Este martes, la duquesa de Cornwall cumple 71 años en el momento más estable de su vida. Los seguidores de Lady Di parecen haberla perdonado y su papel en la familia real británica es cada vez más importante. Sin embargo, hubo un tiempo en el que nada fue así, cuando Camilla Parker Bowles estaba enamorada del hombre equivocado.

Lo conoció cuando tenía 23 años en un partido de polo. Eran los años setenta cuando Camilla Parker Bowles y el príncipe Carlos se hicieron entrañables amigos. Según la BBC, como no había una propuesta de matrimonio, ella se comprometió con el oficial de caballería Andrew Parker Bowles. Se casaron en 1973 y tuvieron dos hijos (Tom Parker Bowles y Laura Lopes).

“A pesar de estar casada, Camilla siguió siendo una de las amigas más confiables de Carlos, y la leyenda dice que ayudó al príncipe a elegir una esposa adecuada: Lady Diana Spencer”, expresó la BCC sobre su amistad con el heredero.

Andrew Parker Bowles se casó dos veces más después de su fallido matrimonio con Camilla.

En 1981, Camilla asistió como invitada a la boda del heredero a la corona británica y Diana Spencer. A pesar de ese enlace, la relación de Camilla con el príncipe Carlos se hizo tan estrecha que ella llegó a divorciarse de su esposo en 1995. Él haría lo mismo solo un año después, en 1996. “La relación entre el príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles provocó una gran tensión en el matrimonio de cuento de hadas del príncipe, y en 1994 Charles admitió el adulterio en la televisión nacional”, señala la publicación británica.

La anti princesa del pueblo

Lady Di nunca se quedó atrás al momento de explicar por qué terminó su matrimonio. “Éramos tres en ese matrimonio, una multitud”, reveló la ‘princesa del pueblo’ en su última entrevista. Para ella, enterarse de que su marido había reiniciado su vida con su eterna amante fue muy doloroso. “Fue devastador. Bulimia galopante, desesperanza, y sentimientos de que no era útil en ningún aspecto”, confesó.

Tras anunciar su divorcio con Lady Di, el príncipe hizo pública su relación con Camilla.

La muerte de Lady Di en 1997 ahondó la antipatía del pueblo británico por Camilla Parker Bowles. En oposición a la ‘reina de corazones’, Camilla no era querida y tuvo que alejarse de la opinión pública hasta que el dolor por el fallecimiento de Diana Spencer cesara. “Ante esto, Camilla decidió retirarse a su residencia de Ray Mill, una casa de campo a 17 millas de Highgrove ligeramente destartalada que se compró después de su divorcio”, contó ABC. 

Cansada de que su novia viviera en el exilio, el príncipe Carlos buscó desmitificar la imagen de Lady Di en la opinión pública con un libro. “Gracias a la ayuda de la periodista Penny Junor, publicó un libro sobre Diana en el que difundía la cara oculta y desconocida de la princesa, a la cual describía como una esposa desequilibrada e infiel, que padecía un trastorno de personalidad, un hecho que le había obligado a Carlos a refugiarse en su primer y verdadero amor”, añade la publicación española.

A pesar de sus intentos por traerse abajo la imagen de Lady Di, solo el tiempo calmó los enfrentamientos entre el pueblo británico y Camilla. A cambio de su paciencia, el príncipe Carlos le compró caballos, un automóvil, y se dedicó de lleno a su manutención. “Un miembro de su familia me la describió como la mujer más floja que nació en Inglaterra en el siglo XX”, reveló un periodista en aquel entonces. 

Dos años después la pesadilla parecía llegar a su fin y, en 1999, la primera aparición de Carlos y Camilla como pareja se hizo realidad en el Hotel Ritz, situado en el centro de Londres. Ese día ambos posaron juntos en la puerta del evento y Camilla respiró en paz. Ya no era una de las mujeres más odiadas del Reino Unido. ¿O acaso lo seguía siendo?

El príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles en el Hotel Ritz. 

Duquesa del Reino Unido:

Tras 30 años de romance, la reina Isabel II aceptó el matrimonio de su hijo. El príncipe CarlosCamilla Parker Bowles se casaron el 9 de abril del 2005 en el Ayuntamiento de Windsor. Tras la ceremonia civil, el enlace fue bendecido en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, la misma en la que se casaron el príncipe Harry y Meghan Markle. 

En vez de otorgarle el título de princesa de Gales, lo que podría haber sido percibido como una deshonra a la memoria de Lady Di, Camilla recibió el título de Cornwall y hoy es reconocida en la familia real británica como la duquesa de Cornwall. Aún existen bastantes polémicas en torno al título que tendrá Camilla cuando el príncipe Carlos llegue al trono británico. Los medios británicos esperan que ella no sea declarada como la reina consorte de Inglaterra y que solo obtenga el título de princesa. 

El príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles el día de su matrimonio.

Parece que el drama al fin ha dejado de perseguir la relación del príncipe Carlos y Camilla Parkes Bowles. Hoy en día, la pareja asiste con regularidad a todos los eventos de la familia real británica sin esconderse. Además, ambos viven juntos en Clarence House, la residencia oficial de Carlos de Gales, que siempre comparte las actividades de la pareja en sus redes sociales y que no ha dejado de felicitarla en el día de su cumpleaños. 

Hoy en día, Camilla Parkes Bowles es más que la amante del príncipe Carlos y parece que el dolor de Lady Di solo estará en nuestros corazones.