Bebidas espirituosas hay muchas, pero solo unas pocas alcanzan un nivel de calidad mundial. Hoy te presentamos algunas propuestas peruanas de destilados alternativos a nuestro ya clásico pisco, como el vodka, gin y cañazo. ¡A disfrutar!

El Perú es uno de los países más diversos del mundo en cuanto a ecosistemas, flora y fauna, insumos esenciales para producir algunos de los productos más exclusivos del mundo. Por ello, decidimos hacer una lista con los principales destilados peruanos que vienen triunfando tanto en los restaurantes más exclusivos de la capital como en las más finas barras del mundo. Con ustedes, algunos de los mejores licores peruanos de exportación.

14 Inkas

A diferencia de otros destilados, 14 Inkas está pensado para la coctelería y diversas combinaciones.

El primer vodka hecho de papas nativas en la región andina y quizás el destilado peruano mas premiado de momento: doble medalla de oro en San Francisco, medalla de oro en Hong Kong 2019, Medalla de oro en London 2018 y Medalla de oro en New York en 2018.

Su proceso está controlado desde el campo. 14 Inkas trabaja con una comunidad en Huancavelica que los provee de papas de la variedad muruhuayro, las cual fue cultivada con técnicas ancestrales y de manera ecológica. Luego, para fermentarlas, se realiza un proceso de hidrólisis o transformación de almidón a azucares fermentables y cada batch de 500 litros se destila tres veces en un pot-still totalmente de cobre para obtener un vodka brillante, de ingreso dulce y suave, con algunas notas a frutos como plátano y fresas, que se mantienen en un retrogusto largo y pronunciado.

Mayor información en pedidos@vodka14inkas.com o llamando al 940 204244.

Caña Alta Joven

Producido por Destilería Andina, caña Alta también tiene su versión reposado.

      

Es un cañazo fino de doble destilación. Se produce del jugo de caña recién cosechada, por lo que retiene el carácter de la tierra. La caña es cultivada y destilada por pequeños productores cusqueños y apurimeños en altura. Crece en valles altos irrigados por ríos glaciales que alimentan el Amazonas. El segundo destilado se hace a 2.800 m.s.n.m. en Ollantaytambo, lo que permite cocinar sin quemar. 

Viene en dos presentaciones: Caña Alta Joven Verde y Caña Alta Joven Azul.  La primera se trabaja con cañas de sabor y aromas más intensos y vegetales que suelen ser de menores alturas, mientras que en el Azul la destilación se enfría y repite, se reposa y filtra en carbón vegetal fresco de madera local.

Mayor información: ​alambique@destileriaandina.com