El incendiario libro autobiográfico de Sharon Stone ya está a la venta. En una reciente entrevista para promocionarlo, la actriz ha narrado una experiencia sumamente traumática que involucra a un cuestionable cirujano plástico y un aumento de senos no consentido.

Por Redacción COSAS

Sharon Stone ha hecho una serie de revelaciones –algunas sorprendentes y otras indignantes– en su libro autobiográfico “The Beauty of Living Twice”. Ha contado, entre otras cosas, los abusos de los que fue víctima cuando era niña, a manos de su abuelo; sus experiencias con la muerte a raíz del derrame cerebral que sufrió en 2001; y hasta los pormenores de la escena más recordada de su carrera –y una de las más icónicas de la historia del cine–: la de “Bajos Instintos”, en que una Sharon Stone en sus treintaipocos hace el cruce de piernas que la catapultó a la fama. Según la propia actriz, el director de la cinta, Paul Verhoeven, le hizo creer que la escena no sería tan reveladora como terminó siendo.

Sharon Stone

Pero uno de los sucesos que más ha llamado la atención de los que cuenta en su libro es el que ha recogido ‘The Times’. En una reciente entrevista con este diario, la actriz se ha referido a la vez en que un cirujano plástico le aumentó los pechos sin su consentimiento. Esto ocurrió, según Stone, cuando se sometió a una cirugía para extirpar unos tumores benignos en sus senos, en 2001.

“Cuando me quitaron la venda, descubrí que tenía unos pechos más grandes que antes. Según el médico, combinaban mejor con el tamaño de mis caderas”, ha contado Sharon Stone a ‘The Times’. “Había cambiado mi cuerpo sin mi conocimiento ni mi consentimiento. Pensó que me vería mejor con unos pechos más grandes y ‘mejores'”.

Lea también:  Jacobo Fitz-James Stuart, galerista y nieto de la recordada duquesa de Alba

Sharon Stone

Después de tamaña revelación, hay algunas preguntas que quedan flotando en el aire: ¿Cuál es el nombre de este infame cirujano? ¿Tomó en algún momento acciones legales contra este? ¿Cuál fue su reacción al enterarse de tremenda vejación? Habrá que leer el libro para saber si este ofrece más pistas al respecto.