Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 están cada vez más cerca. Revista COSAS tuvo la oportunidad de conversar con Alessandro de Souza Ferreira, quien fue el segundo deportista nacional en clasificar a la cita olímpica. ¿Su especialidad? La precisión con las armas.

Por Benjamín Palma

Tokio 2020 en la mira. Alessandro de Souza tiene una conexión especial con el tiro desde joven. Su abuelo era un ávido amante de las armas y esa pasión, inculcada en su nieto desde temprana edad, fue el punto de entrada a un deporte que no perdona. Donde un plato, un punto y un segundo pueden ser la diferencia entre volver a casa con las manos vacías o con oro en cuello. Un escenario que consumiría a muchos, es un gaje del oficio para de Souza.

Ahora, con la clasificación obtenida en 2018, la mira está apuntada en un solo lugar: el éxito en los Juegos Olímpicos. La cual, viene acompañada por una confianza basada en el tiempo y dedicación invertido por el tirador nacional.

Tiro Olímpico, una disciplina interesante, cuéntame ¿qué edad tienes?

29 años.

¿Hace cuánto practicas tiro?

Practico desde hace 17 años, desde que tenía 12.

¿Cómo llegaste a un deporte como el tiro olímpico? A la mayoría de niños a esa edad les gusta practicar básquet o futbol…

Mi abuelo fue el que me metió en este deporte. El migro a Perú desde Italia y, en Europa hay una gran afición por las armas, la caza y el tiro. Él comenzó a practicar (caza y tiro) acá después de la Segunda Guerra Mundial y así entré desde temprano edad a esta disciplina. Como ves, mi familiarización con las armas comenzó desde muy chico.

Tiro es un deporte de que requiere precisión exacta en un instante. Es un deporte que no perdona ¿no?

Lea también:  Música en Palacio: un perfil de Nadine Heredia

En otros deportes como el fútbol puedes ir abajo 2-0 y tienes la posibilidad de darle vuelta, en tiro metes un 0 y no te lo devuelve nadie; te toca seguir adelante. Ya a nivel mundial y olímpico, un solo plato te puede meter o sacar de cualquier final, cualquier posibilidad de medalla.

Hablando psicológicamente, es un deporte muy similar al golf. Uno debe estar preparado tanto en lo físico como en lo psicológico.

Entonces, ¿qué se necesita para ser bueno en este deporte? ¿Cuáles son las cualidades de un buen tirador?

Este es un deporte de coordinación y reflejos. Literalmente, el dicho “pones el ojo donde pones la bala” es una buena representación. Una vez que el plato es lanzado, lo focalizas y tienes que llevar la escopeta a su dirección; es full coordinación.

¿Qué tan seguido practicas?

No hay un patrón específico para todos los tiradores, cada uno tiene su forma. En mi caso, respecto a la parte técnica, yo disparo 4 veces por semana, unos 100 platos al día. Para la parte física, es una rutina similar: 4 veces por semana entrenamientos funcionales.

Para la parte psicológica tengo una reunión cada dos semanas con la psicóloga; me ayuda a estar motivado y aclarar cualquier duda. Es importante no solamente saber tus técnicas a la hora de competir, sino también estar bien fuera de la cancha. Una tranquilidad y paz mental son demasiado importantes para poder estar debidamente enfocados en el deporte.

¿Ahorita estás en Croacia para el Mundial de Tiro?

Si, te cuento. El circuito mundial consiste entre 4 y 5 copas del mundo en el año, pero este es un año atípico por los Juegos Olímpicos, entonces no hay mundial. Así, un año normal tendría las 4 copas y el mundial. Cada país puede mandar a 3 tiradores a competir por las medallas, en este caso he sido yo en fosa olímpica, Nicolas Pachecho en skeet y en lo que es pistola está Marko Carrillo.

Lea también:  Perú suma 26 clasificados para los Juegos Olímpicos de Tokio

La clasificación a estos eventos es un tema interno. Por ejemplo, en el caso del Mundial en 2022, si Perú decide mandar 3 deportistas, tiene que hacer una selección interna. No es como tenis donde es un top 150 el que participa.

Lo que no es una selección interna es Tokio 2020, ¿cómo ha sido todo el proceso? 

Para los Juegos Olímpicos van 29 por modalidad. Estos cupos se dan a lo largo de los 4 años del ciclo olímpico en las distintas copas del mundo/continentales. A diferencia de otras disciplinas como natación, donde clasificas a los juegos con una buena marca, en este caso no: tienes que ganar.

Yo clasifiqué en el Campeonato de las Américas en México (2018) y este evento daba dos cupos para primer y segundo puesto. Logré ganarlo y la medalla de oro vino con el cupo olímpico. Así, se dan los cupos en las distintas copas y eventos de talla mundial. El campeonato africano, asiático y el europeo son otros ejemplos.

Suena bastante exigente…

Es bastante exigente. De nuevo, clasifican 29 solo en el mundo y se queda muchísima gente fuera. Estamos hablando de excampeones del mundo, gente que se queda afuera porque en este deporte, un punto te mete o te saca.

En el mundo del tiro siempre se comenta que lo complicado es lograr la clasificación a los JJOO. Hablamos de una competición con 29 deportistas peleando tres medallas cuando estamos acostumbrados a competir en eventos mundiales con 150 a 200 personas. Al final del día es un evento al cual, si le quitamos el slogan o el nombre, es una tirada más a la que se va con la mentalidad de ganar.

Lea también:  Tokio 2020: la primera deportista transgénero regresa a casa sin medalla

Con la mentalidad clara, ¿esperamos un par de medallas?

La realidad es que venimos tirando marcas para lograrlo, no sería una sorpresa que se logre una medalla ahora. Es algo en lo que venimos trabajando desde hace 4 años y los resultados están ahí. Somos conscientes de que marcas hay que tirar para entrar a las finales y son las que venimos logrando.

Hablando personalmente, y por Nicolás Pacheco y Marko Carrillo, los 3 hemos tenido la oportunidad de entrar a las finales en el circuito mundial y eso es bastante motivador de cara a los juegos.

¿Qué sigue después de Tokio 2020?

La mira está en Tokio. Estamos preparándonos para eso y realmente no nos hemos sentado a ver que viene después. Pero, definitivamente el 30 de julio cuando esté en el avión regreso a Lima, estaré pensando en el plan que habrá que trazar.

Lo que si te digo es que por lo menos 6 meses de para tendremos, unas merecidas vacaciones para poder retomar el próximo año con fuerza. Como el ciclo olímpico se ha corrido todo un año, en 2022 ya arranca nuevamente la distribución de los cupos olímpicos. Tenemos una copa del mundo en Lima, los juegos bolivarianos, los sudamericanos y el Campeonato de las Américas; es un año bastante cargado.

Vamos a planificar bien, ver en qué momentos queremos estar arriba y pautear un macrociclo para eso. Eso sí, después de Tokio hasta fin de año estaré de vacaciones descansando, y si Dios quiere, con el metal en el cuello.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.