Hamilton es un musical a ritmo de hip hop sobre los padres de la patria estadounidenses con reparto interracial y un éxito entre público y crítica que se reflejó en la última gala de entrega de los Premios Tony en Nueva York, donde se llevó once de las dieciséis estatuillas a las que postulaba. Al frente de este musical figura Lin-Manuel Miranda, intérprete y autor de la música, la letra y el libreto, un talento neoyorquino de origen puertorriqueño de 36 años que se ha ganado el respeto y el cariño de todo el ambiente teatral estadounidense y la comunidad latina del país, que lo ha convertido ya en uno de sus grandes referentes.

Miranda durante una escena de "Hamilton".

Miranda y otros tres actores durante una escena de “Hamilton”.

Para Lin-Manuel Miranda, la idea de contar la historia de los fundadores de Estados Unidos a ritmo de hip hop “era una locura”, según reconoció en una entrevista realizada días antes de la entrega de los Tony. La historia de Alexander Hamilton, papel interpretado por Miranda, “es una historia universal; la de los inmigrantes; la de este país”, explicaba el artista. Hamilton fue uno de los fundadores de Estados Unidos, el más joven y desconocido. Nacido en el Caribe, llegó a Nueva York tras ser abandonado por su padre y, gracias a su tenacidad y con escasos 22 años, consiguió ser uno de los colaboradores más cercanos de George Washington.

La historia de este protagonista de la revolución estadounidense, cuyo rostro aparece en los billetes de diez dólares, despertó gran interés en Miranda en unas vacaciones, cuando cayó en sus manos una biografía suya.

Lea también:  Angelina Jolie podría perder la custodia de sus hijos con Brad Pitt

Miranda eligió el hip hop para contar una historia clásica “por su energía, porque permite contar mucho en poco tiempo, y porque el hip hop es el estilo musical con el que mejor puede explicar uno sus circunstancias”.

Lin-Manuel Miranda

De padres puertorriqueños y criado en el barrio neoyorquino de Washington Heights, Lin-Manuel Miranda se ha convertido en un referente de la cultura latina en Estados Unidos.

Sobre el futuro que puede abrirse a Hamilton, o si este musical seguirá pasando por Broadway o se trasladará por un tiempo a los estudios de grabación, Miranda no lo tiene claro. “Mi único plan es seguir sobreviviendo. Tengo una hija de 17 meses que hay que cuidar y un perro al que tengo que seguir paseando por muchos premios que me den”.

No obstante, la semana pasada se reveló una noticia que podría dar un indicio del itinerario que seguirá Hamilton en el futuro inmediato: por un lado, el propio Miranda anunció que dejaría su papel en el montaje este 9 de julio (será reemplazado por el actor David Muñoz), pero que antes de su partida se filmará el montaje, seguramente con el objetivo de editarlo luego en formato DVD o Blu-ray. Ese sería el antecedente perfecto para el inicio del rodaje de un largometraje de Hollywood basado en Hamilton, un trascendido que aún no ha sido confirmado.