Como si el cambio de década la invitara a estrenar nuevos hábitos, Charlotte se dejó ver en compañía de Lamberto Sanfelice en el palco VIP del evento ecuestre Longines Paris Eiffel Jumping, cuya tercera edición se celebró a principios de este mes. El director de cine –descendiente, además, de una milenaria familia de la nobleza italiana–, parece ser el causante del buen humor de la segunda hija de Carolina. El amor la ha llevado a comenzar otra etapa, tanto que también ha afectado su lugar de residencia.

31-ARNOLD-SCHWARZENEGGER-OK

Luego de pasar sus días entre Roma y París, en compañía de su hijo de 2 años, Raphaël, se ha asentado definitivamente en la capital italiana; en concrento, en el barrio de Parioli. Por si fuera poco, Sanfelice, de 40 años, ya alternó con los Grimaldi cuando lo invitaron a los Alpes durante el invierno pasado. La relación de Charlotte con el cineasta, confirmada en noviembre del año pasado, significó también la constatación de que, después de tres años juntos, la nieta de Grace Kelly ya no estaba más con el comediante Gad Elmaleh, padre de Raphaël. “Seguimos cerca; somos una familia”, dijo Elmaleh en aquel entonces. Pero lo que aparentaba ser una ruptura amigable no sería tan armónica. Según trascendió, Charlotte ha establecido una serie de condiciones para que el humorista pueda visitar a su hijo; entre ellas, que solo podría verlo si lo hace acompañado de otra persona y que estaría imposibilitado de viajar con Raphaël fuera del Principado de Mónaco, por lo que solamente pueden verse allí.

Sin embargo, al margen de la escasa confianza entre Charlotte y Elmaleh, no hay duda de que los 30 años coronarán un punto de quiebre en la vida de la sobrina de Alberto II. ¿Será el aristócrata Sanfelice el hombre que consiga enamorarla para siempre?