Tras su mediática separación de Brad Pitt y las numerosas operaciones a las que se sometió para evitar el cáncer, una de las estrellas más multifacéticas de Hollywood conversó con COSAS acerca de su más reciente experiencia como directora, su amor por Camboya y sobre cómo viene superando los obstáculos relacionados con su vida sentimental y su salud.

Por Yenny Nun

Angelina Jolie

La directora de “First They Killed My Father” junto a la protagonista del filme, Sareum Srey Moch.

Llega a la entrevista, en el Hotel Four Seasons de Beverly Hills, caminando muy erguida, perfectamente maquillada, luciendo un vestido blanco de Bottega Veneta. Da la impresión de que estuviera más frágil que antes, no tanto por su extrema delgadez, sino por su actitud. Para ella ha sido un año muy difícil. Además de su divorcio de Brad Pitt, con quien mantuvo una relación sentimental que duró doce años –diez años de convivencia sumados a otros dos ya formalmente casados–, se sometió a una doble mastectomía y a la extirpación de sus ovarios con el propósito de prevenir un cáncer que, debido a su genética y antecedentes familiares, tenía altas probabilidades de desarrollar en el futuro.

A pesar de todos los obstáculos, Angelina Jolie continuó con su carrera profesional. Se mudó a Camboya con su prole por cuatro meses para dirigir su cuarta película, “First They Killed My Father”, inspirada en la historia verídica de su amiga Loung Ung, quien, a la edad de cinco años, fue testigo del genocidio en Camboya después de que el grupo Khmer Rouge llegara al poder, lo que le costaría la vida a dos millones de camboyanos.

Angelina Jolie

Afiche de “First They Killed My Father”, escrito en camboyano. La película ya está disponible a través de Netflix.

¿Por qué, a excepción de “By the Sea”, elegiste el tema bélico para tres de las películas que has dirigido?

Creo que se debe a mi trabajo en las Naciones Unidas, que me ha dado la oportunidad de visitar muchos países y de conocer sus historias. A través de mis películas he tratado de entender sus conflictos más a fondo. El caso de Camboya me atrajo desde un principio porque percibí que el país no estaba sintiendo lo que yo sentía en relación al conflicto, que no se estaban conectando con la juventud. Además, me enteré de que no se enseñaba acerca de esta guerra en los colegios. Así comenzó este proyecto, que al principio fue muy pequeño, pero creció cuando llegó el momento de producir y dirigir el filme. Quise que mi hijo Maddox aprendiera acerca de la historia de su propio país e intuí que, cuando él estuviera listo, viajaríamos a Camboya y la haríamos juntos. Creo que esta película es muy importante para la identidad de Camboya, para la nueva generación de camboyanos, ya que el 70% de ellos son menores de treinta años.

¿Por qué Camboya es tan importante para ti?

Porque fue el país que me ayudó a darme cuenta, desde la primera vez que estuve allí, de lo que realmente me importaba en la vida. Viví en la frontera con Tailandia, y la gente me contó de los campamentos, de sus vivencias como refugiados y sus problemas con las minas antipersonales. Realmente, me abrieron los ojos. Además, gracias a ese país me convertí en madre por primera vez. Soy ciudadana de Camboya desde hace diez años y tengo una casa allí. Es un lugar al que podemos ir y ser una familia muy diferente. Ahí, simplemente soy una mamá. ¡Es fabuloso!

Angelina Jolie

En Jordania, junto a un grupo de refugiados sirios.

Un año muy difícil

Imagino que te ha sido difícil promover esta película con todo lo que ha sucedido en tu vida…

Estoy bien. Es duro… De hecho, esta es la primera vez que doy una entrevista en mucho tiempo y, créeme, no es fácil. Ahora estoy más tímida, porque no me siento tan fuerte como antes.

¿Cómo te estás cuidando, sobre todo teniendo en cuenta de que estás entrando en la menopausia?

Trato de enfocarme en lo mucho peor que podría ser todo. Estoy tan feliz de no tener cáncer, estoy contenta de haberme hecho las cirugías que ojalá prevengan esta enfermedad; y, si me llegara a atacar el cáncer, tardaría varios años más en desarrollarse, y eso me da mucha tranquilidad. Por supuesto que a veces siento que mi cuerpo recibió un golpe por las operaciones a las que me tuve que someter, sumado a todo el tema emocional. Ha sido un año muy difícil y, además, he tenido otros problemas de salud (estuvo aquejada de Bell’s palsy, un tipo de parálisis facial que se trató con acupuntura). Mi salud es un área que debo monitorear constantemente. Pero, a pesar de todo, trato de reír lo más posible, de estar alegre. En cuanto a mi menopausia, quiero que otras mujeres sepan que pueden pasar por la menopausia y una mastectomía y, aun así, sentirse muy femeninas.

Angelina Jolie

Angelina Jolie y el entonces secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en 2016.

¿De dónde sacas fuerzas para seguir adelante?

Habiendo perdido a mi mamá por culpa del cáncer, deseo que otras mujeres tengan la información que las pueda ayudar en la misma situación. Para mí es un honor poder hacerlo.

¿Ha sido difícil para ti volver a estar soltera?

No lo disfruto, no es algo que yo quería, no hay nada bueno en ello y ha sido muy duro.

LEE LA ENTREVISTA COMPLETA EN LA MÁS RECIENTE EDICIÓN DE COSAS.