Estos profesionales comparten tres características: son jóvenes, peruanos y han logrado desarrollar importantes objetivos. Hoy, cada uno desde su rubro, se perfilan como talentos con mucho futuro.

 

Paul y Nicolás Mulder, primos hermanos emprendedores:

Es evidente que el vínculo entre Nicolás y Paul Mulder trasciende el plano de lo familiar. Cuando hablan de SuperPet, el emprendimiento que iniciaron juntos en 2015, se comunican con gestos y miradas, y cada una de sus palabras denota genuino respeto y admiración por el otro. “Algo que valoro de esta relación es la cantidad de experiencias que él ha vivido en sus trabajos, y que yo no. Siendo concretos, Paul ha tenido un background bien financiero, que lo ha llevado al negocio y a la operación. Yo llego a las finanzas porque tengo que llegar, pero vengo de adquisición de clientes, de contenido, de publicidad. Así que nos complementamos”, dice Nicolás.

Tal vez esa química natural entre ambos, en combinación con su habilidad innata para los negocios, tenga mucho que ver con el éxito de SuperPet, el canal especializado en la venta de productos para el cuidado de mascotas que hoy en día da empleo a más de cien personas.

“Cuando empezamos, el delivery lo hacíamos nosotros mismos”, recuerdan. “En 2017, abrimos nuestra primera tienda física. Después, empezamos a hablar con la gente de Dicopet, una empresa del rubro con dos tiendas, que terminamos comprando en 2018 para integrarlas a SuperPet”, detallan. “Deberíamos cerrar el año con veinte tiendas”, acota Paul. “En 2016 vendimos 800 mil soles; 2,8 millones en 2017, y 15 en 2018. Vamos a vender 23 en 2019”, asegura Nicolás, con una sana mezcla de alegría y orgullo.

Fabio Núñez del Prado, abogado:

Estudió Derecho en la PUCP (1er puesto; summa cum laude). Cursó un máster en Leyes en la Universidad de Yale y asistió a la Academia de La Haya sobre Derecho Internacional. Realizó pasantías en la CCI (París) y en el bufete WilmerHale (Londres), y ha sido asociado en la práctica de arbitraje internacional de Uría Menéndez (Madrid) y profesor de la PUCP y de la Universidad Carlos III de Madrid. Además, ha publicado en revistas estadounidenses y británicas, y ha obtenido el premio al mejor artículo en la competición del Chartered Institute. Próximo a publicar su segundo libro, actualmente trabaja en el bufete Clifford Chance, en Washington D.C., donde se especializa en arbitrajes internacionales. “Mi sueño es ser ministro de Justicia y representar algún día al Perú en las Naciones Unidas”, confiesa.

Alejandra de la Puente, comunicadora:

Estudió Comunicaciones en la UPC y terminó su último año en la Escuela de Comercio, ESCE, en París. Ha trabajado con Mario Testino, en sus oficinas de Londres y Nueva York, y también con Carolina Herrera, y ha sido publicista de las marcas del chef francés Daniel Boulud. Actualmente, preside la fundación Elephant Family del príncipe Charles de Gales y la duquesa de Cornwall. Para ella, el éxito es tener pasión y estar orgullosa de lo que hace. Su mayor reto: saber cuándo es momento de tomar la decisión de crecer en otro lugar y no dejar que la comodidad la detenga. “Cuando me propongo algo, no paro hasta conseguirlo”, asegura.

Macarena Arribas Berckemeyer, comunicadora:

Estudió Comunicaciones en la UPC, para después especializarse en temas educativos y emocionales. Es fundadora de MAB Your Learning Coach, un centro académico que busca dar un giro a la educación hacia un enfoque más humano. Siente que su futuro es incierto y lo mira con respeto y humildad, pero está segura de que seguirá trabajando en lo que le apasiona. Su mayor reto: emprender algo nuevo en el mercado y administrar una empresa siendo una comunicadora sin formación en finanzas ni administración. Todo lo que sabe lo fue aprendiendo en el camino. Para esta madre emprendedora, la perseverancia, la resiliencia, el optimismo y la pasión son la clave de su éxito. “Caerme cien veces, levantarme mil” es su lema.

