Tras cuatro días de desfiles, hoy se cierra la edición 2021 del Paris Haute Couture Week, que contó con una combinación de pasarelas físicas y otras transmitidas en directo.

Por Arianna Gonzáles

Paris

Schiaparelli Haute Couture 2021

La exposición de la alta costura mundial tuvo cuatro días llenos de glamour, brillo y sobriedad en el Paris Haute Couture Week 2021.

La serie de desfiles que finaliza hoy, tras media semana de pasarelas físicas y transmitidas en vivo, presentó colecciones de grandes casas de moda como Chanel y Dior, a la vez que marcó el regreso de Balenciaga a la alta costura después de 50 años.

Sin embargo, piezas de otros diseñadores como Iris van Herper, Giambattista Valli y Ronald van der Kerp, también se robaron las miradas con innovadores diseños que revolucionan el mundo de la alta costura.

Schiaparelli fue la primera marca en presentar su nueva colección a través de video digital el lunes. Un capricho surrealista con  influencias de ultramundo y un toque de nostalgia por la moda de los 90’s.

Iris van Herper Haute Couture 2021

Las prendas de Schiaparelli encarnan a la perfección el futuro de la alta costura, pero no es la única. Iris van Herper hizo lo propio con su colección colaborativa con Domitille Kiger, la campeona francesa del mundo paracaidista y la primera en usar alta costura en un salto aéreo, donde “fusionó la delicadeza de la artesanía con la durabilidad extrema que se necesita dentro de este deporte”.

Sin embargo, si de alta costura hablamos no podemos pasar por alto los desfiles de Chanel, Dior y Balenciaga, que no sólo marcaron la pauta esta semana, sino que también lo harán en las próximas alfombras rojas en las que seguro veremos desfilar a más de una celebridad con sus piezas.

Lea también:  Mary Kate y Ashley Olsen: la combinación perfecta

Chanel

La llegada de Virginie Viard a Chanel supuso una sola cosa: feminidad. Su pasarela de Alta Costura 2021 profundiza en el poliédrico concepto para abrir debate sobre la presencia femenina en la elaboración de prendas para mujer frente a lo que la esencia masculina haría en el mismo lugar.

Tomando como referencia los recordados años 80, los volúmenes excesivos y colores chillones no faltan en esta pasarela, demostrando que se puede hacer alta costura en todas las tonalidades.

Entre las prendas presentadas en París, podemos diferenciar abrigos que traen de vuelta la tan criticada tendencia de las hombreras, así como faldas abultadas de tafetán a capas.

paris

Chanel – Fall 2021 Haute Couture

La colección, presentada en el Palais Galliera, combina piezas de colores como el rosa y otros en sus tonalidades claras como el amarillo azul y lila, que terminan armonizando perfectamente con el negro.

“Me encanta ver color en lo grisáceo del invierno. Realmente quería una colección particularmente colorida que estuviese muy bordada, algo cálido”, comentó Virginie Viard.

Los clásicos trajes de tweed, prenda ícono de Chanel, tampoco podían faltar en este desfile. Viard los ha presentado en tonalidades que van del fucisa al blanco, reservando los pasteles para camisones o prendas de encaje que calan a la perfección en un nuevo concepto de haute couture.

Dior

Una respuesta emocional a defender la interdependencia entre la alta costura y todas las personas que trabajan para elaborar sus materiales. Esa fue la representación de la colección de Maria Grazia Chuiri para Dior.

París le ofreció la posibilidad de volver a los desfiles en persona, después de tres temporadas, lo que hizo que quisiera reconectarse con “estar presente”, a través de increíbles textiles hechos a mano que visibilizan al equipo de trabajo detrás de casa una de las prendas, sin los cuales, la práctica de la alta costura no podría existir.

Lea también:  Lagerfeld se inspira en los viajes para la colección Airlines de Chanel

Con la pandemia a cuestas y el inicio de una nueva normalidad, muchos nos preguntábamos cuál sería el futuro de la industria de la moda. Maria Grazia Chuiri ha expuesto la respuesta en París.

paris dior haute couture

Christian Dior – Fall 2021 Haute Couture

Un enfoque principal en la ropa del día es una de las principales características de la moda post pandemia. Las botas de montaña planas y las zapatillas de malla tejida no hacen más que demostrarlo.

Abrigos de tweed adornados con delicadas plumas, faldas de talle alto y vuelo infinitos, son algunas de las prendas que marcan la pauta en una colección donde no faltan los conjuntos de blusa y pantalón en seda, con lujosos estampados de flores, así como las chaquetas americanas de terciopelo que contrastan con vestidos plisados con espaldas al descubierto.

Los tonos neutros y relajados como el beige, el verde agua, el negro, el blanco y los grises, encuentran su apogeo en una pasarela que celebra la vuelta a la normalidad y visibiliza el trabajo detrás de la alta costura. Todo en dieciocho minutos de desfile.

Balenciaga

Demna Gvasalia se enfrentó a la prueba más grande de su carrera y triunfó. Tuvieron que pasar 53 años desde que Cristóbal Balenciaga cerró su consagrada casa de alta costura para que la marca, ahora dirigida por Gvasalia, presentara un conjunto de prendas elegantes, que marcaron su regreso al haute couture.

En una colección que honra a Cristóbal, Denma trajo a pasarela su propia visión revolucionaria de las personas del siglo XXI.

Su debut en alta costura tuvo una rigurosa sastrería negra, sobria y austera; gestos de tafetán expansivamente extravagantes; estolas envueltas; hermosos bordados de flores; y el drama brusco de los cuellos retraídos.

Balenciaga – Fall 2021 Haute Couture

Si creían que jamás podríamos ver denim en una pasarela de alta costura, Balenciaga hizo posible lo imposible con jeans hechos a mano en telares estadounidenses.

Lea también:  Paris Jackson: de la oscuridad a lo más top del modelaje

La hazaña que logró con esta colección ultra-aspiracional no fue dar la espalda a la estética del street style, sino revalorizarla y elevarla a las grandes pasarelas en versión haute couture.

Así, consiguió que una chompa de cuello alto negro y un par de jeans, estén a la talla de un vestido de gala o un sastre de falda y saco.

“La gente me pone en la caja de alguien que diseña sudaderas con capucha y zapatillas de deporte, y eso no es realmente lo que soy. Tenía muchas ganas de mostrar quién soy como diseñador, considerando el legado [de la casa] que tengo la suerte de tener aquí. Fue un desafío encontrar un equilibrio entre la fusión del legado arquitectónico, la historia y lo que represento ”, acotó Denma para explicar el origen de la colección.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.