No es que los actores sean un grupo particularmente tímido. Pero dales algunos tragos y algunos elogios, y obtendrás algunos de los labios más sueltos. Y esa es la magia de los Golden Globes. Este año en que la ceremonia será virtual, los deliveries de licor a residencias están rompiendo récords en pedidos. Así es como se vivirá esta noche.

Por Redacción COSAS

“¿Este rojo? Es mi sangre”, dijo Emma Thompson, en el escenario, cuando anunciaba el premio al premio al mejor guión en 2014, mientras agarraba sus Louboutin de suela escarlata en una mano y un martini en la otra. Sin manos libres para abrir el sobre, finalmente tuvo que arrojar los zapatos por encima del hombro.

Con un Martini en en una mano y sus zapatos en la otra, Emma Thompson no podía abrir el sobre para anunciar a los nominados al premio de mejor guionista en los Golden Globes.

Con un Martini en en una mano y sus zapatos en la otra, Emma Thompson no podía abrir el sobre para anunciar a los nominados al premio de mejor guionista.

Y aunque la 78a ceremonia anual de los Golden Globes de esta noche será virtual, con Amy Poehler en Beverly Hills y su copresentadora Tina Fey en el Rainbow Room en Manhattan, ambas acompañadas por presentadores, y los nominados repartidos por todo el mundo, eso no significa que la noche será menos etílica.

“¡Significa que probablemente beberán más!” le dijo al diario The Post un conocido camarero de un hotel de Hollywood. “Y pueden irse a dormir en cuanto termine el programa. No habrá afterparty en el Hilton que dure hasta las 3 A.M.”

Los Golden Globes son realmente una fiesta, que reúne a los nombres más importantes del cine y la televisión. En lugar de asientos estilo teatro, las estrellas se reúnen en grandes mesas redondas con sus compañeros de reparto, donde se sirven cenas y cócteles. Y mucho champán.

“Los Golden Globes son para los Oscar lo que Kim Kardashian es para Kate Middleton”

Moët & Chandon ha sido el champán oficial de los Golden Globes durante 30 años, incluso sirviendo botellas pequeñas, equipadas con un embudo especial para beber, en la alfombra roja. En un año normal, se consumen 7.500 copas de champán en los Globos.

Lea también:  Desde Los Ángeles: Meryl Streep y la voz de la razón

“Probablemente lo mejor del largo, largo, largo espectáculo fueron las bebidas gratis”, dijo Sandra Bullock después de la ceremonia de 2009.

La historia de emborracharse en los Golden Globes se remonta a sus primeros días, ya que el espectáculo a menudo se celebraba en clubes nocturnos famosos como Ciro’s y Cocoanut Grove.

Frank Sinatra, Dean Martin y Sammy Davis Jr., 1958: el primer año de los Golden Globes en t.v.

En 1958, el primer año en que se televisaron los premios, los Rat Packers Frank Sinatra, Dean Martin y Sammy Davis Jr., con whisky y cigarrillos en la mano, saltaron espontáneamente al escenario para presentar ellos mismos los honores. Esto empezó la tradición de tener a anfitriones famosos conduciendo la ceremonia.

Frank Sinatra y Dean Martin en los Golden Globes

Frank Sinatra y Dean Martin en los primeros Golden Globes televisados.

Walter Matthau, 1973

La primera admisión pública de embriaguez durante los Golden Globes fue hecha por Walter Matthau, presentador en 1973: “Si todo el mundo parece estar actuando de manera peculiar, es porque no hemos comido todavía, y todo lo que hay sobre la mesa es alcohol”.

Matt Damon y Ben Affleck, 1998

Matt Damon y un Ben Affleck, antes de la rehabilitación, eran estrellas emergentes cuando ganaron el mejor guión en 1998, pero eso no les impidió coquetear borrachos con Elizabeth Hurley entre bastidores (ella también había tomado algunas copas).

Matt Damon y Ben Affleck en los Golden Globes de 1998

Matt Damon y Ben Affleck en los Golden Globes de 1998

Jack Nicholson, 2003

Un inestable Jack Nicholson, llevándose a casa un Golden Globe por “About Schmidt” en 2003, admitió haber tomado un Valium durante su discurso incoherente, pero no mencionó cuántas copas habían acompañado al sedativo.

Lea también:  Ben Stiller luce nueva cabellera gris en los Globos de Oro

Quentin Tarantino, 2013

Claramente, Quentin Tarantino no estaba preparado en 2013 cuando la cámara lo ponchó al ser nominado a mejor director. Al escuchar su nombre, escupió y el champán salió disparado de su boca.