Benito Juárez, arquitecto:

Estudió Arquitectura en la UNI. Es considerado el máximo referente de las tecnologías de fabricación digital de América Latina y, además, es especialista en biología sintética. En 2018, participó en el Congreso Mundial de Biotecnología, en el que presentó los avances de su proyecto Fab Lab Flotante Amazonas –que inició en 2010 en las aulas del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT)–, el cual tiene como meta permitir a las comunidades amazónicas acceder a herramientas tecnológicas, así como preservar la flora y la fauna de la Amazonía peruana. Uno de sus más recientes proyectos es Árbol Digital, enfocado en disminuir la desnutrición infantil y promover el desarrollo sostenible de la biodiversidad amazónica.

Elizabeth Añaños, arquitecta:

Estudió Arquitectura en la PUCP. En 2010, ganó el concurso internacional 2030: Medellín Ciudad Soñada, y un año después fundó Cotidiano, un estudio independiente con especial interés en temas de desarrollo social, urbano y paisajístico. A través de esa plataforma diseñó el Colegio Santa Elena de Piedritas, por encargo de Architecture for Humanity, en Piura, proyecto con el que representó al Perú en la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo en 2014. En 2018, fue designada para ocupar la dirección ejecutiva del Programa Nacional de Infraestructura Educativa, y lideró la arquitectura del Plan Selva, una propuesta que busca construir escuelas públicas con una infraestructura adecuada en lugares recónditos del país.

Louis Prutschi, administrador:

Estudió Administración en la Universidad de Lima, pero lo suyo es retar sus habilidades físicas. Hoy aplica todos sus conocimientos, su creatividad y su amor al deporte en el manejo de su negocio: Quarzo, un gimnasio muy original, desde su infraestructura hasta sus clases, donde se ofrecen diez disciplinas en un mismo lugar. En el futuro, le gustaría llegar a otros países, como Argentina, Chile y Brasil. “Me motiva lograr que las personas no solo se beneficien físicamente, sino que también se lleven algo más, algo bueno para la vida”, dice Louis.

Emilia Abusada, economista:

Estudió Economía en la Universidad del Pacífico, y luego cursó una maestría en Economía y Desarrollo en la Universidad de Yale. Ha realizado investigación económica para el área Macrofiscal y de Competitividad en la Corporación Financiera Internacional (IFC) del Banco Mundial. Actualmente, trabaja en Goldman Sachs, en Nueva York, en el área de Investment Banking para Latinoamérica. Nos comenta que uno de sus mayores retos fue pasar de un mundo académico a uno como el de Wall Street. “En un futuro, me gustaría volver al Perú y tener un impacto en la economía del país desde una institución como el Ministerio de Economía y Finanzas o el Banco Central de Reserva”, afirma.

Andrés Pastor y Rafael Bentín, administradores de empresas: 

Ambos estudiaron Administración de Empresas en la Universidad del Pacífico. En 2016, identificaron una oportunidad en la industria de artículos de fiesta en el Perú y, en 2017, abrieron su primera tienda en el Jockey Plaza. Hoy, su empresa PandUp Balloons cuenta con locales en tres centros comerciales de la capital. Como socios, Andrés y Rafael se encargan del planeamiento estratégico y del desarrollo comercial de la compañía. Tienen como objetivo posicionar la marca en cada rincón del país y ofrecer experiencia, calidad e innovación desde una empresa líder en su rubro. Su mayor reto: apostar por un emprendimiento propio y perder el miedo a arriesgarse.

André Schnyder, economista:

Estudió Economía en la Universidad de Ginebra, en Suiza, para luego cursar una maestría de Comercio Matemático y Finanzas en la Cass Business School, en Londres. Actualmente trabaja en Unipec, una subsidiaria de Sinopec, el mayor comprador de petróleo del mundo, donde se encarga, principalmente, de la operación de todo el petróleo que compra la empresa, desde la logística hasta el manejo del riesgo de precio. “Mi mayor reto fue emprender una maestría en Londres y buscar acceder a uno de los mercados más competitivos del mundo”, confiesa.

