La autora del exitoso libro ¿Yoga o Clonazepam? (2017) retorna a las librerías con Botiquín de emergencia emocional (2018), un manual práctico para combatir la ansiedad y la depresión con métodos naturales. A la par de conocer su faceta como blogger, escritora y profesora de yoga, conversar con Jessica Vega-Puch es toda una lección de vida. 

Por María Alejandra López

Jessica Vega-Puch entra a Café de Lima y luce confundida. Le aviso dónde estoy alzando un brazo e inmediatamente me devuelve una sonrisa. Está extremadamente feliz  y me abraza como si nos conociéramos de años. “Acabo de recibirlo”, me cuenta y me muestra su nuevo libro. En el último año y medio, la creadora del libro, la agenda y la comunidad ¿Yoga o Clonazepam? se ha dedicado a revisar cientos de publicaciones científicas sobre enfermedades mentales. ¿Su propósito? Seguir apoyando a sus seguidores desde el terreno que mejor conoce: la lucha contra la ansiedad y la depresión. 

-¿Qué te motivó a publicar un nuevo libro?

Me apasiona aprender todo lo que pueda sobre la ansiedad y la depresión. Yo tengo una predisposición a ambas enfermedades y siempre estoy pensando en cómo protegerme frente a ellas. Además, es parte de mi trabajo. Todos los meses recibo alumnos para mis retiros y talleres de yoga. Trabajo con gente que está sufriendo mucho. Mi motivación es darle a mis alumnos la mayor cantidad de herramientas para que puedan sentirse mejor y un programa completo que abarque cuerpo y mente.

-¿En qué se diferencia Botiquín de emergencia emocional de tu primer libro?

“¿Yoga o clonazepam?” fue como una catarsis. Sí investigué, pero me centré en la evidencia que avala que el yoga y la meditación influyen en el cerebro. En mi nuevo libro tuve que leer mucho más. Quería crear algo actualizado y avalado científicamente, por eso también tiene bibliografía. 

“Botiquín de emergencia emocional” (Planeta, 2018) es una guía con un plan estratégico para combatir la depresión y ansiedad paso a paso, y a través de métodos naturales. 

-Hoy en día se habla más sobre las enfermedades mentales. Para ti, ¿cuáles son los mitos más grandes que existen sobre ellas?

Un gran mito es que la ansiedad y la depresión están causadas por una cosa y no es así. Hay diversos factores que influyen en generar ambas enfermedades. Otro mito es que la solución está en un solo lugar y tampoco es así. La solución está en una sinergia de cosas, porque los seres humanos son holísticos: físicos, emocionales y espirituales.

-La ansiedad y la depresión se están convirtiendo en las enfermedades del siglo XXI. ¿Por qué?

Hay una estadística de la OMS que dice que, para el 2021, la depresión va ser una de las enfermedades más comunes del mundo. ¿Por qué? Hay cuatro razones principales: el estrés, el sedentarismo, la mala alimentación y la alteración de los ritmos circadianos. Está demostrado que hay personas que se deprimen cuando están bajo cuatro paredes todo el día y no reciben luz solar. El término “ritmos circadianos” es nuevo para los psiquiatras.

Relación entre enfermedades mentales y uso de las redes sociales. (The Economist, 2018).

-¿Consideras que las redes sociales también influyen en las enfermedades mentales?

¡Totalmente! Cuando se convierten en una adicción también alteran los ritmos circadianos. Hay un estudio de The Economist que explica la relación entre enfermedades mentales y redes sociales. Para algunas personas, las redes sociales los invitan a compararse o a sentir que se están perdiendo de algo.  

-¿Cuál es tu concepto sobre las pastillas psiquiátricas?

Desde hace dos años, me preguntan si el yoga realmente puede reemplazar al Clonazepam. La verdad es que todo depende del contexto de la persona. Hay personas que pueden curarse cambiando su estilo de vida y hay casos más graves que otros. Por ejemplo, una madre de familia con bajos recursos no tiene el tiempo o el dinero para hacer yoga y sentirse bien. Una pastilla podría ser lo más eficaz para ella. Hay que tener en cuenta que todas las personas son diferentes.

