De esta forma, el Jefe de Estado, Pedro Castillo, ha dejado claro que no tendrá vínculo en el destino final del cuerpo del líder senderista. 

 

Recordemos que el Ministro de Justicia, Aníbal Torres, también tuvo un rol mediático en este caso cuando este lunes envió un oficio a la fiscal general de la nación, Zoraida Ávalos, solicitándole que se disponga la cremación de los restos de Guzmán. 

Panorama dividido en el Congreso  

Nueve bancadas del Congreso de la República han pedido públicamente que se incinere el cuerpo de Abimael Guzmán. A través de un comunicado, argumentan que la cremación de los restos del camarada “Gonzalo” evitaría que en un futuro se utilicen espacios para rendirle tributo, algo que evidentemente significaría apología al terrorismo e incluso podría causar una distorsión en la manera en cómo se cuenta la historia. 

A propósito de este contexto, los parlamentarios Gladys Echaíz (Alianza para el Progreso) , Norma Yarrow (Avanza País) , Alejandro Cavero (Avanza País), Yorkel Alcarraz (Somos Perú), Karol Paredes (Acción Popular) y Rosángela Barbarán (Fuerza Popular) visitaron el Ministerio Público y la Morgue del Callao para identificar el cuerpo de Guzmán.  

La congresista Echaíz especificó que se encontraban “preocupados por los comentarios que había por la muerte de Abimael Guzmán, las leyendas que se tejen sobre su muerte”. Sin embargo, aclaró que tuvieron a la mano “muestras fotográficas tanto del sitio en el que estaba, como también las  fotos de cuando fue llevado a la morgue”. En ese sentido, confirmó que “es la misma persona que sale en los diarios y hemos visto a lo largo de los tiempos”. 

Por  su parte, el congresista de Renovación Popular, José Cueto, no corrió la misma suerte. Al igual que otros representantes, pero por su cuenta, acudió a la Morgue del Callao para verificar los cuerpos del líder terrorista. No tuvo éxito porque le impidieron el ingreso. Ante esta situación, señaló que se generan suspicacias porque “la fiscal a cargo es una doctora que dice que no tiene orden, que no puede dejar pasar, a pesar que existe una ley que habilita a un congresista ingresar a cualquier entidad pública para verificar cualquier actividad”. 

De esta forma, según las declaraciones de los congresistas, la verificación se ha hecho mediante fotos y no han observado presencialmente el cuerpo del líder de Sendero Luminoso. Por un lado, se ha intentado despejar las dudas. No obstante, por otro, las interrogantes continúan presentes. 

Destino final 

Abimael Guzmán encarcelado. Foto: AFP

Abimael Guzmán encarcelado. Foto: AFP.

Dos representantes de la Fiscalía del Callao y tres de la Policía Nacional estuvieron a  cargo del levantamiento del cuerpo de Abimael Guzmán. El diario El Comercio tuvo acceso al informe que detalla que la forma en la que se encontró el cadáver del camarada “Gonzalo” fue con una chaqueta beige pantalón plomo y medias azules en una postura decúbito dorsal sobre la cama clínica habilitada en su celda. 

Hasta el momento, el consenso apunta  a que el cuerpo de Guzmán será cremado. No obstante, el destino final de los restos de este oscuro personaje quien es el máximo responsable de 30 000 muertes en el país, entre 1980 y 2000, aún es sombrío. 

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.