La comediante conocida por su rol en The New Adventures of Old Christine, y por ser una activista política por los derechos de las mujeres y de la comunidad LGTB, fue diagnosticada con cáncer tras someterse a una reducción de busto. Gracias a esta operación fue más fácil detectar el carcinoma que se estaba desarrollando en su seno izquierdo.