El ‘dolor es inconmensurable’ después de la muerte de James. Hoy, el Robert Redford, el famoso actor y fundador de Sundance, se pronunció al respecto de la trágica notica por primera vez a través de un comunicado. James Redford murió de cáncer al hígado, esperando un trasplante que nunca llegó.

Por Alejandra Grau

Como anunciamos la semana pasada, Robert Redford y su familia están de luto por la muerte de su hijo James, quien falleció después de una batalla contra el cáncer de hígado a los 58 años.

Hoy el famoso actor, fundador de Sundance se pronunció al respecto por primera vez a través de su representante. “El dolor es inconmensurable con la pérdida de un hijo”, dijo, Cindi Berger en un comunicado. “Jamie era un hijo, esposo y padre cariñoso. Su legado sigue vivo a través de sus hijos, el arte, el cine y la pasión por la conservación y el medio ambiente “.

Redford, de 84 años, “está de luto con su familia durante este momento difícil y pide privacidad”, concluyó el comunicado.

James, que dedicó su vida a hacer documentales, murió en su casa en el condado de Marin, California, el viernes. Había estado esperando un trasplante de hígado. La noticia de su fallecimiento fue confirmada por primera vez por su esposa, Kyle Redford, en un tweet.

“Estamos desconsolados. Vivió una vida hermosa e impactante y fue amado por muchos”, escribió, compartiendo varias fotos familiares. “Como su esposa desde hace 32 años, estoy muy agradecida por los dos niños espectaculares que criamos juntos. No sé qué hubiéramos hecho sin ellos durante los últimos dos años”.

Lea también:  Giuliana Fatule: cuando el deporte te cambia la vida

Redford Center

En 2005, James y su padre cofundaron el Redford Center, que “utiliza películas y documentales para generar conciencia y para acelerar la justicia, las soluciones y la reparación ambiental y climática”, según su sitio web.

James era el hijo de Redford con su ex esposa Lola Van Wagenen. La pareja tuvo cuatro hijos juntos: James, sus hijas Shauna y Amy, y su hijo Scott, quien murió de síndrome de muerte súbita infantil en 1959.