Fotografía: Facebook “¿Yoga o Clonazepam?”

Eterna búsqueda:

A los 18 años, Jessica viajó fuera del país para estudiar Literatura. Lejos de casa y en un entorno distinto, se enfrentó con diversos cuadros de depresión y ansiedad que se extendieron durante los siguientes años de su vida. Tras acudir a cientos de psicólogos y psiquiatras, encontró su cura en el yoga y la meditación. El 4 de octubre del 2014 es una fecha crucial en su vida. Ese día, abrió un blog en internet para compartir su búsqueda. Hoy en día, su comunidad tiene más 87 mil seguidores que, a diario, siguen sus consejos para aliviar sus problemas. 

-¿Qué te motivó a empezar el blog? 

Lo empecé porque tenía mucho que compartir. Me encanta escribir y tenía información útil que quería guardar en un lugar. Lo empecé y, al poco tiempo, la gente empezó a interactuar con el contenido. Creé una comunidad y encontré personas que se identificaban conmigo. ¡Es bien difícil de entender a alguien que tiene ansiedad y depresión! El blog se convirtió en un espacio de ayuda mutua. Hasta el día de hoy, comparto varios datos de salud física y mental con mi comunidad. A los seis meses de crear el blog, empecé a hacer retiros de yoga. 

-¿Qué tan difícil es para ti que las personas te pidan ayuda? 

Es bien fuerte. Por eso, todo lo que sale de mi boca o escribo en el blog está avalado. No me atrevo a decirle a una persona algo que no esté avalado por la ciencia. Además, siempre trato de ver cómo me funcionaría a mí. ¡Soy mi propio conejillo de indias! Eso sí: siempre le digo a mis alumnas que para recuperarse necesitan un psicoterapeuta. Hay dos caras en la misma moneda: mente y cuerpo. Yo puedo ayudarlas con el cuerpo, pero creo que el componente de psicoterapia también es vital.

Jessica finalizó la carrera de Comunicación para el Desarrollo en la PUCP.

-¿Cómo ha cambiado tu vida desde que te convertirse en madre?

Ahora tengo mucha paz y me siento completa. ¡Es un antidepresivo natural para mí! Lo cual no significa que sea fácil, pero es una sensación increíble. También tiene que ver el hecho de que estoy en un buen momento de mi vida. Empecé a estar bien en el 2015, desde que viajé a Tailandia. Ese año murió mi mejor amigo: el gran amor de mi vida. Siempre tuvimos el sueño de viajar junto al sudeste asiático y yo lo hice como un tributo para él. Ese viaje fue sanador. Estuve en una isla haciendo yoga y meditación. Allí empecé a escribir mi primer libro.

-En tu primer libro compartiste los momentos más difíciles de tu vida. ¿Qué te llevó a esas circunstancias?  

Tenía predisposición a la ansiedad y la depresión. Para mí, el matrimonio de la ansiedad y la depresión es la predisposición y el estrés. En mi caso, lo estresante fue irme a estudiar fuera del país y adaptarme a un ambiente distinto. No sabía manejar mis emociones y eso me activó ambas enfermedades. Seguí teniendo problemas hasta que aprendí a manejar mis emociones. Hoy en día, me queda claro que yo debo seguir un estilo de vida distinto para mantener todo eso alejado. Si no duermo, si no me alimento bien y si no medito, todo va regresar con fuerza.

“Yoga o Clonazepam” (2017) llegó a vender más de 10 mil ejemplares.

-¿En qué se basa tu estilo de vida?

En su mayoría, porque nada es perfecto, llevo una dieta sin gluten, azúcar ni lácteos. Eso ayuda a equilibrar la flora intestinal, que es el segundo cerebro. Hago yoga y deporte bastante seguido, trato de meditar todos los días, y cuido mucho mi sueño. También tengo varios recursos para manejar el estrés. Hoy en día, sé que si mi cuerpo está estresado debo hacer más yoga y deporte. También tomo suplementos como Omega 3 y magnesio. Tienen miles de usos terapéuticos para la depresión, la ansiedad y otras enfermedades. Ahora valoro tanto mi paz mental que no permito que cualquier cosa amenace mi estado de ánimo. 

