A veinte años del asesinato del legendario diseñador, el productor y director Ryan Murphy regresa a la escena del crimen en Miami Beach para filmar la versión televisiva de la tragedia. El elenco estelar incluye a Penélope Cruz, DarrenCriss, Ricky Martin y Édgar Ramírez como el recordado Gianni.

Por Yenny Nun

El actor venezolano ha sorprendido a los medios por su gran parecido con
el diseñador.

Aunque The Assassination of Gianni Versace, la nueva saga de la serie American Crime Story, del productor y director Ryan Murphy, no se estrenará en las pantallas de Estados Unidos hasta comienzos de 2018, ya se ha convertido en la obsesión de todo Hollywood y de aquellos que recuerdan con tristeza y horror la muerte del célebre diseñador. Hace casi dos décadas, el 15 de julio de 1997, Versace fue asesinado con un par de tiros en las escalinatas de su fabulosa mansión en Ocean Drive, Miami Beach, por un joven y perturbado asesino en serie llamado Andrew Cunanan. Su muerte revolucionó el mundo de la moda y del espectáculo, donde Versace era considerado un monarca indiscutido. En la serie, que actualmente se filma en Miami, en la misma residencia que ocupó el diseñador, Casa Casuarina, el papel de Gianni es interpretado por el actor venezolano-americano Édgar Ramírez (Zero DarkThirty, TheBourneUltimatum), quien consiguió un asombroso parecido físico con su personaje. Conversamos con él durante los primeros días grabación.

¿Has descubierto tu propio Versace en el proceso de rodaje de esta serie?

Estoy en la mitad de ese proceso, descubriendo a Versace. Esta es la primera vez que hablo sobre un personaje en el que todavía estoy trabajando. Han sido solo dos o tres semanas hasta ahora, y aunque hagas toda la preparación e investigación necesaria, hay cosas que van apareciendo en el camino, especialmente la interacción con el resto de los personajes. Gianni fue un revolucionario y, en mi opinión, tenía una visión “rock star” de la moda. Era un polarizador, y creo que eso es lo que lo hacía tan interesante, nunca aburría. Puede que le haya gustado o no a la gente, pero nadie quedaba indiferente. Tenía una visión muy específica y tomaba inspiración de todo. Era muy democrático. Tenía interés en los ricos y famosos, pero también en los marginados, en los rechazados, en los que de algún modo quedan rezagados por la humanidad. Eso es algo con lo que, en el plano personal, me siento identificado.

Ryan(Murphy) ha dicho que fue muy difícil para ti filmar las escenas del asesinato…

Fue muy interesante este ejercicio de abandono y también de confianza, porque tuve que pasar muchos días con los ojos cerrados, siendo manipulado por otras personas y escuchando las emociones que Ricky Martin, que interpreta a Antonio D’Amico, descargaba en su escenas. Gianni fue declarado muerto una hora después de que le dispararan, así que es posible que una parte de él haya escuchado y sentido lo que sucedía alrededor en esa hora. Entré en un estado de meditación, porque no te puedes dormir, tienes que estar alerta, aunque no estés haciendo nada.

Ramírez durante el rodaje de “The Assassination of Gianni Versace”.

¿Hay algo que hayas aprendido de Gianni que te haya sorprendido?

Hay una percepción errónea respecto a él. La gente piensa que era un hedonista interesado en vestir solo a los “nouveauxriches”, que adoraba las explosiones de dinero y que pensaba que más es más. Pero descubrí que era una persona muy privada, muy tranquila, que no le gustaba realmente ir a fiestas ni salir de noche. Aunque eso era parte de la energía que usaba como inspiración, no era parte de su vida privada. Era un hombre orientado a la familia, lo que es fácil de entender en un italiano. Creó la “House of Versace” junto a miembros de su familia y descansaba mucho en su hermana, su hermano y otros familiares. Nunca dejó de ser el chico que creció en Regio de Calabria, muy apegado a su madre. Eso es algo que me parece fascinante, porque pienso que para ser realmente universal tienes que entender de dónde vienes. Si no lo entiendes, entonces no sabes a dónde ir.

¿Crees que si estuviera vivo estaría luchando por los derechos de los gays?

Absolutamente. Fue el primer diseñador de modas importante en salir del clóset, y, aunque sea difícil creerlo, hace veinte años eso fue un gran paso. Había gente incluso en el mundo de la moda que pensó que podía dañar a su marca. No quiero revelar demasiado de nuestro guion, pero hay ahí una idea subterránea de cómo la homofobia jugó un gran papel en la cadena de eventos que llevó al asesinato de Gianni. Andrew Cunanan asesinó solo a gente gay o que se sospechaba que podía ser gay, un aspecto que definitivamente vamos a explorar en la serie.

En la serie, Penélope Cruz interpreta a Donatella Versace.

¿Cómo están interpretando Penélope Cruz y tú la complicada relación entre Gianni y Donatella Versace?

Esa es una de las interacciones más interesantes de la historia. La casa Versace estaba basada en esa relación, que a veces se siente realmente como una tragedia griega. Tiene elementos muy clásicos, que creo que vienen de un aspecto cultural de la familia. Gianni y Donatella eran muy cercanos, se nutrían el uno al otro. El primer vestido que hizo Gianni fue para Donatella; ella era su musa y también expresaba su lado más salvaje. Era su presencia en el mundo: salía, observaba, y luego le contaba a él lo que había visto en términos de sociedad y celebridades. Versace es un imperio que fue construido con esa relación. Por un lado, no hay nadie en quien puedas confiar más que en tu familia, y por el otro, cuando se trata de cosas comerciales, todo siempre se complica. La de ellos fue una relación muy profunda, muy intensa y muy volátil. Lo más importante fue el amor que sentían el uno por el otro.

LEE LA ENTREVISTA COMPLETA EN LA EDICIÓN 625 DE COSAS.