La protagonista de “Sweet Girl”, una de las películas más vistas de la temporada en Netflix, se ha convertido en poco tiempo en una de las estrellas juveniles del momento en Hollywood. Compartimos la última entrevista concedida a un medio peruano, y en la que muestra su profundo amor por el Perú.

Por Raúl Cachay

En el mapa. “Me gusta la idea de representar a mi cultura haciendo algo original. En Estados Unidos se conoce muy poco del Perú, salvo quizá por Machu Picchu”, afirma la actriz y cantante.

Pese a su juventud, Isabela Merced ya ha protagonizado series de televisión, franquicias cinematográficas, películas de acción y comedias románticas, además de iniciar una carrera en el mundo de la música pop que, a juzgar por su primer sencillo, el adictivo “Papi”, promete llegar a ser igual de exitosa y masiva. Si pensamos en antecedentes de artistas con sangre peruana que verdaderamente hayan sido capaces de dejar una huella indeleble en Hollywood, tendríamos que remontarnos a Yma Sumac en la década de los cincuenta, cuando la intérprete peruana de las prodigiosas cinco octavas actuó en filmes como “Secret of the Incas” y “Omar Khayyam”, y se convirtió instantáneamente en una de las estrellas más exóticas y enigmáticas de su tiempo.

Q’orianka Kilcher fue Pocahontas en un filme del gran Terrence Malick (“The New World”, de 2005) y Nathalie Kelley actuó en uno de los episodios menos recordados de la siempre taquillera franquicia de los “Rápidos y furiosos” (“Tokyo Drift”, 2006), pero tendríamos que detener ahí la cuenta. Algunos quizá incluirían a Pilar Pallete, quien estuvo casada durante 25 años con el legendario John Wayne, pero su circunstancial fama en Estados Unidos no se produjo, necesariamente, por su trabajo frente a las cámaras.

Repasando la historia, entonces, el camino que se está forjando Isabela Merced, nacida hace apenas 18 años en Cleveland, Ohio, de padre estadounidense y madre peruana, es realmente único. Y ejemplar, además, porque se trata de una artista que se ha ganado a pulso, y gracias a un talento que parece provenir directamente de sus genes, todo lo que está consiguiendo hasta el momento. Basta decir que debutó en Broadway a los 10 años de edad (en “Evita”, nada menos), y que desde entonces ha participado en una abrumadora diversidad de proyectos para el cine y la televisión.

ISABELA MONER

Cuando se hacía llamar Isabela Moner. Con vestido de Ani Álvarez Calderón.

Este año, nada más, protagonizó la esperada adaptación en ‘live action’ de la serie de dibujos animados de Nickelodeon “Dora, la exploradora” (“Dora and the Lost City of Gold”, dirigida por James Bobin), una cinta que, además, le permitió reconectarse con sus raíces blanquirrojas, pues se desarrolla en las profundidades de la selva peruana; y la comedia romántica navideña “Let It Snow”, en la que actúa junto con otras figuras juveniles en ascenso, como Kiernan Shipka, Shameik Moore y Jaco Batalon, y que acaba de ser estrenada en Netflix. Además, se lanzó oficialmente como cantante de música pop (“Papi”, insistimos, tiene todo para transformarse en el próximo ‘hit del verano’) y, quizá lo más trascendente de todo, decidió cambiar de nombre artístico. Isabela Moner es ahora Isabela Merced.

Lea también:  Netflix se despide de Friends y le da la bienvenida a Seinfeld

Nuestra conversación, naturalmente, tenía que empezar por ahí. “Hace tiempo que quería cambiar mi apellido y sentí que este era el momento correcto para hacerlo, porque recién estoy empezando mi carrera en la música. También quise hacerlo para rendir un homenaje a mi abuela materna, que se llamaba Yolanda Merced Salazar Pittman. Desde mi niñez siempre sentí una conexión muy fuerte con ella, porque gracias a mi abuela mi madre pudo venir desde el Perú a Estados Unidos, donde finalmente yo nací. Si no fuera por Yolanda Merced, no estaría aquí”, explica Isabela, días antes de la gran premier de “Let It Snow” en Los Ángeles. Como ya se dijo, el cambio en su identidad ha coincidido con el lanzamiento de su sencillo “Papi”, una canción coescrita por Justin Tranter (colaborador de Camila Cabello, Ariana Grande y Selena Gomez, entre muchos otros) y cuyo primer videoclip, que supera ya las cuatro millones de reproducciones en YouTube, parece ser un indicativo perfecto del camino que Isabela Merced recorrerá en la música próximamente: una canción de pop urbano pegajosa e irresistible, en la que la artista canta en perfecto ‘spanglish’ y que está salpicada de guiños a sus orígenes peruanos. La diseñadora Ani Álvarez Calderón, colaboradora estrecha de Isabela, es la responsable del diseño del peruanísimo vestuario del video, con el escudo nacional en primer plano y múltiples referencias a danzas tradicionales, como la diablada puneña y la marinera norteña. “Su trabajo es asombroso y ella es divina; me ha inspirado mucho”, asegura Isabela sobre la diseñadora peruana.

Isabela fue la protagonista de nuestra portada #680.

