En esta Semana de la Moda de París Primavera-Verano, las grandes casas de lujo, que organizaron principalmente shows físicos, presentaron colecciones fáciles de llevar y cómodas, con matices optimistas, pero dejando de lado la fantasía absurda.

Por Isabel Miró Quesada

Y así, la Semana de la Moda de París que todos estaban tan ansiosos por ver cómo se desarrollaría en un mundo asolado por una pandemia, ha terminado. Para bien o para mal, no hubieron grandes cambios en el formato. Muchas marcas de lujo organizaron shows físicos con algunas medidas de distanciamiento social, mientras que las marcas más pequeñas optaron por formatos digitales interactivos.

En las pasarelas había ropa más “ponible” de lo que normalmente se presentaba: siluetas cómodas, sin apenas tacos (ciertamente ninguno muy alto), pero con un toque de estampado o brillo buscando dotar un tono de optimismo, como para recordarle al público días más felices están por delante. Recopilamos lo mejor de la semana a continuación.

Christian Dior: una colección con tono espiritual

La última colección de Maria Grazia Chiuri está inspirada en la “poesía visual” de la artista de vanguardia italiana Lucia Marcucci. Marcucci creó cajas de luz con collages que parecían vitrales de iglesias y que sirvieron como telón de fondo de la pasarela. La ropa en sí estaba propuso una forma más relajada de vestirse, como resultado de haber sido diseñada durante el encierro. Había túnicas largas y rústicas, vestidos conservadores, dos piezas de terciopelo con bordado de cashmere y algunos abrigos que evocaban a Joseph and the Amazing Technicolor Dreamcoat. Pero estuvieron presentes también el denim desgastado característico de Chiuri y los vestidos etéreos y transparentes que conforman sus colecciones pasadas.

Hermés sorprende con sensuales siluetas

Nadège Vanhee-Cybulski presentó una colección de Hermès más sexy de lo que la mayoría había anticipado. Se debaja ver mucha piel debajo de vestidos tipo delantal de cuero, delicadas mallas y pequeños tops strapless de cuero debajo de chaquetas de motociclista abiertas. Los bolsillos estilo cargo de gran tamaño en el pecho y algunos conjuntos celestes fueron definitivamente felices sorpresas de esta sensual colección.

Chanel-Wood

Inspirándose en las actrices de Hollywood, y sus glamorosos looks dentro y fuera de la pantalla, Chanel recreó el icónico letrero en las colinas de Santa Mónica usando su nombre. Frente a la estructura, las modelos se pavoneaban con pañuelos de seda atados holgadamente en el cuello como si estuvieran volando en el viento mientras manejan un convertible. Una dosis de flúor, gráficos, algunas túnicas de color rosa intenso y, por supuesto, mucho tweed se combinaron las icónicas camelias de satén.

Lea también:  Invasión Latina: Louis Vuitton en Río

Colección de Chanel: Semana de la Moda de París 2021Colección de Chanel: Semana de la Moda de París 2021

Las prendas de noche más elegantes incluyeron boleros con lentejuelas, tweed brillante, capas negras y transparentes y piezas con plumas en degradé. Una exposición recientemente inaugurada “Gabrielle Chanel: Fashion Manifesto” en el Palais Galliera de París muestra la relación centenaria de la casa con Hollywood, mostrando looks de Grace Kelly, Delphine Seyrig y Jeanne Moreau.

Louis Vuitton mira al futuro

En otra forma ingeniosa de fusionar lo físico y lo digital, Louis Vuitton proporcionó asientos virtuales a los invitados que no podían volar a París instalando cámaras web en la primera fila. Aunque todavía con un toque de futurismo, la colección de Nicolas Ghesquière esta vez se sintió mucho más amigable.

Aunque todavía con un toque de futurismo, la colección de Nicolas Ghesquière esta vez se sintió mucho más amigable

Aunque todavía con un toque de futurismo, la colección de Nicolas Ghesquière esta vez se sintió mucho más amigable

Había chaquetas de ensueño, desde blazers recortados, trincheras de gran tamaño hasta chaquetas bomber con hombros caídos. Estas se combinaban con pantalones estilo harén con cinturón grueso. Los zuecos holandeses pueden ser un poco difíciles de agregar al guardarropa de una persona promedio, pero las cadenas de oro en los bolsos clásicos y los clutches verde neón definitivamente volarán de los estantes.

Chloé: el streetstyle cómodo de la Semana de la Moda

Natacha Ramsay-Levi pasó el aislamiento reconsiderando el formato de los shows. Decidió mostrar a las modelos de una manera “realista”, caminando libremente por el lugar del show, en vez de hacer el circuito de ida y vuela habitual. Esto, para imitar cómo actuarían las mujeres reales en la calle. La ropa también estaba destinada a ser fácil de usar. Y no hay nada más cómodo que los delicados vestidos camiseros estampados.

Los patrones cuadrados también respondían a la intención de Ramsay-Levi de “volver a lo básico”. Vestidos y bolsos con eslogan, en colaboración con la herencia de la fallecida artista Corita Kent, leen frases alentadoras y llenas de esperanza.

Kenzo: la última pasarela del diseñador

La sombría noticia del fallecimiento de Kenzo Takada por el coronavirus se produjo pocos días después de que el actual director creativo Felipe Oliveira Baptista presentara su segunda colección para la casa. La propuesta fue una divertida serie de piezas, que seguramente Kenzo habría disfrutado. Oliveira Baptista hizo apostó por gorros del estilo que usarían los apicultores.  Puso velos sobre llamativos vestidos estampados de flores que se mezclaron con elementos deportivos como riñoneras y capuchas utilitarias. En una referencia a la cultura japonesa, las prendas se combinaron con pantuflas. Oliveira Baptista sigue sorprendiendo, en el buen sentido.

Miu Miu: la colección deportiva

Mostrada en una “primera fila digital” en una habitación de color rosa intenso que se asemeja a un gimnasio, la colección en sí giraba en torno al tema deportivo. Había sport jackets y chaquetas universitarias combinadas con pantalones cortos, zapatillas puntiagudas con tacones de gatito y camisetas de lycra.

Pero muy al estilo de Muccia Prada, todo combinaba con lentejuelas, sandalias empedradas, lentes de sol y aretes colgantes. Para el comprador más femenino, todavía se mostraron blusas con volantes transparentes y los clásicos looks de noche como los vestidos con un gran lazo en la espalda.

Givenchy, la primera colección de Matthew Williams

Esta temporada marca el debut de Matthew Williams para la Maison francesa como director creativo. Williams es cofundador de la marca de ropa urbana de lujo 1017 ALYX 9SM, y definitivamente trajo su amor por el brillo a Givenchy. Colocó, por ejemplo, los emblemáticos candados de Givenchy en los cinturones.

El logotipo, también metálico, lo colgó sobre piezas transparentes. Piezas de hombros afilados y gorras con cuernos de diablo definitivamente aportaron un toque más duro a la versión anteriormente más sensual de la ex directora creativa, Claire Waight-Keller. Y estos motivos punk se vieron también los accesorios. Las carteras adoptaron un formato más inflado y las tachuelas cubrieron la superficie de los tacos.

Williams todavía podría ser nuevo en las casas de moda tradicionales, y su primera oferta de alta costura seguramente será la prueba de fuego para su éxito futuro, pero el diseñador de 35 años encontró un terreno común con el fallecido fundador Hubert Givenchy a través de los vínculos de la Maison con Hollywood (el más famoso de Audrey Hepburn, quien fue su musa). La experiencia formativa de moda de la nativa de Los Ángeles se produjo al trabajar con Kanye West y Lady Gaga.