Ahora que ya es un hecho, la única pregunta que queda es ¿por qué tomó tanto tiempo? Es tan obvio el romance entre Jennifer Lopez y Alex Rodríguez, que parece ridículo que ambos hayan recorrido un camino sentimental tan largo para llegar al sitio donde, visto en retrospectiva, siempre se supo que iban a llegar.

Basta con verlos. Los dos latinos, los dos riquísimos, siempre abiertos a una nueva aventura, a una nueva pasión, y los dos legendarios profesionales que, a pesar de su agitada agenda, han dejado un enorme espacio para, si no el amor, al menos algo que se le parece. Jennifer, de 47 años, y Alex, de 41, llevan solo unas semanas de relación, pero ya poseen, al menos, tres elementos básicos del “celebrity romance” contemporáneo: un diminutivo, ‘J-Rod’; un viaje como incógnitos al Caribe; y un selfie en Instagram, que, quién sabe por qué, fue borrado de la cuenta de Lopez poco después de haber sido publicado. Jennifer no necesita mayores presentaciones, pero Alex, su nuevo compañero, puede ser desconocido para cualquiera que no viva en Estados Unidos o no sea aficionado al béisbol, un deporte en el que, hasta su retiro, hace un par de años, era considerado el más grande campeón, con un contrato anual de aproximadamente 20 millones de dólares con los Yankees, varios millones más producto de auspicios y convenios publicitarios, y una fama tan grande como la de su nueva novia. Igual que JLo, Alex tiene un considerable prontuario sentimental, lo que nos lleva a presentar esta guía comparada de la ruta romántica de la flamante pareja.

Lea también:  Todo sobre el matrimonio de Ale Denegri y Jota Haya de la Torre

Las chicas de Alex

Cynthia Scurtis: Rodríguez estuvo casado con Cynthia durante seis años hasta su separación definitiva, en 2008. La pareja tiene dos hijas, Natasha y Ella. Durante su matrimonio hubo intensos rumores y comentarios sobre las infidelidades del atleta, y Cynthia, en los papeles de divorcio, lo acusó de haber abandonado “emocionalmente” a su familia.

Madonna: En 2008, mientras se encontraba solo entrenando en Nueva York, lejos de su mujer y sus hijas, quienes estaban en Miami, Rodríguez se convirtió en visitante frecuente del departamento de Madonna, en el Upper West Side. Cynthia después acusó a la cantante, dieciséis años mayor que el beisbolista, de haber “lavado el cerebro” de su marido con su fanatismo por la Kabbalah.

Kate Hudson: Inmediatamente después de su divorcio, Rodríguez comenzó, en 2009, una relación con Kate Hudson. El romance duró nueve meses, y terminó, según informes de prensa de la época, porque la actriz le dio un ultimátum, insistiendo en que las cosas se hicieran más serias.

Cameron Diaz: La actriz y Rodríguez fueron inseparables entre mayo de 2010 y setiembre de 2011, apareciendo juntos en varias ocasiones, incluyendo una famosa cita en un estadio, donde ella fue fotografiada dándole de comer en la boca. Las cosas llegaron a ser tan serias que intentaron comprar una casa, juntos, en Miami.

Demi Moore: Rodríguez y Demi fueron vistos juntos en un restaurante, en 2012, y poco después, acompañada de un gato en sus brazos, la actriz fue fotografiada en una fiesta en la casa del campeón.

Torrie Wilson: La atractiva modelo y atleta fue la novia de Rodríguez durante tres años. En 2015, la relación terminó porque, según ella, el campeón tenía tendencia a las infidelidades, no estaba listo para comprometerse y su exmujer aún tenía “un rol importante en su vida”.

Lea también:  El estilo de Jennifer Lopez sobre la alfombra roja

Anne Wojcicki: La última relación de Rodríguez antes de la aparición de JLo fue con esta multimillonaria empresaria del área tecnológica, ex esposa del fundador de Google, Sergey Brin. “Fueron una pareja inusual”, comentó una fuente al “New York Post” después de la ruptura.

Los chicos de JLo

Ojani Noa: Se conocieron cuando Jennifer recién iniciaba su carrera y él trabajaba como modelo/mesero en Miami. A pesar de que han pasado veinte años desde su divorcio, Noa continúa hablando públicamente de su exmujer. Hace un año, amenazó con filtrar un “sex tape” de los dos y la criticó por “poner su carrera por sobre el amor”.

Sean Combs: Estuvieron juntos intermitentemente entre 1999 y 2001, hasta que ambos se vieron envueltos en una confusa y violenta balacera en un club nocturno de Nueva York. JLo y Combs fueron arrestados, pero ella fue puesta en libertad pocas horas después.
Cris Judd: JLo comenzó su relación con Cris, uno de sus bailarines, poco después de su ruptura con Combs. La pareja se casó en 2001 y permaneció junta nueve meses. Él recibió una “pensión” de 10 millones de dólares, y ella quedó libre para iniciar su famoso romance con Ben Affleck.

Ben Affleck: Según muchos, Affleck fue el verdadero amor de JLo. Conocidos internacionalmente como ‘Bennifer’, mantuvieron dos años de relación, entre 2002 y 2004. Pero cuando estaban en los últimos preparativos para su matrimonio, el actor, abrumado por la atención periodística y del público, decidió terminar el noviazgo.

Marc Anthony: Amigos desde la juventud, JLo y el famoso salsero contrajeron matrimonio en 2004 y se convirtieron en padres de los mellizos Max y Emme, cuatro años después. Aunque el divorcio llegó en 2011, ambos continúan manteniendo una cercana amistad.

Jennifer Lopez y su entonces esposo Marc Anthony en un partido de los Yankees de Nueva York, donde Rodríguez fue una gran estrella.

Casper Smart: Jennifer buscó consuelo, después de su separación de Anthony, en su propio grupo de bailarines. El elegido fue Casper Smart, dieciocho años menor que ella, con el que mantuvo un romance de cinco años que terminó el año pasado. 

Lea también:  Brad Pitt y Angelina Jolie empiezan a encontrar armonía en sus vidas

Por Manuel Santelices