London Fashion Week se caracteriza por tener un acercamiento muy particular al estilo. Y es que la ciudad desborda una actitud al vestir que trasciende las pasarelas. De ahí que celebridades y royals se mezclen en el evento, que este 2020 nos ha dejado algunas de las más interesantes postales. Veamos. 

Por Redacción COSAS

1. El debut de la princesa Anne en la Semana de la Moda

En su último día, London Fashion Week recibió a una invitada de lujo. La princesa Anne, de 69 años, acudió al magno evento de la moda en representación de su madre a entregar un premio. La hija de la reina Elizabeth II reconoció el trabajo de la diseñadora británica de origen zambiano Rosh Mahtani, creadora de la firma de joyas Alighieri

La distinción se realizó en mérito a los materiales de origen responsable que emplea la marca, además del empleo de mano de obra local. La princesa real, conocida por su impoluto estilo, acudió con una chaqueta verde esmeralda y un vestido para la ocasión. Como se sabe, Anne de Edimburgo es presidenta de la Asociación de Moda y Textil del Reino Unido, organización hermana del British Fashion Council

London Fashion Week 2 (3)

Su Alteza Real entregó el premio Reina Elizabeth II a la diseñadora Rosh Mahtani.

Antes que ella, otros miembros de la realeza desempeñaron esta tarea. En 2018, Su Majestad sorprendió a todos los presentes cuando llegó para otorgar por primera vez el galardón. En aquella ocasión, el homenajeado fue Richard Quinn. La monarca, por su parte, disfrutó la ceremonia en primera fila, al lado de la editora de “Vogue”, Anna Wintour

El año pasado, la duquesa de Cornwall hizo lo propio al entregar el premio a Bethany Willliams. Como se sabe, este reconocimiento se entrega a diseñadores jóvenes que hacen la diferencia en la sociedad por medio de prácticas sostenibles y participación comunitaria. 

London Fashion Week 2 (2)

La reina Elizabeth II junto a Anna Wintour en el desfile de Richard Quinn, en 2018.

2. Lena Dunham derribó los prejuicios y subió a la pasarela

La directora, guionista y actriz desfiló en London Fashion Week para la firma de lujo 16ARLINGTON, creada por Marco Capaldo Kikka Cavenati. Lena caminó por la pasarela con un vestido corto plisado con amplio vuelo, en color negro con estampado dorado, acompañado de un top de cuero asimétrico. Los plausos no se hicieron esperar. Nadie podía creer que la artista estaba ahí, desafiando los cánones de belleza y estilo. Ni siquiera la propia Dunham, quien más tarde en su cuenta de Instagram reveló la emoción que sintió en principio y el miedo que la invadió después.

View this post on Instagram

When my friends at @16arlington asked me to walk the runway, I basically yelled “YES WHEN!?” Who doesn’t want to be a supermodel!? I don't get out of bed for less than $10,000 a day, just like Linda Evangelista (JK, will work for chips.) It was only after my initial scream of joy that I realized this would hit on a lot of my insecurities- about my body, desire-ability and general coolness. But Marco & Federica are such sensitive, funny and wise artists and they created a show that could make any woman feel beautiful and unusual and happy in her total uniqueness. I loved meeting girls from all over the world (wow, your job is a lot harder than it looks- I can barely move my legs after that strut, so hats off to models) and I’m so proud to call the designers my friends. Congratulations, my loves, on your first runway show! What a way to spend #ValentinesDay 😍 #LFW #LondonFashionWeek (📸: Mitchell Sams)

A post shared by Lena Dunham (@lenadunham) on

Además de compartir sus inseguridades, también expresó la gran admiración que siente por el trabajo de las modelos. “Cuando mis amigos de @16arlington me pidieron que desfilara, básicamente grité “¡¿SÍ, CUÁNDO?!” ¿Quién no quiere ser una supermodelo? No me levanto de la cama por menos de US$ 10 mil al día, al igual que Linda Evangelista (trabajaría por unas papas fritas)”, bromeó la protagonista de “Girls”.

“Fue justo después de mi grito de alegría inicial que me di cuenta de que esto afectaría a muchas de mis inseguridades —sobre mi cuerpo, habilidad de deseo y frescura general—. Pero Marco y Federica son tan sensibles, divertidos y sabios, y crearon un espectáculo que podría hacer que cualquier mujer se sintiera guapa, inusual y feliz en su singularidad total”, agregó.

3. Los Beckham, una familia sin igual

La familia Beckham se dio cita en el Banqueting House, un antiguo edificio señorial de la capital inglesa, donde la diseñadora y excomponente de las Spice Girls presentó su nueva colección. David y sus hijos Romeo, Cruz y Harper —solo faltaba el mayor, Brooklyn, de 20 años, que actualmente reside en Estados Unidos— se sentaron en la primera fila entre dos pesos pesados de la industria, Anna Wintour Edward Enninful —directores de las ediciones estadounidense y británica de la revista “Vogue” respectivamente—.

El exfutbolista y sus retoños se vistieron de Dior, mientras que la pequeña Harper se decantó por un vestido midi con print de flores y acabado satinado, que combinó con unas botas negras de inspiración militar.

London Fashion Week 1

Los Beckham no se pierden una edición de la London Fashion Week. No obstante, en esta oportunidad, Victoria remarcó la presencia de su hija Harper, a quien nombró “su invitada especial”. 

Tampoco quisieron perderse el desfile la madre y la suegra de Victoria, quienes coincidieron al elegir para la ocasión un traje de chaqueta. No obstante, una lo llevó en salmón y la otra en negro.

 

Fotos: @victoriabeckham, @theroyalfamily