-En tu primer libro, contaste que la terapia dialéctica conductual fue la que más te ayudó en la vida. ¿En qué consiste?

Al margen del tipo de terapia que sigas, debes sentir que le importas a tu terapeuta. Yo sentía eso con Paolo. ¡Él me contestaba al teléfono a cualquier hora! Incluso, el día que di a luz y estaba asustada, me respondió a la 1 de la mañana. Además, la terapia dialéctica conductual tiene un componente muy grande de mindfulness. Te enseñan ejercicios para manejar tus pensamientos que hacen que dejes de juzgarte y juzgar a los demás. Una vez que desarrollas la autocompasión y compasión con los demás, puedes estar en paz contigo misma. 

Hoy les quiero contar sobre unos descubrimientos que me han ayudado muchos a resolver mis problemas para dormir, a sentirme con mucho más energía y menos flojera durante el día 😎✨De hecho, gracias a esto puedo despertarme sin tomar café!! ☝🏼 • • • Se trata de un descubrimiento que se llevó el Nobel de Medicina del 2017! 🙀 Se trata de: Los ritmos circadianos ☀️ Los ritmos circadianos controlan el reloj interno del cuerpo y en muchas personas se llegan a alterar fácilmente. Eso me pasó a mi, por ejemplo. Al pasar mucho tiempo adentro de 4 paredes sin exponer mi piel a la luz solar del día y al ver mucho la pantalla de mi celular después de las 6pm, lo que logré fue confundir a mi reloj biológico. Entonces, mi cuerpo empezó a funcionar de noche “como si fuera de día”. Y así se me empezó un insomnio horrible! A veces dormía, pero realmente no descansaba! Al día siguiente, me costaba levantarme temprano, y estaba cansada de día. Esto me pasó justo después de dar a luz, y suele re-aparecer cuando tengo mucho estrés (en estas épocas: ¿quién NO tiene estrés? 🤔…o mejor dicho ¿quién NO somatiza el estrés?). • • • Para re-calibrar nuestro ritmo circadiano debemos : 1. Acostarnos entre las 9pm y 10pm. 2. Levantarnos entre las 6am y 7am. 3. Exponernos a la luz solar cada día. Por lo menos 20 minutos a las 12 del día. 4. Ejercitarnos en la mañana. 5. No prender las luces fuertes en la noche, ni mirar pantallas de celular, tele o computadora. 6. Meditar y poner música instrumental de paz antes de dormir. Les recomiendo Benjy Wertheirmer 😍 Búsquenlo en Spotify!! Básicamente, tenemos que alinearnos con el reloj de la naturaleza, porque es el que hemos tenido desde hace 200,000 años!! Ir en contra sería ir en contra de 200,000 años de evolución. Por eso es que me vine a @cocone_mancora !! Traten de tomarse una pausa en la naturaleza cada vez que puedan 🙏🏝☀️🍃 Vengan a mis retiros, y si quieren aprender más sobre cómo balancear su mente-cuerpo naturalmente vengan a mi próximo curso el 3 de Julio! 🍃💫🍎 • • • • #mancora #cocone #travel #relax #yogaretreat #peru #happymind

A post shared by ¿Yoga o Clonazepam? (@yogaoclonazepam) on

-¿Qué proyectos tienes a futuro?

Me encantaría hacer retiros de yoga en Argentina y Chile, porque tengo varios seguidores allá. También me gustaría escribir un libro sobre la relación entre la nutrición y la conducta. Quiero sacar a la luz toda la investigación que he hecho sobre el tema y la importancia que tiene la alimentación para sanarte de varias enfermedades mentales. 

Próximo retiros de meditación: 13 al 16 septiembre. Programa mente-cuerpo para vencer la ansiedad: 13 de agosto . Contacto: info@yogaoclonazepam.com.

Presentación de “Botiquín de emergencia emocional”. ¿Cuándo? Sábado 21 de julio a las 5 p.m. ¿Dónde? SalaBlanca Varela – Fundación BBVA Continental.