Jéssica Márquez, ingeniera mecánica y aeroespacial​:

Estudió Ingeniería en el Departamento de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial de la Universidad de Princeton, Nueva Jersey. Tras recibir su licenciatura, asistió a la Academia de la NASA, un proyecto intensivo de verano para estudiantes de pregrado y posgrado. Realizó sus estudios de posgrado en el MIT, donde se especializó en sistemas de apoyo a la toma de decisiones para la exploración lunar y planetaria. Posteriormente, cursó una maestría en Aeronáutica y Astronáutica, así como un doctorado en Ingeniería de Sistemas Humanos. Hoy, Márquez forma parte del equipo de investigación de la División de Integración de Sistemas Humanos del Centro de Investigación Ames de la NASA, desde donde busca motivar a las nuevas generaciones de niñas a involucrarse en carreras científicas.

Diego Pérez Terry, abogado:

Estudió Derecho en la PUCP, y luego cursó un máster en Leyes en la Universidad de Columbia, en Nueva York. Comenzó su carrera en un estudio de abogados en Lima, donde trabajó por cinco años en el área de Energía y Minas. Al terminar su maestría, se mudó a Houston para trabajar en el área de Derecho Corporativo de un estudio internacional. Actualmente, es asociado en un estudio de Houston con 29 oficinas a nivel mundial. Ha llegado hasta allí con determinación, sin dejar de disfrutar lo que hace. “Uno de mis mayores retos ha sido ejercer el Derecho en un sistema jurídico anglosajón, muy distinto al peruano”, advierte.

Sinclair Jones, analista:

Tras varios años como velerista a nivel internacional, decidió estudiar la carrera de Computer Science and Economy en el Boston College, y se graduó con honores en mayo de 2018. Posteriormente, trabajó en Credicorp Capital, un grupo de empresas dedicadas a la prestación de servicios financieros, gestión de patrimonios y mercados de capitales. Hoy, es analista en el equipo de estructuración de proyectos de infraestructura de Goldman Sachs, en Nueva York, uno de los grupos de banca de inversión y de valores más grandes del mundo.

Katia Cánepa, ingeniera de sistemas e informática:​

Estudió Ciencias de la Computación e Ingeniería de Sistemas e Informática en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Cursó una maestría en Mundos Virtuales en la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro y completó sus estudios en la Facultad de Artes de la Universidad de Tokio. Durante su estadía en Japón, en 2016, ideó su proyecto Beauty Technology, concepto que abrió un nuevo nicho en la tecnología wearable. Por este proyecto, fue reconocida como la Innovadora del Año por el MIT. Recientemente, la editorial Springer publicó su libro –en coautoría con el catedrático brasileño Hugo Fuks– “Beauty Technology: Designing Seamless Interfaces for Wearable Computing”. Además, forma parte del Responsive Environments Group del MIT Media Lab como asociada posdoctoral.

Verónica Muñoz Nájar, historiadora del arte:

Se licenció en la Universidad Autónoma de Madrid, y cursó su maestría en el Institute of Fine Arts de la Universidad de Nueva York. Ahora se encuentra recorriendo la selva baja del Perú y Bolivia para su doctorado en la Universidad de California, Berkeley. Una de sus metas es fundar una Facultad de Historia del Arte en el Perú para concientizar a las futuras generaciones sobre el valor de nuestra riqueza cultural. “Considero primordial crear una red descentralizada de enseñanza por todo el Perú, mediante talleres y exposiciones itinerantes que ayuden a que las poblaciones más remotas y olvidadas del país sientan que nuestro arte les pertenece y forma parte de su historia”, comenta Verónica.

