Fue difícil de creer. Johnny Depp, a quien hemos entrevistado desde que era un adolescente, siempre simpático, abierto, excéntrico y con gran sentido del humor, era acusado de abuso doméstico por Amber Heard, su joven y hermosa mujer, luego de solo quince meses de matrimonio y días después de que hubiera fallecido la madre del actor, con la que era muy unido. Ni una telenovela turca podría haber retratado una situación similar. Uno de los actores más famosos del planeta, de 53 años de edad, con una fortuna valuada en casi 500 millones de dólares, abandona a Vanessa Paradis, su pareja durante catorce años, con la que tuvo dos hijos y una vida idílica en la campiña francesa, luego de conocer en 2011, en el set de The Rum Diary, a una hermosa y joven actriz de 25 años, abiertamente bisexual, que acababa de terminar una relación de cinco años con la fotógrafa Tasya van Ree. Johnny y Amber vivieron juntos un par de años hasta que finalmente decidieron casarse, sin contrato prenupcial, en la isla privada del actor en Bahamas. Luego, la carrera de Depp comenzó a decaer con tres películas fallidas, incluida la última, Alice Through the Looking Glass.

Amber conoció a Johnny Depp, su aún esposo, en 2011, durante el rodaje del filme “The Rum Diary”.

Amber conoció a Johnny Depp, su aún esposo, en 2011, durante el rodaje del filme “The Rum Diary”.

Aparecieron rumores de que tenía problemas con el alcohol y las drogas, de que la pareja consumía cocaína y se había enfrentado en múltiples peleas, las que culminaron cuando Amber acusó a su esposo de torcerle el brazo, jalarle el cabello y lanzarle un teléfono celular a la cara el mismo día en el que ella celebraba su cumpleaños. Para entonces, la pareja ya llevaba un mes separada. En su declaración, la actriz agregó: “He soportado excesivos abusos verbales y físicos cada vez que cuestionaba la autoridad de mi marido”. Tomó fotos de su ojo amoratado, una imagen que llevó a la policía cuando hizo la denuncia, mientras paralelamente pedía el divorcio. El tribunal de la familia ordenó a Depp mantener distancia de su mujer, y fijó el pasado 17 de junio como fecha para iniciar los trámites de división de bienes. Ambos contrataron abogados top para sus respectivas defensas. Mientras tanto, Johnny Depp desapareció de la escena y se fue de gira por Europa con su grupo Hollywood Vampires para luego refugiarse en su isla privada, sin emitir declaración alguna. Las exparejas del actor –su primera mujer Lori Anne Allison y Vanessa Paradis–, así como su hija de 17 años, Lily-Rose, salieron en su defensa, y aseguraron que nunca habían sido víctimas de abuso mientras vivieron con él. Cuando el público pensó que ya no podía haber más detalles escabrosos, los medios publicaron la noticia de que Amber había sido detenida en 2009, acusada de abusar de Tasya van Ree, lo que esta última se apresuró en desmentir. La actriz aseguró que se trató de un malentendido, un incidente en un aeropuerto, y que la detención duró unos pocos minutos.

La pareja se casó en 2015 en dos ceremonias: una celebrada en Los Ángeles y la otra, en la isla privada del actor.

La pareja se casó en 2015 en dos ceremonias: una celebrada en Los Ángeles y la otra, en la isla privada del actor.

“NUNCA HE ESTADO EN EL CLOSET”

Lea también:  Recicla, Pe!: Una ola por el cambio

Pocos meses antes de que estallara el escándalo, tuvimos oportunidad de conversar con Amber Heard. Aparte de su simpatía, nos impresionó porque habla español perfectamente. Durante la conversación, se cuidó de no referirse demasiado a su matrimonio con Depp (estaban todavía juntos), pero logramos conocer la personalidad, la inteligencia y el carácter bastante independiente de esta controvertida actriz que no tiene nada que ver con el prototipo de la “rubia sexy”. Como participó en un rol secundario en la película The Danish Girl, comenzamos preguntándole su opinión sobre cómo ha avanzado el reconocimiento de la comunidad trans. “Durante mucho tiempo, ha existido un grupo de personas que no han estado representadas, a quienes se las ha ignorado, abusado y marginalizado, y, por eso mismo, me sentí orgullosa de ser parte del elenco de The Danish Girl”, nos dijo. “Gracias a esta película, hoy existe una mayor comprensión sobre el tema, y creo que la comprensión es la base de la aceptación y la inclusión. Me encanta que hoy estemos teniendo este tipo de conversaciones”.

Según TMZ, Warner canceló la prueba de vestuario que la actriz tenía programada para el 16 de junio a causa de los 9 kilos de peso que ha perdido debido al estrés.

Según TMZ, Warner canceló la prueba de vestuario que la actriz tenía programada para el 16 de junio a causa de los 9 kilos de peso que ha perdido debido al estrés.

¿La definición sexual es importante para ti?
Creo que la esencia de quiénes somos está en la unión del corazón y la mente, y pienso que nuestras preferencias sexuales no nos determinan. Los seres humanos son mucho más complicados: no se pueden definir simplemente como una mujer o un hombre, un gay o un heterosexual. Continuamos aprendiendo día a día acerca de la historia de personas que representan la diversidad en nuestra sociedad. Todos somos parte de este espectro, el cual no puede ser etiquetado.

Lea también:  Las razones de la separación de Ben Affleck y Ana de Armas

¿Y cómo te definirías tú?
He tenido relaciones exitosas con mujeres y con hombres. Amo a quien amo: la persona es la que cuenta. No te podría decir qué es para mí lo femenino o lo masculino, porque, en muchos sentidos, me siento superfemenina, pero en otros, muy masculina. Francamente, creo que las etiquetas no funcionan para mí. Por ejemplo, si uno muestra mucha fuerza y poder, se toman esas características como masculinas, y si una es sumisa, la perciben como femenina. Esa es una visión limitada, pasada de moda, y nos corresponde a nosotros como sociedad reestructurar las cosas.

¿Cuándo decidiste hacer públicas tus preferencias?
Nunca he estado en el clóset. Siempre he vivido mi vida como quise, y he sido honesta conmigo misma y con todos a mi alrededor. Respecto al amor, soy totalmente abierta.

¿Crees que en Hollywood impera el machismo?
El machismo existe, y nosotras, las mujeres, somos las que debemos cambiar esta situación, porque no creo que los hombres vayan a hacerlo. Siento frustración por la falta de buenos roles femeninos, pues incluso, cuando existen, muchas veces las mujeres aparecen sexualmente como objetos. Nos corresponde a nosotras escribir buenos roles, producirlos y dirigirlos. Creo que con el tiempo hemos retrocedido, porque, en películas clásicas, las mujeres, a pesar de usar faldas, tenían frecuentemente papeles complejos, fuertes, y no era necesario que se vistieran en pantalones para justificar su poder. Estoy confundida acerca de por qué ocurrió este retroceso.

Por Yenny Nun

Lee el texto completo en la versión impresa de Cosas 596, ya  la venta. O consíguela suscribiéndote aquí: https://cosas.pe/suscripciones/ 

PORTADA 596 - copia