Emma Thompson, 2014

Por alguna razón, 2014 fue un año particularmente agitado. Además de la descalza Emma Thompson, fue notorio el parloteo de la presentadora Jacqueline Bisset, que los medios atribuyeron a más de unas pocas copas de champán. Y después de que Cate Blanchett ganara el premio a la mejor actriz, admitió en el Telegraph: “Desafortunadamente, mi categoría apareció bastante tarde en la noche, así que estaba un con varias copas de más”.

Emma Thompson en los Golden Globes 2014

Emma Thompson en los Golden Globes 2014

Sofía Vergara, 2014

Y eso sin contar los afterparties. Ese mismo año, Sofia Vergara afirmó que estaba demasiado borracha para tomarse fotos, pero no para bailar, en la fiesta de HBO posterior a los Golden Globes.

Sofia Vergara en la fiesta posterior a los Tom Hanks en los Golden Globes 2018. de HBO 2014

Sofia Vergara en la fiesta posterior a los Tom Hanks en los Golden Globes 2018. de HBO 2014

Brendan y Mary Gleeson, 2012

De hecho, para cuando el espectáculo termina y comienzan las fiestas posteriores, para algunos de los asistentes es imposible seguirla. En 2012, el nominado de “The Guard” Brendan Gleeson llevó a su esposa borracha Mary a la fiesta de HBO. La pobre mujer tuvo que ser retirada por su seguridad momentos más tarde y llevada a casa.

Quizás el cinco veces presentador Ricky Gervais lo expresó mejor: “Los Golden Globes son para los Oscar lo que Kim Kardashian es para Kate Middleton: una versión un poco más ruidosa. Un poco más basura. Y un poco más borracha.”

Moët & Chandon packs en delivery

Este año, Moët & Chandon se ha asociado con Cocktail Courier para enviar a las estrellas Globes un kit de cóctel de entrega especial para una bebida exclusiva llamada The Moët Golden Fizz. El paquete premium para seis personas incluye una botella de Moët Imperial Brut, cristalería especial e ingredientes frescos de temporada (té de jengibre y cúrcuma, jarabe de miel, jugo de limón y amargo de cardamomo) para crear el cóctel de champán perfecto en casa.

Lea también:  Sin prejuicios: una entrevista al ex delantero mundialista Franco Navarro

Mientras tanto, las tiendas de vinos de Los Ángeles estarán haciendo deliveries todo el día, a los muchos pedidos realizados hace semanas.

Tom Hanks en los Globos de Oro 2018.

Tom Hanks en los Golden Globes 2018.

Los Golden Globes 2021: ¡más alcohol que nunca!

Wally’s Wines, con tiendas y restaurantes en Santa Mónica y Beverly Hills, tiene alrededor de 300 pedidos para entregas para el fin de semana, dijo el presidente Christian Navarro.

“Históricamente, los Golden Globes son un día gigante para nosotros. Es un día festivo aquí en Los Ángeles”, bromeó Navarro. “Pero este año, lo es mucho más porque todos los que estarían [en la ceremonia] o en las fiestas están celebrando en casa. Hemos visto un gran aumento en los pedidos de champán y en vinos especiales. Pero la gran sorpresa de este año es el tequila. Estamos entregando una canasta con el coctel Casa Dragones Paloma. Además, claro, nuestra pizza especial con caviar y otros bocadillos por $ 90 dólares. Hacemos un servicio de entrega de guante blanco”.

Vito Cappalletti, del popular Vito’s Pizza de Los Ángeles, que tiene varias ubicaciones, dijo: “si todas las noches fueran Los Golden Globes, estaría retirado. Estamos excepcionalmente ocupados, no solo por nuestras famosas pizzas, sino por un montón de vinos, cerveza, prosecco y bandejas pequeñas de comida como ensalada de pollo”.

El catering de las estrellas

Akasha Richmond ha sido chef privado de Billy Bob Thornton y Angelina Jolie, Barbra Sreisand y otros. Ahora tiene su propio restaurante, Akasha, en Culver City, y servirá pedidos para llevar a la fiesta de pasteles de cangrejo en trozos, panqueques de papa dorada Yukon, brochetas de camarones a la parrilla, una tabla de quesos, filete de costilla, risotto de petit poids y cócteles especiales como martinis de fresa.

Y Edoardo Baldi, chef y propietario del restaurante Ebaldi de Hollywood, uno de los favoritos de Al Pacino, Jack Nicholson y Mick Jagger, atenderá una serie de fiestas de celebridades en casas privadas.

“Estos incluyen nuestros vinos más increíbles”, dijo, “particularmente Sassicaia”, un preciado tinto italiano que cuesta más de $ 200 dólares la botella. “¡Se beberá mucho!”