Luego de un año y medio de idas y venidas, la expareja más mediática de Hollywood ha llegado a un entendimiento amistoso para dar por zanjado su divorcio. En paralelo, a ambos se les han atribuido nuevas relaciones sentimentales. A Angelina se la vinculó con el joven actor Garrett Hedlund, un anónimo empresario de bienes raíces e, incluso, su colega Ethan Hawke; a Brad Pitt, con la arquitecta Neri Oxman.

Detrás de ‘Brangelina’ siempre ha habido rumores de todo tipo, pero también algunos hechos verificables. Por ejemplo, en setiembre de 2016 Angelina alegó “diferencias irreconciliables” en su solicitud de divorcio ante la Corte Superior de Los Ángeles, y que Brad Pitt confesó estar “muy triste por lo sucedido”, pero que lo importante era el bienestar de sus seis hijos. “Ella no emitirá ningún comentario al respecto. Y pide respeto y privacidad para su familia”, dijo Robert Offer, representante de la actriz, a través de un comunicado de prensa. Pero, tiempo después, cada uno habló públicamente sobre el tema.

Angelina Jolie solicitó el divorcio a Brad Pitt en setiembre de 2016.

“Bebía demasiado, el alcohol se convirtió en un problema”, confesó Pitt el año pasado, en declaraciones para GQ Style. “Cuando formé mi familia detuve todo excepto el alcohol”, añadió. “He pasado por dos psicólogos hasta encontrar la correcta”. Por su parte, a comienzos de este año, Angelina reveló que había tenido “altos y bajos. Creo que ahora soy ligeramente más fuerte”, en entrevista a la revista People. “Todos tenemos nuestros momentos difíciles, pero como madre también tienes la responsabilidad primero y, sobre todo, en relación con los hijos”.

Lea también:  Brad Pitt gana la custodia compartida de sus hijos

Lo cierto es que, al anunciar su ruptura, trascendió que la actriz solicitó la custodia completa de sus hijos y que Pitt habría mostrado comportamientos violentos ante su hijo mayor, Maddox, durante un vuelo en el avión privado de la familia. Sin embargo, después de numerosas negociaciones y del mea culpa del actor, parece que ahora ella está dispuesta a que Pitt tenga mayor acceso a sus hijos, a quienes apenas habría frecuentado contadas veces desde setiembre del año pasado.

Angelina y Brad tienen en total seis hijos: Vivienne, Knox, Zahara, Maddox, Shiloh y Pax.

“Angelina es una supermadre y está colaborando con Brad para que la situación no afecte más de lo necesario a los niños. Ha sido un proceso difícil, pero Brad está bien y comprometido con su familia”, dijo una fuente al diario The Sun. “Brad parece estar en un mejor lugar. La separación fue muy oscura para él, pero últimamente se le ve más sano y feliz. Parece motivado”, contó a People un allegado al actor. “Él ha hecho cambios en su vida desde la separación. Al comienzo, pasaba mucho tiempo en casa y se mostraba muy desanimado por lo que estaba sucediendo. Pero en los últimos dos meses está saliendo más. Disfruta salir a comer con sus amigos más cercanos”, agregó la misma fuente. 

“Él de ninguna manera está listo para tener una relación seria con nadie. Invita a sus citas a su casa y nunca sale con una mujer en público. Aunque ha pasado un año y medio desde la separación, aún se siente muy pronto para él”, enfatizó. “Salir no ha sido una prioridad, porque lo que quiere Brad es pasar más tiempo con sus hijos”.

La arquitecta Neri Oxman ha sido mencionada como la nueva pareja de Brad Pitt.

Unas declaraciones que contrastan con el último rumor sobre el protagonista de Fight Club: tendría una “estrecha amistad” con la reconocida arquitecta y profesora del MIT Neri Oxman. “Conectaron nada más conocerse, porque ambos comparten la misma pasión por la arquitectura, el diseño y el arte. Lo suyo podría definirse como una amistad profesional”, informó otro “allegado” a Pitt. “Su amistad no se ha convertido en un romance… porque los dos son cautos y esto es más una amistad de tipo profesional, pero Brad está muy interesado en pasar más tiempo con Neri pues ella es fascinante”.

Lea también:  Se quedan con ella: Angelina mantiene la custodia completa de sus hijos

¿Daremos crédito a esta fuente o, una vez más, se tratará solamente de rumores de parte de quienes están ansiosos por verlo rehacer su vida amorosa y, con ello, acaparar titulares? El tiempo lo dirá.

Los amores de ella

El actor Garrett Hedlund es, posiblemente, el nuevo romance de Angelina Jolie.

A Angelina, el mes pasado, quisieron involucrarla con una suerte de clon joven de Brad Pitt: el también actor Garrett Hedlund, de treinta y tres años, quien, se dijo, estaba tratando de conquistarla. Como dato curioso, se consignó, además, que Hedlund había coincidido con Pitt en el elenco de Troya, en 2004, donde el primero interpretó al héroe griego Patroclo y el segundo al legendario Aquiles. Pero las coincidencias no quedaron ahí. Posteriormente, en 2014, Hedlund fue dirigido por Angelina en Inquebrantable y, en 2016, terminó su relación de cuatro años con Kirsten Dunst. Una vez más, no faltaron los “allegados” que aseguraron que el joven actor estaba rondando a Jolie y que, incluso, le había mandado invitaciones y mensajes para tentar un romance.

Días después, se habló de un misterioso hombre mayor dedicado a los bienes raíces y, más recientemente, del propio Ethan Hawke, con quien Angelina compartió reparto en Taking Lives, en 2004. “Siente mariposas cada vez que ve el nombre de Ethan en su celular”, afirmó otra “fuente cercana”. Lo sorpresivo es que no hablamos precisamente de un actor soltero, sino de uno que lleva diez años casado con Ryan Shawhughes-Hawke, con quien, además, tiene dos hijas pequeñas.

De nuevo, fue también un “allegado” el que desmintió todos estos rumores. “Ella no está saliendo”, sentenció. “Está muy enfocada en sus hijos. Ha tenido algunas reuniones de negocios con hombres, pero no eran citas”. Lo único cierto, a estas alturas, es que la expareja al fin ha llegado a un entendimiento para divorciarse de manera pacífica, por el bien de su familia.