Con el debido entrenamiento, los perros guía no solo acompañan a sus amos en su día a día para que sus condiciones de vida sean mejores, sino que también les brindan soporte emocional y un afecto incomparables. Conoce un poco de su historia a continuación. 

Por Redacción COSAS

perro guía

En Europa y algunos países de Latinoamérica, como Argentina, los perros guía pueden ingresar a cualquier lugar, local o establecimiento público y privado de acceso público.

Sabemos de sobra que la agudeza mental de algunos perros es consecuencia de su raza o adiestramiento, pero hay mascotas que son capaces de ir mucho más allá cuando se trata de acompañar, servir y amar a sus amos. Estamos hablando de los perros guía o lazarillo.

Si bien la labor más conocida de estas mascotas es la de ayudar a personas con discapacidad visual, hay muchos tipos de perros guía. Algunos están entrenados específicamente para acudir a sus amos ante una crisis de pánico o ansiedad; otros para identificar cuándo hay alguna alteración química en su sangre (como una irregularidad en los niveles de glucemia, en el caso de los diabéticos); o simplemente brindarles un valioso soporte emocional, especialmente en el caso de las personas afectadas psicológicamente luego de haber participado en eventos traumáticos.

perro guía

Durante la Primera Guerra Mundial, los perros guía se comenzaron a usar en Alemania y Gran bretaña.

Pero ¿cuál es el origen de los perros guía y cómo se entrenan estos animales para llegar a ser lo que son? Nuestros amigos de Gabrica, especialistas en mascotas, nos cuentan un poco sobre el fascinante mundo de los perros guía.

Lea también:  "Por amor a las mascotas": así puedes ayudar a cientos de perros y gatos en abandono

Perros guía para personas con discapacidad visual: los inicios

Los primeros perros guía o perros lazarillo de los que se habla en la historia fueron entrenados en Gran Bretaña y Alemania, durante la Primera Guerra Mundial. Las cuatro mascotas fueron entregadas a soldados que debido a las vicisitudes de la guerra perdieron la visión total o parcialmente.

Las razas seleccionadas para cumplir esta misión fueron Pastor Alemán y Ovejero. Estos animales ya habían sido empleados por la milicia británica en el combate gracias a su inteligencia, instintos desarrollados, obediencia y fortaleza.

perro guía

A lo largo. de la historia, se han utilizado diversas razas para cumplir la misión de perros guía.

En la actualidad son los Labradores Retriever los perros más utilizados para llevar a cabo esta misión. La razón por la cual esta raza se fue adoptando paulatinamente en sustitución de animales como el Pastor Alemán o el Pastor Belga, por ejemplo, se debe a su dulzura, ecuanimidad y buen carácter.

Muchas de estas mascotas cuentan incluso con certificaciones. Esto se debe a que algunas instituciones encargadas de la crianza y formación de perros guía están plenamente convencidas de que hay factores hereditarios que no solo influyen en la conducta del perro, sino también en su habilidad para el aprendizaje.

Gracias a esto, seleccionan con mucho cuidado a los padres. El fin es garantizar una camada saludable, despierta y que, llegado el momento, esté lista para cumplir su misión.

No obstante, la raza no es una limitación. Hoy en día conocemos historias hermosas que nos muestran cómo animales rescatados, de razas muy diversas, lograron desempeñarse muy bien como perros de servicio, facilitando las vidas de sus amos.

perro guía

En los últimos años se han emprendido varias iniciativas para adiestrar perros de otras razas, e incluso mezclas y callejeros, con la idea de evitar el abandono de los canes, y al mismo tiempo prestar asistencia a personas con discapacidad.

El entrenamiento

Por supuesto, el programa de entrenamiento de un perro guía debe estar a cargo de personas expertas no solo en la crianza de estos animales, sino también en su formación, pues, si bien el Labrador Retriever es una de las razas predilectas para desempeñarse como animal de servicio,  su desbordante energía puede representar un factor caótico si no cuenta con el adiestramiento necesario.

Lea también:  Estas son las mejores islas privadas del mundo

Los perros que reúnen las características para desempeñarse con éxito como un animal guía o lazarillo se escogen desde que son cachorros. Desde que el cachorro tiene 3 meses de vida comienzan las primeras pruebas que determinarán si está o no capacitado para ser un buen animal de servicio y, de aprobar esta etapa, su juventud transcurre con un programa completo de entrenamiento. Cuando la mascota cumple el primer año de vida, entra oficialmente a una escuela para perros guía. Ahí no solo se complementan todos sus conocimientos, sino que recibe su debida acreditación. Y entonces está listo para cambiar la vida de un ser humano por completo.

Amorosos, inteligentes, previsivos, empáticos… ¿Qué sería de la vida de algunas personas en la actualidad si no gozaran de la compañía de estos perros excepcionales?

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.