Dos recientes egresadas de la carrera de Educación y Gestión del Aprendizaje explican por qué la formación recibida en la UPC les ha permitido contar con las herramientas necesarias para superar con éxito un desafío tan grande como la crisis de la COVID-19.

En la carrera de Educación y Gestión del Aprendizaje de la UPC, la búsqueda de la innovación educativa juega un rol absolutamente central. Lejos de los paradigmas tradicionales, los docentes egresados de la UPC son capaces de atender y considerar a cada niño desde su propio ritmo de aprendizaje.

Stephanie McFarlane y Fabiola Fernández son dos recientes egresadas de la carrera que se vieron enfrentadas con el reto de adaptarse a la nueva realidad educativa que imponía la crisis sanitaria del COVID-19. Gracias a la formación recibida en la UPC, ambas afirman que contaron con las herramientas necesarias para sobrellevar con éxito este desafío.

“Durante la carrera no solo aprendimos a trabajar en el aula, sino también a desarrollar proyectos educativos. Más que educadores de aula tradicionales, la carrera busca formar emprendedores en la educación. Es otra mirada, mucho más innovadora”, señala McFarlane, profesora en el colegio Roosevelt de Lima desde febrero del año pasado.

“En la universidad tuvimos cursos de tecnologías para la educación, que es algo imprescindible ahora más allá de la pandemia, pues en la actualidad todos los niños tienen acceso desde muy pequeños a tablets y laptops, que son herramientas que pueden facilitarnos muchísimo la enseñanza”, explica Stephanie. “Pero es cierto que ahora, durante la cuarentena, sentí que pude adaptarme con mucha más facilidad y rapidez a los cambios, gracias a mi juventud, sí, pero sobre todo a los cursos que recibí en la UPC. Ha sido un proceso de aprendizaje constante, pero no ha sido tan complicado para mí”.

Lea también:  Congreso Internacional de Educadores 2020

“El equipo humano que encontré en la universidad fue extraordinario”, destaca Fabiola Fernández, quien actualmente trabaja como tutora de sexto grado y profesora de matemáticas y ciencias en el colegio AYNI, ubicado en el Valle Sagrado de los Incas, en el Cuzco. “Yo siento que nuestros profesores, sin saberlo, ya nos estaban preparando para todo lo que venía. Cuando empezó la pandemia, me di cuenta de inmediato que todo lo que había aprendido en la Universidad tenía sentido. Gracias a mi formación en la UPC, tenía claro que la necesidad actual de la educación tiene que ver con escuelas democráticas, pensamiento divergente y con la generación de diálogo, discusión e investigación entre los niños”.

De acuerdo con Manuel Rodríguez, director de la carrera, la educación del siglo XXI reclama profesionales que cuenten con distintas competencias para afrontar los retos que se presentan día a día. “Todos nuestros alumnos, como Stephanie y Fabiola, han sido preparados para que puedan enfrentar con éxito cualquier reto que se pueda presentar en el mundo de la educación para los próximos treinta años”, afirma Rodríguez. “La pandemia ha representado una prueba muy grande para nuestros estudiantes, pero podemos confirmar que han estado a la altura, aplicando la ciencia y el método científico a la solución de estos problemas nuevos, e integrando de manera innovadora la tecnología, pero, sobre todo, su humanismo a la enseñanza con los niños. Porque la innovación educativa no solo está en el aspecto tecnológico, sino también en la atención a la diversidad y en el cuidado del bienestar socioemocional de los estudiantes”.

Mauricio Novoa, decano de la Facultad de Educación de la UPC

“La carrera de Educación y Gestión del Aprendizaje fue creada tomando en cuenta la integración de la tecnología en los procesos de aprendizaje mucho antes de que esta pandemia hiciera evidente esta necesidad. Puede decirse que la tecnología está en nuestro ADN, no solo en la facultad, sino en toda la universidad en su conjunto. Nuestros egresados son altamente valorados en el sector educativo.

Lea también:  UPC: Diseño con rango internacional

Esto responde a que la formación que reciben los prepara para ser flexibles y estar en permanente evolución, desarrollando iniciativas acorde a lo que las nuevas generaciones, el contexto y cada niño o niña en particular, requieren. Por otro lado, es importante entender que innovación no es otra cosa que la búsqueda de conocimiento, en la medida que el conocimiento te permite ensanchar los horizontes de una disciplina. En la Facultad de Educación desarrollamos esta vocación a través de una plana docente de reconocido prestigio nacional e internacional, de una malla curricular en permanente actualización y del Congreso Internacional de Educadores que, desde hace más de una década, impulsa la reflexión y generación de ideas en el sector.

Mauricio Novoa Educación y Gestión del Aprendizaje

Educar a educadores exige una gran responsabilidad que solamente puede llevarse a cabo formando profesionales éticos, relevantes para la sociedad y comprometidos con el futuro de nuestro país. En una palabra, nuestra facultad aspira a formar no solo buenos profesionales, sino personas que sean referentes en el ámbito de la educación. Si existe una carrera que verdaderamente puede transformar el Perú, esta es la educación.

La educación ofrece una extraordinaria posibilidad a aquellos jóvenes que aspiran a ser verdaderos instrumentos de cambio en nuestro país. Una revolución trascendente en el Perú solo es posible a través de la educación”.

 

UPC: Formando educadores con visión internacional