A través de la creación de una tienda especializada en fiestas, Party Pieces, los Middleton han logrado amasar una millonaria suma de dinero. Este Halloween continuarán aumentado su lista de ingresos con la venta de disfraces y artículos decorativos. 

Michael y Carol Middleton, los padres de Kate Middleton -la duquesa de Cambridge- no nacieron como royals. Ambos se conocieron mientras trabajaban como auxiliares de vuelo en la aerolínea British Airways y hoy ya tienen 37 años de casados. Si bien Michael nació en una familia adinerada que ya tenía un parentesco con la aristocracia -su abuelo, Richard Noel Middleton, se casó con la aristócrata Oliva Lupton-, los Middleton amazaron su fortuna a través de un negocio familiar muy reconocido en el Reino Unido.

Los padres de Kate Middleton durante la ceremonia de compromiso de los duques de Cambridge.

Ambos son dueños de Party Pieces, una tienda especializada en decoración para fiestas, que también ofrece una amplia variedad de disfraces de Halloween para bebés, niños y adultos. La tienda es famosa por la gran cantidad de productos que vende: desde platos y vasos para hacer tu fiesta con la temática de Harry Potter, hasta globos y objetos para celebrar unas bodas de oro con estilo. Si piensas en la temática de una fiesta o si quieres crear la tuya desde cero, en Party Pieces todo es posible. 

Negocio de éxito

Según el diario británico The Daily Mail, Party Pieces -que este año celebra su 30 aniversario- tiene un valor estimado de 30 millones de libras -en cifras que datan del 2011-. La idea de la tienda nació en 1987, cuando los Middleton decidieron formar una empresa para dejar su trabajo en la aerolínea: “Después de pasar tres años trabajando para British Airways en Jordania, decidimos que era tiempo de regresar el Reino Unido para la escuela de Kate”, see lee en la historia de la tienda escrita por Carol Middleton. 

En el 2013, los padres de la duquesa de Cambridge la visitaron en el Hospital de St. Mary para recibir la llegada del príncipe George. 

Además, en los años ochenta no existían muchos lugares para comprar artículos para fiestas y Carol se dio cuenta de que ese era un sector que necesitaba una tienda especializada en el Reino Unido: así, cuando tenía seis meses de embarazo -de su hijo, James Middleton- se inició en la venta de artículos para fiestas con un pequeño flyer donde vendía los productos de sus distribuidores. 

Al inicio, Party Pieces empezó como un pequeño negocio familiar en una oficina y hoy ya es una empresa consolidada con más de 40 empleados que realiza 4000 envíos por semana: “Espero que mi historia inspire a que otras mamás tomen impulso e intenten realizar sus ideas” finaliza Carol.  

Disfraces en polémica

Si bien es imposible negar el éxito que la tienda de los Middleton ha cosechado, Party Pieces no ha estado exenta de polémica en los últimos años, especialmente desde que Kate Middleton se convirtió en la duquesa de Cambridge (y la prensa empezó a fijarse aún más en el trabajo de la tienda). El último escándalo en contra de la tienda empezó a raíz de un artículo de la web Channel Mum, donde se criticaba el sexismo de algunos disfraces para niñas. Según la web, el disfraz Midnight Mischief Costume no es apropiado para las niñas, debido al estilo del vestido en forma de corsé. 

Imagen: Party Pieces

Otro de los disfraces de Party Pieces que se criticó fue el de zombie quemado (que ya no aparece en la web). Según una noticia del Business Insider, este disfraz era bastante inapropiado teniendo en cuenta lo que sucedió en The Grenfell Tower, el devastador incendio que ocurrió en Londres el pasado mes de junio. Los padres del portal Channel Mum consideraron el disfraz de insensible y no respaldan las propuestas de Party Pieces.

A pesar de las pequeñas críticas que buscan desprestigiar a los Middleton, Party Pieces continúa alegrando las fiestas de niños y grandes en el Reino Unido.