Los nominados a los Oscar 2019 fueron anunciados esta mañana. En medio de la algarabía, algunos nombres destacaron por su ausencia. 

Por naturaleza, la temporada de premios enfatiza en ciertas películas y actuaciones hasta que muchos de los mismos nombres son leídos una y otra vez, semana tras semana, en cuanta ceremonia tiene lugar como antesala de los Premios de la Academia. En este proceso, siempre quedan algunos merecedores de reconocimiento fuera de competencia.

Ya sea por falta de promoción o éxito de taquilla, estos son algunos de los actores y actrices que este 2019 no disputarán la estatuilla dorada.

Charlize Theron por Tully

Una vez más, la actriz de 43 años se desprende de su espectacular apariencia de supermodelo —aunque de forma menos radical que cuando protagonizó Monster, por la que se llevó el Oscar— para contar una historia escrita por Diablo Cody (Juno), que narra lo dura que es la maternidad. 

Ryan Gosling por First Man

La lejana posibilidad de que el trabajo de Gosling en la cinta de Damien Chazelle sea reconocido en la próxima gala se esfumó. Su ausencia —y la de First Man, en general— en los Globos de Oro vaticinaban el desenlace. 

Emily Blunt por El regreso de Mary Poppins / Un lugar tranquilo

Sorpresivamente, la maravillosa Emily Blunt no fue nominada por El regreso de Mary Poppins, a pesar de que fue capaz de hacernos olvidar durante dos horas que Julie Andrews fue por años la imagen irremplazable de la niñera más famosa del mundo. De igual manera, pasó inadvertida su impresionante actuación en el thriller de John Krasinski

Lea también:  Emma Watson, la actriz y activista que busca cambiar el mundo

Michael B. Jordan por Black Panther

¿Una candidatura por ser el villano de un filme de superhéroes? El último en lograr semejante hazaña fue Heath Ledger, quien se llevó la estatuilla dorada de forma póstuma por encarnar al Joker en El caballero oscuro. La interpretación de Jordan no es tan impresionante como la de Ledger, pero eso no le quita mérito. Su rol como Killmonger es uno de los elementos clave de la historia que, contra todo pronóstico, consiguió su nominación a Mejor Película.

Toni Collete por Hereditary

Sin duda, una de las injusticias más sonadas de esta temporada de premios. Si bien las actrices que han obtenido una nominación merecían dicha distinción, no es menos cierto que el desenvolvimiento de Collette en la opera prima de Ari Aster es una de las más notables que se han visto en el cine en los últimos tiempos. La artista, que no ha tenido grandes papeles recientemente, pudo haber revitalizado su carrera con esta incursión de horror. Pero no lo consiguió. 

Joaquin Phoenix por You Were Never Really Here

Aunque su estreno mundial fue en noviembre de 2017, lo nuevo de Lynne Ramsay se encontraba en la lista de nominables de esta temporada. Incluido, por supuesto, su protagonista, quien ya recogió el galardón a Mejor Actor en el Festival de Cannes hace un par de años. En la ficción, Phoenix encarnó a Joe, un solitario veterano de guerra, que no se permite amigos ni amantes, y que dedica su tiempo a salvar a mujeres explotadas sexualmente. 

Nicole Kidman por Destroyer

Era muy poco probable que el filme de Karyn Kusama consiga alguna nominación a los Oscar, ni siquiera para una irreconocible Kidman en el rol principal. La intérprete, que también pudo haber trascendido por su papel secundario en Identidad borrada, tendrá que conformarse con ver la ceremonia como una invitada más.

Lea también:  Bradley Cooper e Irina Shayk atraviesan crisis de pareja