 

Antes de “Papi”, Merced grabó un par de canciones que ya habían despertado la atención de los medios: las baladas “I’ll Stay”, que forma parte de la banda sonora de “Instant Family”; y “My Only One (No hay nadie más)”, cantada a dúo con el colombiano Sebastián Yatra. Pero su nuevo sencillo es otra cosa. “Sentía que como actriz no podía expresarme completamente como quería. Por eso decidí que en mi carrera musical yo estaría a cargo de la dirección de todo: componer lamúsica, escribir las canciones, planificar los videos… Con mi música me siento mucho más libre como artista. Como actriz, una siempre debe seguir las indicaciones de los directores y los productores, que todo el tiempo están diciéndote ‘you should do this and you should  do that’, pero como cantante puedo tener el control. Y así me siento más feliz. Mi primer sencillo es más reguetonero y urbano, pero el resto de mi música será mucho más experimental y tendrá más instrumentos y elementos de la música peruana. De hecho, quiero agradecer el apoyo de Gian Marco, con quien he trabajado en algunas canciones. Me gusta la idea de representar a mi cultura haciendo algo original. En Estados Unidos se conoce muy poco del Perú, salvo quizá por Machu Picchu, y siento que es mi responsabilidad como actriz y cantante atraer la atención hacia el país y promover su imagen”, asegura, antes de anunciar que a inicios del próximo año lanzará un EP y que, luego, empezará a trabajar en lo que será su primer álbum. “¡Pero primero debo terminar de grabar la película que haré en Pittsburgh con Jason Momoa!”, añade, refiriéndose a “Sweet Girl”, el thriller de acción que rodará también para Netflix con el actor de “Aquaman”.

Lea también:  Páginas inciertas: Graydon Carter, mítico editor de "Vanity Fair", anuncia su retiro

Las aventuras de Isabela

En los últimos tres años, la carrera cinematográfica de Isabela Merced ha experimentado un crecimiento vertiginoso. En 2017, la vimos al lado de Mark Wahlberg en “Transformers: The Last Knight” y prestó su voz para la película animada “The Nut Job 2: Nutty by Nature”. Un año después, tuvo un papel sumamente intenso en la cinta de acción “Sicario: Day of the Soldado” y protagonizó, otra vez con Wahlberg, la comedia “Instant Family”, que recaudó más de 120 millones de dólares y recibió comentarios bastante positivos de la crítica. Y 2019 viene siendo el año del despegue definitivo, con sus roles en la novísima franquicia fílmica dedicada a “Dora, la exploradora” y la principal apuesta original de Netflix para la presente temporada navideña.

En el caso de “Dora and the Lost City of Gold”, en la que por cierto también actúa Q’orianka Kilcher, para Isabela era muy importante que la cultura peruana fuera reflejada con respeto y propiedad: “En todos los proyectos en los que he participado, desde ‘Evita’ en Broadway, donde canté en español al lado de Ricky Martin, siempre he tratado de representar con orgullo a mi cultura latina y peruana. Tengo muchos familiares en el Perú y quiero que puedan llegar a estar muy orgullosos de mí. Todos los años trato de viajar allá para pasar unos días con ellos. Y, gracias a mi madre, fui educada desde muy chica en todos los elementos mitológicos de la cultura incaica, que siempre me han fascinado. Inicialmente, para mí fue una sorpresa que la historia de la película se desarrollara en el Perú y que incluso se hablara quechua en ella. Pero me encantó. Ahora espero que las próximas aventuras de Dora sean en un lugar distinto y lejano, como China y otros países asiáticos”.

IsabelaMerced

Tras protagonizar “Dora, la exploradora” y la comedia romántica “Let It Snow”, Isabela comenzó a llamar la atención de afamados directores y productores de Hollywood.

Sobre “Let It Snow”, la primera rom com de su carrera, Merced recuerda que el rodaje de la película fue sumamente divertido, porque muchos de los demás actores del reparto son de su misma generación. “Pero, siendo honesta, prefiero las películas de acción. Me gusta más hacer mis propios stunts (escenas de riesgo) que besar a otra persona frente a cámaras”, aclara, entre risas.

Lea también:  Yo acuso: los famosos acusados de delitos sexuales

¿Qué es lo que se viene para ella y su carrera en la pantalla? Lo primero será “Sweet Girl”, una película de ‘venganza’ que debería llegar a la parrilla de Netflix en el primer semestre del próximo año. “Me encanta hacer cosas distintas. En esta película, seré la hija del personaje de Jason Momoa. Es una cinta de mucha acción, pero que tiene un mensaje muy fuerte contra las compañías farmacéuticas en Estados Unidos. Es una historia seria e intensa, muy diferente a las de ‘Dora’ o ‘Let It Snow’, pero esos son precisamente los desafíos que me gustan como actriz. Así que estoy muy emocionada por ese papel. Además, el rodaje será muy cerca de mi casa, en Cleveland, por lo que podré visitar a mi familia por Thanksgiving. Pero luego viajaré al Perú para pasar la Navidad”.

El afecto por la tierra de sus ancestros maternos que procura transmitir a lo largo de la entrevista nunca se percibe artificial: Isabela realmente está enamorada del Perú. De hecho, al finalizar nuestra conversación comparte otro de los sueños que aún le quedan por cumplir: “¡Un concierto en el Perú! Oh my God, eso sería demasiado maravilloso. Honestamente, ese es mi sueño: hacer un tour mundial y llegar al Perú con mi música”. La estaremos esperando.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.