En diciembre pasado, el Perú se sumó a una corta lista de países en los que la marihuana medicinal se vende de forma legal. Sin embargo, quienes la necesitan aseguran que la ley está incompleta, ya que solo permite la producción de cannabis a través de laboratorios y no el autocultivo, algo que la hace prohibitiva para muchos a quienes esta planta les da más que salud.

Por Ricardo Sarria

Cuando en 2017 el diario “El Peruano” publicó el Decreto Supremo que aprobaba el Reglamento de la Ley N.° 30681 –que permite la producción, comercialización, investigación y uso del cannabis medicinal– el Perú se convirtió en uno de los pocos países en regular su uso medicinal y terapéutico. Esta noticia nos colocaba en la misma lista que conforman naciones como Alemania, Canadá y Australia. No es poca cosa que nuestro país, uno de los más biodiversos del mundo y en cuya tierra puede cultivarse una de las mejores plantas de marihuana del planeta, se haya reconectado con su milenario pasado a través de un hecho común: el uso permitido de plantas medicinales para paliar el dolor y sanar diversas dolencias. Pero la aprobación del reglamento de la ley ha sido solo una pequeña victoria en una lucha que continúa.

Marihuana Medicinal: Ana Álvarez y Anthony

Ana Álvarez y su hijo Anthony.

Las plantas son vida

La madrugada del 7 de febrero de 2017, la Policía decomisó cinco kilos de marihuana en un laboratorio clandestino, ubicado en la cuadra 2 de la calle Inclán, en San Miguel. En el lugar, se hallaron equipos utilizados para extraer aceites de las plantas y para el cultivo. Ana Álvarez, madre de Anthony, joven que padece esclerosis tuberosa con síndrome de Lennox-Gastaut, y que accedía al tratamiento para disminuir los síntomas (epilepsia, deterioro de su sistema neurológico), fue una de las que se manifestó en contra de la incautación. Eso le costó una denuncia por el delito contra la salud pública y tráfico ilícito de drogas en agravio del Estado. La denuncia no procedió, finalmente, debido a que el Poder Judicial no encontró pruebas suficientes y tras una presión mediática importante.

Kurt Schwarz: Presidente de la Asociación Peruana de Industrias de Cannabis

Kurt Schwarz: Presidente de la Asociación Peruana de Industrias de Cannabis.

 

Han pasado dos años desde este acontecimiento y Ana no piensa frenar el tratamiento que “devolvió a la vida” a su hijo y, por el contrario, promete seguir luchando. “La cannabis medicinal le ha dado calidad de vida a Anthony: puede sociabilizar, participa de talleres de teatro, va a la escuela y puede realizar actividades que antes no podía. Su salud ha mejorado notablemente y también el entorno. Aunque sabemos que el cannabis no cambiará el diagnóstico, nos lo devolvió”.

Francesca Brivio: Comunicadora y vocera por el uso de la marihuana medicinal.

Francesca Brivio: Comunicadora y vocera por el uso de la marihuana medicinal.

Encuentra el artículo completo en la edición 683 de la revista COSAS, ya a la venta en tiendas, quioscos y ahora, también la puedes solicitar desde Rappi.