Todos están hablando de Winona Ryder y su papel protagónico en “Stranger Things”, la serie de los hermanos Duffer, pero ella venía articulando su magistral regreso desde que hace un año posara para la nueva campaña de Marc Jacobs, donde la podíamos ver con un aire completamente gótico, quizás emulando uno de los papeles que la lanzó a la fama en la película “Beetlejuice”. En los noventa, hablar de Winona Ryder era hablar de un ícono de esa generación que la vio en filmes como “El joven Manos de Tijera” y “Reality Bites”, la misma que aquí se llamó “Generación X” y que reflejaba la vida de un grupo de amigos en sus veinte que enfrentaba la dura realidad de la madurez. Hoy ella prefiere desligarse de esa imagen que la une estrechamente a esa década y escoger papeles de mujeres de su edad. A los 44 años ha sabido sobreponerse al colapso de la fama y a la falta de trabajo. Tal vez siempre quiso alejarse del clásico modelo de adolescente estadounidense que retrataba, por ejemplo, John Hughes en sus películas. Winona quiso ser lo opuesto a Molly Ringwald, que siempre encarnaba a la cándida joven de secundaria que buscaba el amor ideal. Lo de ella era lo contrario, lo extraño, lo gótico y extravagante, y eso encantó a muchos.

El nuevo éxito de Netflix se estrenó el 15 de julio de este año.

El nuevo éxito de Netflix se estrenó el 15 de julio de este año.

La oportunidad de encontrar el papel ideal en esta nueva etapa de su vida llegó con el estreno mundial en Netflix de “Stranger Things”, un drama de suspenso y ciencia ficción que ha recibido excelentes críticas de parte de la prensa especializada, pero también de los fans, que han visto cómo la estética de la serie inspirada en los años ochenta los lleva de vuelta a su niñez y adolescencia con pasajes que evocan a películas como “E.T.”, “The Goonies” y “Alien” (Winona llegó a coprotagonizar una de las secuelas de esta última). “Para brillar en un proyecto, la historia tiene que ser la estrella y tener luz propia, y creo que todos los que participamos en esta serie formamos parte de un juego de sensaciones y acertijos que avanzará paulatinamente y con la curiosidad de por medio”, dijo la actriz en una reciente entrevista. La historia comienza con la desaparición del hijo de Joyce, el personaje encarnado por Winona, y lo que viene luego es una serie de sucesos paranormales en donde se mezclan confabulaciones gubernamentales, criaturas monstruosas y una banda sonora digna de rescatar. Es en ese escenario donde la expareja de Johnny Depp se luce con un registro dramático notable. En otra entrevista, Winona dijo que literalmente había pasado dos meses llorando todos los días, en alusión a su sufrido y conmovedor personaje. Otro de los grandes aciertos de la producción fue el casting de niños actores, quienes han dicho que están fascinados de trabajar con una actriz de la talla de Winona y que simplemente han aprendido de ella viéndola actuar.

Winona Ryder ha sido nominada en dos ocasiones a los premios Oscar.

Winona Ryder ha sido nominada en dos ocasiones a los premios Oscar.

Por Jonathan Reyes

Lee el texto completa en la versión impresa de COSAS 600.