¿Cómo encontrar el match perfecto? ¿Aquel que no solo protegerá tu piel, sino que se encargará de hidratarla, corregir ciertos defectos y que no la maltratará en lo más mínimo? Cada piel es diferente y necesita que se preste atención a sus necesidades específicas. A continuación, algunas especificaciones que tienes que saber antes de elegir el bloqueador de verano.

Piel seca

La más delicada ante las inclemencias del sol, por eso hay que poner especial cuidado en protegerla. Además del típico daño, la exposición solar exacerba la condición de la piel seca, precipitando problemas como el envejecimiento prematuro, la aparición de arrugas profundas o la pérdida de tersura. 

Se necesita proteger con el SPF adecuado al color de la piel (que indicaremos más adelante) con cremas oleosas o especialmente densas. La idea es buscar productos con óxido de zinc  u óxido de titanio, que ayudarán a mejorar la hidratación, a la vez que causan una sensación de bienestar evitando la tirantez. Otra gran ventaja de los bloqueadores con zinc o titanio es que empiezan a protegerte al instante de aplicarlos, y no hay que esperar la proverbial media hora para que empiecen a hacer efecto.  

Physical Eye UV Defense SPF 50, de SkinCeuticals

Para el contorno de ojos. 

SPF 50+ Broad Spectrum Mineral Sunscreen Stick, de Mustela

Diseñado para niños, es ideal para pieles extra secas. 

 15™ Mineral Sunscreen Moisturizer, Kiss My Face Everyday

Perfecto para uso diario. 

Piel grasa

Aunque una piel oleosa tiene una mayor resistencia a los rayos solares, el peligro del verano radica en la proliferación de rosácea o acné. El calor contribuye a hacer de la piel grasa caldo de cultivo para este tipo de inflamaciones. Además de buscar un bloqueador fluido o de rápida absorción, es esencial que este sea no-comedogénico, es decir, que no cause espinillas ni brotes de acné. Deben estar libres de cualquier sustancia oleosa. 

Lea también:  Shizen: tres platos nikkei que debes probar

Las pieles grasas reciben mejor un protector de SPF bajo que se reaplique cada dos o tres horas, que bloqueadores diseñados para durar más, cuya textura será difícilmente absorbida. 

Anthelios 60 Ultra Light, de La Roche Posay

En spray

Clear Face Break out free SPF 30, de Neutrogena

Perfecta para pieles que sufren de acné intenso.

Chem- free solar defense cream, de Beautyrx Skincare by Dr. Schultz. 

De rápida absorción. 

Piel mixta

La piel mixta, el tipo más común en la comunidad latina, tiene sus propios trucos para lograr la protección perfecta. El principal es probar y observar. Este tipo de piel puede compartir tendencias con la piel grasa y la piel seca, entonces se debe observar si se inclina especialmente por alguno de los problemas de este tipo de pieles. Si no es el caso, lo básico que el bloqueador elegido debe tener es resistencia al agua y protección de amplio espectro: UVA y UVB.

La gran ventaja de este tipo de piel es que sin los problemas específicos a tratar, hay libertad para elegir bloqueadores hidratantes, bb creams o bloqueadores que funciones a la vez como tratamientos reparadores o anti edad. 

Crema Solar Antiarrugas Alta Protección UVA/UVB 30, de Clarins

Especial para pieles que necesitan alta protección. 

Ultra Veil Sunscreen, de Amarté 

Fórmula ligera. 

Professional -C SPF 30, de Obagi

Fórmula enriquecida con vitamina C, para evitar la aparición de líneas de expresión. 

Pensar en color

Mucho se habla sobre bloqueador y melanina. Lo cierto es que hay que tomar en cuenta un dato clave a la hora de escoger el bloqueador. El SPF, o factor de protección, tiene poco que ver con el tono de la piel. Toma entre 15 y 20 minutos de exposición para que la piel se empiece a quemar. El SPF indica el tiempo de protección. Por ejemplo, un producto de SPF 15 previene que la piel se queme por 15 veces el tiempo normal, el decir entre 200 y 300 minutos de exposición. ¿Significa esto que estás protegida por 5 horas con una sola aplicación? No. Significa una barrera fija de máximo 3 horas, tiempo después del cual la mayoría de dermatólogos recomienda re aplicar. 

Lea también:  Diez diseños de piscinas que invitan a soñar

La conclusión es que un SPF más alto no significa mayor protección, sino mayor tiempo sobre la piel. ¿Qué hacen las pieles blancas y las pieles negras? El uso y elección del bloqueador está en los detalles. Un bloqueador de SPF 15 protege del 94% de los rayos; uno de 30 bloquea el 97%; los de 50 lo hacen con el 98%. Las pieles más blancas deben quedarse en el de SPF 50. Realmente no hay necesidad de ir más allá porque la protección al 100% no existe. El secreto es reaplicar cada dos o tres horas. Las pieles más oscuras pueden usar bloqueadores de SPF 15, que además contienen siempre menos químicos dañinos e incluso pueden estar elaborados con ingredientes completamente naturales… pero también necesitan reaplicar cada tres o cuatro horas, porque la protección igual se diluye. 

Brush On Block Spectrum SPF 30 by Susan Posnick Family

Protector en polvo para reaplicar con facilidad. 

Protection Naturelle SPF 46+, de Chantecaille

Protector en polvo para pieles secas. 

 

 

Por Alejandra Nieto