Este viernes se cumple una década desde que Kendall Jenner, de 23 años, debutó en las pasarelas y para celebrarlo repasamos su exitosa carrera.

En este corto tiempo la hermana mayor de Kylie Jenner se ha convertido en una de las maniquís más reclamadas de la industria. Según la revista Forbes, en 2017 se convirtió en la modelo mejor pagada del mundo, con ganancias que superaban los US$ 22 millones.

Sus inicios

Kendall Nicole Jenner nació el 3 de noviembre de 1995 y recibió su primera oportunidad en el modelaje a los 13 años. El esperado debut llegó de la mano de la agencia Wilhelmina Models, el 12 de julio de 2009. Sus primeros meses en la agencia fueron de aprendizaje y no fue hasta diciembre de ese año que participó en una campaña de la marca Forever 21.

En 2010 continuó trabajando con la firma de ropa estadounidense. Viajó a Japón y apareció en la edición de abril de la revista Teen Vogue.

Kendall Jenner

Foto: @teenvogue

Por si fuera poco, fue una de las protagonistas en el videoclip de la canción “Blacklight” de la banda One Call y del programa de televisión “Kourtney and Kim Take Miami”.

Salto a las pasarelas

Tras dos años profundizando en el arte del posado, Kendall Jenner recibió su primera gran oportunidad en las pasarelas. Fue durante uno de los eventos más prestigiosos del mundo de la moda: New York Fashion Week. En dicho ocasión, Kendall modeló con su hermana pequeña la propuesta de la diseñadora Sherri Hill. Ese año, además, se presentó en el White Sands Australia y en el Leah Madden.

Lea también:  Alexander Neumann vuelve a COSAS Moda

En 2012 tuvo una aparición en un capítulo de la serie “Hawaii Five-0”, donde interpretó a AJ, una joven vendedora que ayuda a Grace Williams a elegir un vestido para su baile. Poco después empezó una relación sentimental con Julian Brooks

Aunque en 2013 vivió una gran desilusión amorosa luego de terminar su relación con el actor, fue un año muy especial para Jenner en el plano profesional. Junto a Kylie, anunció el lanzamiento de su línea de ropa The Kendall and Kylie Collection, y al poco tiempo se supo que había firmado contrato con la agencia de modelos The Society Management

Al siguiente año, Kendall fue contratada para modelar para las firmas más reconocidas del globo. Así, la vimos en tres prestigiosas citas de la industria fashionista: las semanas de la moda de Nueva York, Milán y París. En dichos eventos desfiló para Marc Jacobs, Giles Deacon, Chanel y Givenchy. Asimismo lanzó una línea de joyería y diseñó una colección de zapatos y bolsos. ¡Toda una estrella polifacética!

Jenner con Brooks en 2012. Foto: @jennerareboss

Sueño cumplido

En 2015 Jenner cumplió su anhelo de desfilar en el Victoria’s Secret Fashion Show. “Mis sueños se han hecho realidad esta noche”, escribió Kendall en su cuenta de Instagram. En esta nueva aventura no estuvo sola, sino que contó con el apoyo de su amiga Gigi Hadid

Foto: @coin_nanas

Ese mismo año formó parte de la campaña de primavera de Marc Jacobs, Balmain y H&M

En 2016, Kendall Jenner repitió en el desfile anual de Victoria’s Secret y comenzó a figurar en el top 3 de las modelos mejor pagadas del mundo, solo detrás de Gisele Bündchen y Adriana Lima.

Lea también:  ¿Quién es Clare Waight Keller, la diseñadora que Meghan Markle premió este lunes?

Según Forbes, sus ganancias, de agosto de 2015 a agosto de 2016, tuvieron un incremento del 150%, rondando los US$ 10 millones.

Kendall Jenner en el desfile de Victoria’s Secret de 2016.

Busca su lugar

Aunque saltó a la fama gracias a su familia y el reality “Keeping Up With The Kardashians”, Kendall Jenner quiere ser conocida por sus méritos. Por eso, en los últimos meses se ha enfocado en su carrera como modelo y empresaria.

En 2017 alcanzó la cima del éxito, luego de ser reconocida como la maniquí mejor pagada del medio. Con este logro terminó con 13 años de hegemonía de Bündchen, quien se despidió definitivamente de las pasarelas tras la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

Kendall Jenner

Foto: @kendalljenner

Y cuando parecía que no podía sorprendernos más, Kendall registró su nombre como marca, por lo que pronto podría hacerle competencia a Kim Kardashian y a su hermana Kylie.

Cabe recalcar que a lo largo de estos diez años, ha ganado seguridad y confianza en sí misma. Ya no es la adolescente tímida, preocupada por su físico (especialmente por sus problemas con el acné). Ahora Kendall Jenner pisa firme dentro y fuera de las pasarelas, y labra un futuro próspero.