El ex ministro de Comercio Exterior y Turismo es también un apasionado del fútbol. Hasta hace poco miembro del Comité Consultivo de la Federación Peruana de Fútbol, hablamos con él de nuestra selección, de Edwin Oviedo y de quién cree que resultará ganador –o perdedor– del feroz ‘derby’ que vienen disputando Keiko Fujimori y el presidente Martín Vizcarra.

Por Raúl Cachay A.

¿Por qué renunció al Comité Consultivo de la Federación Peruana de Fútbol?

Logramos el objetivo, que era llegar a Rusia 2018, algo que ni los propios miembros de la comisión estábamos seguros de que ocurriría. Y necesitábamos que Edwin Oviedo aclarara sus temas personales.

¿Edwin Oviedo debe dar un paso al costado?

Nosotros le sugerimos que aclarara cuanto antes su situación, pero no estábamos en condiciones de pedirle que diera un paso al costado. Es una decisión muy personal. Solo él sabe lo que ha pasado.

Edwin Oviedo. Fotografía: Agencia Andina

¿Con las últimas revelaciones y acusaciones se corre el riesgo de perder la buena imagen internacional que dejó nuestro fútbol tras la clasificación a Rusia 2018?

Debemos distinguir el tema de Oviedo de la FPF, que tiene ahora una imagen y unos recursos que nunca antes había tenido. Hay un proceso de limpieza general del fútbol profesional que empezó por la misma FIFA. Estos temas deben ser aclarados para evitar que nos pase lo mismo que a Argentina o a Paraguay. Pero no podemos anticiparnos. No somos jueces.

¿Viajó a Rusia para el Mundial?

Sí, fue una experiencia increíble. Lo curioso es que fui con mis dos hijas y mis dos hijos tuvieron que quedarse porque tenían compromisos en la universidad y el colegio. Pero a todos nos encanta el fútbol.

¿La hinchada peruana es la mejor del mundo?

No sé si del mundo, pero sí fuimos la mejor hinchada de Rusia 2018.

¿Siente que Paolo Guerrero encaró mal su defensa legal en el caso de supuesto dopaje?

Yo creo que Paolo es inocente. Pero también creo que no manejó bien su defensa. Yo no hubiese apelado.

Fotografía: Agencia Andina.

¿Lo hubiera hecho arrancar contra Dinamarca?

Yo sí. Él hubiera podido romper esa defensa.

¿Cueva debió patear el penal?

No. Ya había fallado penales antes. Pero ese no fue un tema de Gareca, sino de Cueva. Ese penal cambió nuestra historia en Rusia.

Christian Cueva tras fallar el penal en el partido Perú vs. Dinamarca.

¿Quién es el mejor entrenador del mundo actualmente?

Hay tres que me gustan: Simeone, Guardiola y Klopp. Pero si tuviera que escoger uno para el Perú, me quedaría con la garra del primero y la estructura del tercero, no con Guardiola. Gareca es el Klopp de América del Sur.

¿Cómo se hizo hincha de la ‘U’?

De niño iba al estadio con mi padre a ver los famosos tripletes en el Estadio Nacional. Él era hincha del Municipal, pero democráticamente dejó que sus hijos eligieran por qué equipo querían hinchar. Debo decir que yo no fui tan democrático con mis hijos. El primer partido que vi con ellos en el estadio fue un clásico con Alianza y ganamos 3 a 0.

Como Ministro de Comercio Exterior y Turismo del Perú, Alfredo Ferrero desempeñó el cargo desde el 2004, durante el gobierno de Alejandro Toledo, finalizando su gestión el 28 de julio de 2006.

¿Habrá finalmente algún ganador en el ‘derby’ que vienen jugando en las últimas semanas el presidente Martín Vizcarra y Keiko Fujimori?

En una confrontación como esta, van a perder todos. Tal vez la que pierde más es Keiko, que ya viene de varias otras confrontaciones que la han desgastado mucho. No sé quiénes la asesoran, pero debe cambiarlos.

¿Deben sentarse a conversar?

Sí. No me preocupa que se reúnan. Al contrario, debemos alentar esas reuniones. En democracia, eso es normal.

Alfredo Ferrero también ha sido profesor en la Pontificia Universidad Católica del Perú y en la Universidad de Lima.

¿Qué sensaciones tuvo al ver el último video viral de Alejandro Toledo en Estados Unidos?

Creo que es patético. Toledo es un personaje totalmente desprestigiado, que no tiene moral. A nosotros, los que fuimos sus ministros, nos ha sorprendido. Él ha ensuciado un buen gobierno con sus actos personales. Es un sinvergüenza.

¿Qué consejos le daría?

Que regrese al Perú y asuma las consecuencias de sus actos. Que no sea cobarde.

¿Ocuparía nuevamente un cargo público si el presidente Vizcarra lo convocara?

He recibido propuestas de casi todos los gobiernos después del de Toledo. Ahora no está en mis planes, aunque no descarto la política a futuro. Hay que esperar la oportunidad y el momento.