Luis Flores, ingeniero electrónico:

Estudió Ingeniería Electrónica en la PUCP, y en 2016 se convirtió en uno de los ganadores de la iniciativa Innovadores Menores de 35 Perú 2016, realizada por el MIT Technology Review en Español. Su proyecto, inspirado por los altos niveles de contaminación en Cajamarca –su ciudad natal–, tuvo como objetivo revolucionar el monitoreo ambiental del agua con un pez robot equipado con biosensores capaces de detectar contaminantes altamente peligrosos y alertar en tiempo real a la población en riesgo. Esta propuesta, que Luis desarrolló durante un diplomado en Biología Sintética ofrecido por la Universidad de Harvard y el MIT, integra un sistema mecatrónico y un sistema biológico, particularidad que saca provecho de ambos.

Carolina Ward, ingeniera industrial:

Estudió Ingeniería Industrial en la Universidad de Lima, y ha iniciado un negocio de chocolates. Para ello, viaja a la Amazonía y capacita a los agricultores acerca de la mejor manera de cultivar el cacao crudo siendo responsable con el medio ambiente. Además, combina esta materia prima con otros superalimentos, como ají, quinua, maíz morado y mango. Su meta es exportar y dar a conocer el potencial peruano y su biodiversidad a través de su marca de chocolate crudo, Conciencia. “Mi reto como ingeniera industrial fue aprender de branding, publicidad y diseño de empaques”, cuenta Carolina, quien también es profesora de yoga. Su idea combina el lado rígido y analítico de la ingeniería con el aspecto humano orientado al bienestar físico y espiritual.

Rodrigo Salazar Zimmermann, periodista:

Estudió Periodismo en la UPC, una maestría en Filosofía del Periodismo en la Universidad de Melbourne (Australia) y un curso de Redes Sociales y Sociedad en la Universidad de Fudán (China). Fue editor general de la revista “Semana Económica”, y actualmente es director ejecutivo del Consejo de la Prensa Peruana. En paralelo, enseña Semiótica en la UPC, donde analiza la cultura peruana a través de sus signos. En 2013, publicó la novela “El silencio desde la distancia” y ahora planea publicar un libro de cuentos. “Mi mayor reto siempre ha sido el papel en blanco. Escribir bien y que el lector te crea es lo más difícil que puedo imaginar”, dice Rodrigo. En el futuro, se ve escribiendo más libros de literatura y crónicas. Además, le atrae la idea de ser alcalde de Barranco.

Rodrigo Barrios, economista:

Estudió Economía en la Universidad del Pacífico. Luego, se desempeñó como consultor de Apoyo Consultoría, antes de trabajar por dos años en el gobierno. Hoy maneja la iniciativa Food Forever desde las oficinas de la ONG Crop Trust en Bonn, Alemania, un emprendimiento global que promueve la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad para la mejora en la alimentación. Por esta razón, en el futuro, se ve en el rubro de la nutrición. Rodrigo confiesa que su mayor reto ha sido trabajar en política en el Perú. “No es fácil: estás expuesto a mucha crítica y a veces sientes que remas a contracorriente”, afirma.

Alonso Hernández, comunicador:

Egresado de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Lima. Actualmente, es CEO de The Superfood Company, una empresa dedicada a la exportación de productos peruanos altamente nutritivos, y trabaja de la mano de los agricultores de la sierra y la selva peruanas. En los próximos años, se ve logrando un sólido posicionamiento de su marca en 25 países, y creando un movimiento. “Uno de los principales retos que he tenido que afrontar fue aprender a manejar una empresa a tan corta edad. Comencé muy joven, sin tener mucho conocimiento de cómo hacerlo, pero al poco tiempo ya exportaba superalimentos peruanos a diferentes países del mundo”, comenta.

Annaïss Yucra Mancilla, diseñadora de moda:

Se graduó con honores en Diseño de Moda en la Universidad de Nottingham Trent, y ha llevado cursos especializados en el Central Saint Martins, en Londres. Actualmente, trabaja como gerente de Producción y Diseño en la fábrica textil de su familia, la cual se encarga de exportar prendas sostenibles de algodón ecológico a diferentes partes del mundo. Como proyecto personal, está a cargo de Annaïss Yucra Mancilla, la marca que viene desarrollando con una perspectiva social y un trasfondo cultural. En un futuro, se ve llegando al mercado asiático y triunfando en la Tokyo Fashion Week.